Arabia Saudí diseña un megacomplejo turístico en su mayor tesoro arqueológico

El proyecto ‘Viaje en el tiempo’ aspira a convertir al sitio arqueológico de Al Ula, en pleno desierto, en un complejo con 15 instalaciones entre museos, galerías y hoteles

Mucho menos conocida que Petra, en Jordania, Al Ula tiene sin embargo todos los ingredientes para colocarse en el mapa de los deseos de cualquier viajero. En medio del desierto barrido por el viento, al noroeste de Arabia Saudí, se alzan imponentes rocas de piedra arenisca talladas en un impresionante complejo arqueológico. Un lugar que ahora el país quiere convertir en un megadestino turístico y cultural. 

Incluido en el plan ‘Visión 2030’ por el que Arabia Saudí se ha propuesto diversificar sus fuentes de ingresos más allá del petróleo -y que ya incluye otros proyectos como el desarrollo de una enorme isla artificial con forma de delfín orientada a acoger un resort turístico en el Mar Rojo-, este nuevo proyecto busca expandir y potencial el destino Al Ula, su principal zona arqueológica. 

Madain Saleh, en Al Ula, es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 2008. Foto: Yahya Arhab | EFE.

Al Ula 

Denominado ‘Viaje en el tiempo’, el objetivo, según ha difundido la agencia oficial saudí de noticias, SPA, es “desarrollar Al Ula y convertirla en un destino mundial pionero de arte, patrimonio, cultura y naturaleza”.  

En cinco distritos diferentes, cada uno con su propia identidad, se crearán 15 instalaciones culturales y hasta 5.000 habitaciones de hotel

Así, prevé la fundación de 15 nuevas instalaciones culturales que incluyen museos, salas de exposiciones y monumentos turísticos distribuidos en cinco distritos – Al Ula, Dadan, Jabal Ikmah, Nabataean Horizon y la ciudad histórica de Al-Hijr o Hegra-, pero también la creación de más de 5.000 habitaciones en establecimientos hoteleros que van desde alojamientos ecológicos a hospedajes excavados en los cañones de roca arenisca. 

El futuro complejo hotelero de Al Ula. Imagen: SPA.

Además, el plan contempla conexiones de movilidad sostenible entre los diferentes complejos entre los que se cuentan una carretera panorámica, vías para bicicletas y peatones y un tranvía bajo en emisiones que conectará el Aeropuerto Internacional de Al Ula con los cinco distritos. 

Impulsado por el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, el plan se implementará en tres fases hasta 2035, con la idea de completar la primera de ellas en poco menos de dos años. 

Las nuevas instalaciones fomentarán el conocimiento y la investigación de las culturas y civilizaciones que han habitado esta zona durante más de 7.000 años

Naturaleza y cultura 

Con una visión “responsable y sostenible” para convertir la zona en un “oasis de cultura, patrimonio y naturaleza”, está previsto dedicar el 80% del espacio total de Al Ula a reservas naturales para conservar al flora y la fauna local y la rehabilitación de millones de metros cuadrados de espacios verdes.  

Recreación del complejo de Al Ula. Imagen: SPA.

También se establecerá como parte del proyecto, para el que no se ha revelado la inversión prevista, un centro de estudios de las civilizaciones que habitaron el noreste de la península arábiga a lo largo de 70 siglos entre las que destaca la de los nabateos que, como en la jordana Petra, fueron quienes tallaron directamente en la roca los edificios. 

Tercer megaproyecto turístico 

El de Al Ula es el tercer gran proyecto turístico desvelado por Arabia Saudí en lo que llevamos de año. ‘Viaje por el Tiempo’ se suma a los presentados hace poco más de un mes: Coral Bloom, que comprende hoteles de lujo en 22 islas vírgenes del Mar Rojo, y Al Souda, un plan de turismo de lujo de montaña en el suroeste del país. 

Para el primero están proyectados 50 complejos turísticos con una oferta de 8.000 habitaciones y alrededor de 1.300 propiedades residenciales mientras que el segundo contará con 2.700 habitaciones de hotel y 1.300 viviendas. 

También se implementarán diferentes opciones de movilidad sostenible. Imagen: SPA.

a.
Ahora en portada