Cinco casas que guardan la memoria de grandes de la literatura

Las casas de Pessoa, García Lorca, Víctor Hugo, Shakespeare y García Márquez acercan una mirada más íntima a sus creaciones

Hay escritores de fama universal que se convierten en un imán turístico. Los bares en que ha bebido Ernest Hemingway, los hoteles que inspiraron a Agatha Christie y los parques que Jorge Luis Borges caminaba en su oscuridad se encuentran en diversas rutas temáticas en sus ciudades de origen o adopción.

Por supuesto, también sus casas se convierten en pequeños centros de peregrinación, que en ocasiones exceden a los seguidores de su obra.

Sino, cabría ver cuántos los asistentes al museo de Kafka en Praga realmente leyeron El castillo o La metamorfosis.

Viajamos por España, Portugal, Colombia, Francia e Inglaterra para conocer cómo son las casas museos de cinco grandes valores literarios, como son García Lorca, Pessoa, García Márquez, Víctor Hugo y Shakespeare.

Federico García Lorca

Fuente Vaqueros es un pueblo de aires rurales a 20 km de Granada. Allí nació y vivió Federico García Lorca hasta su juventud.

La casa natal de García Lorca es una típica vivienda rural, donde los vecinos cuidaron de las pertenencias familiares hasta que abrió como museo

Incluso cuando ya había abandonado Andalucía por la Residencia de los Estudiantes en Madrid volvería cada verano a su pueblo, donde pasaba mitigaba el calor bajo el fresco de las estancias encaladas.

Huerta San Vicente, la casa natal de García Lorca. Foto: Huerta de San Vicente
Huerta San Vicente, la casa natal de García Lorca. Foto: Huerta de San Vicente

La casa-museo, que abrió sus puertas en 1970, es una vivienda tradicional del ámbito rural, que servía tanto como hogar como depósito de las cosechas.

Muchas de las pertenencias personales y de su familia habían sido conservadas por los vecinos que se encargaron de vigilar la propiedad y de atender la explotación de las tierras.

La Huerta de San Vicente, ese es su nombre, se divide en dos ámbitos.

Las estancias comprenden el recibidor, la sala de piano, el comedor, la cocina y el dormitorio de García Lorca, tal como el poeta pidió a su familia que sea conservado.

La austera habitación del poeta. Foto: Huerta de San Vicente
La austera habitación del poeta. Foto: Huerta de San Vicente

Además de objetos personales se pueden encontrar pinturas de Rafael Alberti, Salvador Dalí, Santiago Ontañón y Rafael Barradas, entre otros.

En tanto la planta superior de la vivienda se transformó en una sala de exposiciones, entre muestras temporales y permanentes.

Dentro de estas últimas se encuentra una valiosa colección de dibujos, manuscritos y fotos de García Lorca.

Victor Hugo

El poeta, dramaturgo, novelista y político Victor Hugo nació en una residencia de tres plantas en la pequeña ciudad de Besançon​​, al oeste de Francia.

Su casa natal se convirtió en un centro interpretativo de su obra más que en un museo o en un sitio de homenaje, precisan sus organizadores.

La casa natal de Victor Hugo está en el pueblo francés de Besançon. Foto: Maison Victor Hugo
La casa natal de Victor Hugo está en el pueblo francés de Besançon. Foto: Maison Victor Hugo

De hecho el literato vivió casi toda su vida en París, y en su juventud también residió en España y Nápoles.

Pero para honrar a su memoria el lugar despliega una interesante exhibición multimedia, con las escaleras de acceso que recorren su biografía, y con las paredes decoradas con citas, manuscritos y retratos y bustos suyos y de su familia.

Uno de los orgullos del centro es la primera edición de Los Miserables, publicada en 1862.

La casa recorre el pensamiento y la obra del autor de 'Los Miserables'. Foto: Maison Victor Hugo
La casa recorre el pensamiento y la obra del autor de ‘Los Miserables’. Foto: Maison Victor Hugo

El lugar pone el acento en los compromisos políticos de Victor Hugo, defensor de la educación pública y los derechos de las mujeres, y sus instalaciones suelen organizar conferencias, ciclos de cine y presentaciones en torno a su obra y legado.

Fernando Pessoa

La casa de Fernando Pessoa en Lisboa vuelve a recibir visitas tras una profunda modernización, donde se han mejorado los espacios expositivos y se ha creado una decoración acorde con la talla del escritor, como las hojas que tapizan las paredes.

Tras un profundo proceso de renovación la casa donde Fernando Pessoa vivió sus últimos 15 años vuelve a recibir al público

En la vivienda de la calle Coelho da Rocha 16-18 el escritor vivió durante 15 años. Allí se encuentra su valiosa biblioteca, que se presenta de una manera más didáctica, y que es un tesoro para los estudiosos de su obra y de la literatura portuguesa.

Retrato del escritor portugués. Foto: Casa Fernando Pessoa
Retrato del escritor portugués. Foto: Casa Fernando Pessoa

También hay una interesante colección de autores que analizan la vida de Pessoa y su obra y de análisis de la poesía; y diversas ediciones de sus trabajos traducidos a 30 idiomas.

En el museo se puede ver la máquina de escribir Royal 10, que usaba en la empresa de exportaciones en que trabajó hasta su muerte en 1935, pero que también empleaba clandestinamente para redactar sus obras.

La literatura invade las paredes de la casa. Foto: Casa Fernando Pessoa
La literatura invade las paredes de la casa. Foto: Casa Fernando Pessoa

Cuadernos, documentos personas, cajas de cerillas y las famosas gafas sin marco que eran su seña de identidad están expuestos con un criterio museístico.

Además hay varios retratos como el que Almada Negreiros realizó con Pessoa leyendo a Orfeo.

William Shakespeare

Stratford-Upon-Avon es un pueblo a 45 km de Birmingham, que si no fuera porque es el pueblo natal de William Shakespeare, pasaría desapercibido para el mundo.

Hay muchos misterios en torno a la vida personal del gran bardo inglés nacido en 1564. Pero parece que no hay dudas en torno a cuál fue la casa donde llegó al mundo, una vivienda restaurada en el siglo XVI bajo el estilo Tudor, rodeada de hermosos jardines.

Convertida en museo, un guía vestido como si estuviera en pleno reinado de Isabel I invita a pasar por las estancias, que conservan el mobiliario de la época.

Walk in Shakespeare's footsteps in his home town of Stratford-upon-Avon Book online www.shakespeare.org.ukDepartment for Digital, Culture, Media and Sport VisitEngland

Gepostet von Shakespeare Birthplace Trust am Dienstag, 18. August 2020

Desde hace cuatro años allí se encuentra la exposición permanente ‘Famous Beyond Words’, donde se explora su prolífica obra, las traducciones y su influencia en la cultura universal a lo largo de los siglos.

Algunos grandes escritores como Charles Dickens y Walter Scott no pudieron resistir la tentación de dejar su firma grabada en el vidrio de la habitación natal del creador de Romeo y Julieta.

La casa estilo Tudor donde (supuestamente) nació Shakespeare. Foto: The Shakespeare Birthplace Trust
La casa estilo Tudor donde (supuestamente) nació Shakespeare. Foto: The Shakespeare Birthplace Trust

La vista a la vivienda de Shakespeare se complementa con el recorrido por otras casas del escritor y su familia, como Hall’s Croft (hogar de su hija Susanna y su yerno John) y Anne Hathaway’s Cottage, la residencia de la familia de su esposa.

Para darle un interesante toque gastronómico, vale la pena pasar por la Granja de Mary Arden, que perteneció a la familia de su madre, donde se preparan platos tradicionales a mano de cocineras ataviadas con vestidos tradicionales

Gabriel García Márquez

García Márquez nació en Aracataca, una localidad del departamento de Magdalena, en Coliombia.

Sin dudas, cuando se camina por sus calles de casas de tejas y vegetación exuberante se entiende dónde se inspiró para crear el universo de Macondo, su pueblo más universal.

Su casa natal, que pertenecía a sus abuelos, fue convertida en museo en 2010, después que la propiedad fuera arrasada por una tormenta.

La casa natal de García Márquez permite descubrir las inspiraciones de sus obras literarias.

La vivienda forma parte de un conjunto patrimonial integrado por la Casa del Telegrafista, donde trabajó su padre Gabriel Eligio García; la Iglesia de San José, en la que fue bautizado el escritor; y la Estación del Tren, tan presente en su obra.

El visitante accede por el Corredor de las Begonias y a partir de allí se encuentra con las diferentes estancias, como el cuarto de los abuelos, la sala de recibo, el taller de platería, la sala de visitas y las dependencias familiares.

Vistas a la entrada a la casa natal de Gabriel García Márquez.

También la habitación de cuando García Márquez era niño, decorada con imágenes religiosas.

A lo largo de la propiedad, de paredes de madera blanca y techo de teja, hay fragmentos de sus obras que reflejan el homenaje que hizo a sus recuerdos de la niñez.

a.
Ahora en portada