7 rutas de senderismo para conocer (y amar) la sierra de Madrid

El puerto de la Morcuera, el Valle de la Fuenfría o las Cascadas del Purgatorio: hay mucho más que museos, teatros y compras en Madrid, y estas son las mejores rutas de senderismo para descubrirlo

Senderos de montaña, pistas forestales o antiguos trazados de tren; en espacios naturales protegidos, atravesando cañadas o teniendo como premio final una impresionante cascada: la sierra de Madrid está llena de tesoros accesibles por diferentes rutas senderistas que suman cientos de kilómetros y, sobre todo, paisajes y rincones espectaculares.

Foto: Unsplash.

Senderos de montaña, pistas forestales o antiguos trazados de tren; en espacios naturales protegidos, atravesando cañadas o teniendo como premio final una impresionante cascada: la sierra de Madrid está llena de tesoros accesibles por diferentes rutas senderistas que suman cientos de kilómetros y, sobre todo, paisajes y rincones espectaculares.

Mochila, bocadillo, botas o bicicleta: hace falta poco más para para descubrir estos tesoros de la zona norte de Madrid. Bueno sí, un móvil en el que descargar estas rutas geolocalizadas que guían paso a paso el recorrido e incluyen explicaciones de los puntos de mayor interés.

Además, puedes descargar los tracks en archivos gpx y kmz (éste último permite la visualización en Google Maps y Google Earth) y conservarlas en el móvil para consultarlas en cualquier momento.

Senderos de montaña, pistas forestales o antiguos trazados de tren; en espacios naturales protegidos, atravesando cañadas o teniendo como premio final una impresionante cascada: la sierra de Madrid está llena de tesoros accesibles por diferentes rutas senderistas que suman cientos de kilómetros y, sobre todo, paisajes y rincones espectaculares.
Sierra de Guadarrama. Foto: Manuel Lopez | Unsplash.

1. Cárcavas y espinos

Desde Patones de Arriba, una bella localidad de la conocida como arquitectura negra, se inicia esta ruta circular de 6,4 km de longitud. Discurre por una senda suave y sin desniveles importantes y en ella podemos observar las construcciones del Canal de Isabel II, como el Pontón de la Oliva, el canal de Cabarrús, la cueva del Reguerillo y la ermita de la Virgen de la Oliva. 

Alrededor del camino, un paisaje donde predominan los arbustos, especialmente espinos, pero también enebros, retamas y escaramujos. Buenas panorámicas de la vega del Jarama.

  • Distancia: 6,4 km
  • Duración: 2 horas.
Senderos de montaña, pistas forestales o antiguos trazados de tren; en espacios naturales protegidos, atravesando cañadas o teniendo como premio final una impresionante cascada: la sierra de Madrid está llena de tesoros accesibles por diferentes rutas senderistas que suman cientos de kilómetros y, sobre todo, paisajes y rincones espectaculares.
Presa del Pontón de la Oliva. Foto: Ana Ines Rabadan | Unsplash.

2. Del Puerto de la Morcuera a Alameda del Valle

Con 14,2 km pero mucha más dificultad es la ruta, en este caso lineal, que une el Puerto de la Morcuera, a 1.796 m de altitud, y la localidad de Alameda del Valle, en la comarca de la Sierra Norte de Madrid. La duración de la ruta se estima en 5 horas y media.

Recorre paisajes de alta montaña, pastos y pinares de pino silvestre, con espectaculares vistas por el lado sur de la llanura madrileña y por el resto los paisajes de alta montaña y picos de más de 2000m, como la Najarra.

En Alameda del Valle se puede visitar el Centro de interpretación de la vida tradicional, una instalación dedicada a las costumbres locales a través de artes decorativas, objetos de oficios, paneles explicativos y fotografías antiguas.

Como premio, no hay que perderse los famosos asados de las carnes de la Sierra de Guadarrama en alguno de los restaurantes del pueblo.

  • Distancia: 14,2 km
  • Duración: 5:30 horas.
Senderos de montaña, pistas forestales o antiguos trazados de tren; en espacios naturales protegidos, atravesando cañadas o teniendo como premio final una impresionante cascada: la sierra de Madrid está llena de tesoros accesibles por diferentes rutas senderistas que suman cientos de kilómetros y, sobre todo, paisajes y rincones espectaculares.
Foto: Comunidad de Madrid.

3. Cascadas del Purgatorio

Partiendo del Real Monasterio de Santa María de El Paular, esta ruta circular permite conocer las famosas Presillas de Madrid, una de las piscinas naturales más populares de la región, así como las Cascadas del Purgatorio.

Tras cruzar el puente del Perdón sobre el río Lozoya, a unos dos kilómetros del casco urbano de Rascafría, el itinerario discurre entre robledales y, durante un buen tramo, en paralelo al arroyo Aguilón, junto al que abunda la vegetación característica de ribera.

A medida que ascendemos, van apareciendo pinos silvestres que acabarán tomando protagonismo. Remontando el arroyo Aguilón por la garganta que forman los imponentes cortados de Majada Grande, unas paredes verticales que forman una garganta en la que se encuentran las peñas del Purgatorio, por las que se precipitan las aguas del arroyo.

Un mirador de madera permite observar la cascada inferior, mientras que continuando por las rocas a la izquierda del mirador se llega a la cascada superior, de 15 metros de altura.

  • Distancia: 12 km
  • Duración: 5 horas.
Senderos de montaña, pistas forestales o antiguos trazados de tren; en espacios naturales protegidos, atravesando cañadas o teniendo como premio final una impresionante cascada: la sierra de Madrid está llena de tesoros accesibles por diferentes rutas senderistas que suman cientos de kilómetros y, sobre todo, paisajes y rincones espectaculares.
Cascada del Purgatorio, Rascafría. Foto: Wikimedia Commons.

4. Valle de la Fuenfría: calzadas romana y borbónica

Este recorrido circular tiene como atractivo adicional el seguir las huellas del único tramo bien conservado de la antigua calzada romana que unía Titulcia, en la Comunidad de Madrid, con la ciudad de Segovia, desde tiempos del emperador Vespasiano (siglo I d.C.).

Fue prácticamente el único paso utilizado entre las dos mesetas ibéricas hasta el siglo XVIII. Además, también en el sendero, el puente romano del Descalzo, la Fuente de la Salud y un buen ejemplo de vegetación de ribera.

La ruta parte del Centro de Visitantes de la Fuenfría, un enclave singular en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, continúa por el Puente del Descalzo y la Caminería Histórica del Valle de la Fuenfría, la Pradera de Corralitos, El Área Recreativa de Las Dehesas y el Mirador de la Reina, con fantásticas vistas del valle que incluyen el Hospital de La Fuenfría o las cumbres de la Peñota, Peña Águila y Marichiva.

Senderos de montaña, pistas forestales o antiguos trazados de tren; en espacios naturales protegidos, atravesando cañadas o teniendo como premio final una impresionante cascada: la sierra de Madrid está llena de tesoros accesibles por diferentes rutas senderistas que suman cientos de kilómetros y, sobre todo, paisajes y rincones espectaculares.
Valle de la Fuenfría. Foto: Miguel Angel Sanz | Unsplash.

Al llegar al puente de Enmedio, construcción también de origen romano que permite el paso de la calzada, comienza el descenso hasta el punto de partida.

  • Distancia: 4,9 km
  • Duración: 2:45 horas.

5. Pinares del Guadarrama

Con 14,2 km esta ruta circular y de dificultad elevada recorre diferentes paisajes como el plano de agua del embalse de la Jarosa, pinares de pino albar con ejemplares centenarios y pastizales de alta montaña.

Comenzando en el área recreativa La Jarosa II, la ruta rodea el embalse y continúa por la pista forestal que asciende, bordeando el Cerro de la Viña, hacia Las Encinillas. Desde allí, continúa hacia los pastos de Los Regajos y el barranco del Arroyo de los Álamos Blancos, para descender posteriormente hacia la Umbría de la Barranca y el Camino de la Carrasqueta, que lleva de regreso al aparcamiento.

Senderos de montaña, pistas forestales o antiguos trazados de tren; en espacios naturales protegidos, atravesando cañadas o teniendo como premio final una impresionante cascada: la sierra de Madrid está llena de tesoros accesibles por diferentes rutas senderistas que suman cientos de kilómetros y, sobre todo, paisajes y rincones espectaculares.
Guadarrama. Foto: Daniel Llorente | Unsplash.

Panorámicas de la Pedriza, la lámina de agua del embalse y pinos centenarios son los elementos más destacados que nos acompañan en la ruta.

  • Distancia: 14,2 km
  • Duración: 6 horas.

6. Pinar de Abantos

Este recorrido circular que parte del entorno del Embalse del Romedal, en San Lorenzo de El Escorial, gira en torno al paraje del Pinar de Abantos y las laderas escogidas por Felipe II para la ubicación del Monasterio de El Escorial, que quedaron integradas en el conjunto del Real Sitio.

El nombre de Abantos, por cierto, se debe a la abundante presencia, en tiempos de Felipe II, de buitres y alimoches, también denominados abantos.

Senderos de montaña, pistas forestales o antiguos trazados de tren; en espacios naturales protegidos, atravesando cañadas o teniendo como premio final una impresionante cascada: la sierra de Madrid está llena de tesoros accesibles por diferentes rutas senderistas que suman cientos de kilómetros y, sobre todo, paisajes y rincones espectaculares.
El Escorial. Foto: Anne & Saturnino Miranda | Pixabay.

La ruta se inicia ya con vistas increíbles, las de San Lorenzo de El Escorial que se obtienen en las inmediaciones del Embalse del Romeral. Continúa atravesando los bosques que se extienden por la ladera del Cerro de la Cabeza y la Solana del Ventisquero, para descender pasando por el Arboreto Luis Ceballos y terminar en el punto de partida.

El arboreto es otro de los puntos destacados, un recinto de 3,8 hectáreas y una colección que incluye 250 especies diferentes de árboles y arbustos autóctonos de la Península Ibérica y Baleares

  • Distancia: 9,9 km
  • Duración: 4 horas
Senderos de montaña, pistas forestales o antiguos trazados de tren; en espacios naturales protegidos, atravesando cañadas o teniendo como premio final una impresionante cascada: la sierra de Madrid está llena de tesoros accesibles por diferentes rutas senderistas que suman cientos de kilómetros y, sobre todo, paisajes y rincones espectaculares.
Los saltos del Romeral. Foto: Miguel Angel Sanz | Unsplash.

7. La Herrería y las Machotas

También circular, con 14,6 km, este itinerario parte de la Lonja del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial en dirección a la Ermita de la Virgen de Gracia para pasar por la Silla de Felipe II, ascender a la Machota Baja, la Machota Alta, el Mirador de Abascal, la Fuente de la Reina, la Cueva del Oso y la Fuente de los Dos Hermanos, hasta llegar de nuevo a la Silla de Felipe II, donde se inicia el descanso hacia el punto de partida en San Lorenzo de El Escorial.

Los puntos más destacados, además del monasterio en sí -que es también Palacio y Panteón Real- son la ermita de la Virgen de Gracia, que se alza entre espesos pinares en el Bosque de la Herrería, y la Silla de Felipe II, como se conoce al observatorio natural desde donde el rey contemplaba el desarrollo de las obras. Además del hacia el monasterio, ofrece panorámicas del Valle del Guadarrama y de la Sierra de Navacerrada.

Senderos de montaña, pistas forestales o antiguos trazados de tren; en espacios naturales protegidos, atravesando cañadas o teniendo como premio final una impresionante cascada: la sierra de Madrid está llena de tesoros accesibles por diferentes rutas senderistas que suman cientos de kilómetros y, sobre todo, paisajes y rincones espectaculares.
Navacerrada. Foto: Arw Zero | Unsplash.

La Machota Baja, a 1.404 m de altitud, la Machota Alta, también conocida como el Pico del Fraile, a 1.461 metros, y la Fuente de la Reina, encajada en un castañar de árboles catalogados como de Interés Singular en la Comunidad de Madrid, entre ellos arces de montpellier y rebollos, son otros de los lugares de interés.

  • Distancia: 14,6 km
  • Duración: 7 horas

a.
Ahora en portada