5 acuarios y museos perfectos para visitar en el País Vasco con niños

El Museo Marítimo de Bilbao, la Factoría Marítima Vasca Albaola, el centro Ataria, el Museo de la Ciencia Eureka y el Aquarium de San Sebastián son lugares ideales para disfrutar el País Vasco en familia

Entrar en un faro y navegar por los siete mares, cruzar un túnel de 360º entre tiburones, pasar la noche entre los tanques de un acuario, ver cómo se construye un barco ballenero en un antiguo astillero, jugar con las matemáticas, tumbarse en la cama de fakir de 10.000 clavos o sobrevolar humedales. Puede que la idea de visitar un museo en familia no te parezca del todo atractiva, pero no podrás negarte a estos 5 planes para disfrutar del País Vasco con niños.

Los planes con niños más divertidos y refrescantes del País Vasco. Foto: Aquarium Donostia.

Entrar en un faro y navegar por los siete mares, cruzar un túnel de 360º entre tiburones, pasar la noche entre los tanques de un acuario, ver cómo se construye un barco ballenero en un antiguo astillero, jugar con las matemáticas, tumbarse en la cama de fakir de 10.000 clavos o sobrevolar humedales. Puede que la idea de visitar un museo en familia no te parezca del todo atractiva, pero no podrás negarte a estos 5 planes para disfrutar del País Vasco con niños.

Dormir entre peces en el Aquarium de San Sebastián

El objetivo es aprender del mundo marino, pero el Aquarium-Palacio del Mar de San Sebastián sabe cómo hacerlo (además) divertido.

Con tres espacios expositivos, destaca el Oceanario, un gran túnel de metacrilato que permite una visión de 360º a la fauna de los mares, incluidos tiburones, pero también arrecifes, morenas o peces pelágicos.

Entrar en un faro y navegar por los siete mares, cruzar un túnel de 360º entre tiburones, pasar la noche entre los tanques de un acuario, ver cómo se construye un barco ballenero en un antiguo astillero, jugar con las matemáticas, tumbarse en la cama de fakir de 10.000 clavos o sobrevolar humedales. Puede que la idea de visitar un museo en familia no te parezca del todo atractiva, pero no podrás negarte a estos 5 planes para disfrutar del País Vasco con niños.
¿Te atreves a cruzar la pasarela? Foto: Aquarium Donostia-San Sebastián.

Las colecciones oceanográficas y la historia marítima local se recorren en el resto de espacios, que se pueden conocer a través de divertidas visitas guiadas, pero también inmersiones en los tanques junto a los peces.

¿Más especial aún? Prueba a dormir una noche entre peces, una experiencia realmente fascinante que permite dormir en el túnel mientras rayas y tiburones pasan por encima de nuestras cabezas.

Albaola: Cómo se fabrica un ballenero

A la entrada del histórico puerto ballenero de Pasaia, a poco más de 3 km del centro de San Sebastián, encontramos la Factoría Marítima Vasca Albaola, un museo-astilllero donde se construyen, frente a los ojos del público, embarcaciones de madera mediante tal y como se hacía tradicionalmente, con técnicas y herramientas totalmente artesanales.

Si vamos estos días, veremos, por ejemplo, una réplica del ballenero San Juan, de casi 30 metros de eslora, que fue hundido en 1565 en las cosas de Labrador, en Canadá.

Entrar en un faro y navegar por los siete mares, cruzar un túnel de 360º entre tiburones, pasar la noche entre los tanques de un acuario, ver cómo se construye un barco ballenero en un antiguo astillero, jugar con las matemáticas, tumbarse en la cama de fakir de 10.000 clavos o sobrevolar humedales. Puede que la idea de visitar un museo en familia no te parezca del todo atractiva, pero no podrás negarte a estos 5 planes para disfrutar del País Vasco con niños.
La construcción del ballenero San Juan, ante nuestros ojos. Foto: Albaola.

La aventura, además, comienza antes de poner un pie en el astillero, ya que el acceso se realiza en barco. La reserva es imprescindible, en el teléfono 943 392 426 o el mail bisitak@albaola.com.

Museo Marítimo Itsasmuseum Bilbao

También un astillero era originariamente el espacio que ocupa Itsasmuseum Bilbao, hoy un museo abierto a la costa y el mar en el que descubrir la estrecha relación entre la ciudad y el mundo marítimo, así como la cultura y el patrimonio vinculados.

Puede que explicado así no sea lo más interesante a ojos de los más pequeños, pero además de paneles, mapas antiguos o instrumentos de navegación, el espacio alberga embarcaciones restauradas y simuladores con los más modernos avances tecnológicos.

Entrar en un faro y navegar por los siete mares, cruzar un túnel de 360º entre tiburones, pasar la noche entre los tanques de un acuario, ver cómo se construye un barco ballenero en un antiguo astillero, jugar con las matemáticas, tumbarse en la cama de fakir de 10.000 clavos o sobrevolar humedales. Puede que la idea de visitar un museo en familia no te parezca del todo atractiva, pero no podrás negarte a estos 5 planes para disfrutar del País Vasco con niños.
Grúa Carola. Foto: Itsasmuseum Bilbao.

En el exterior, los antiguos diques del astillero Euskalduna aún albergan embarcaciones, así como la Casa de Bombas y la Grúa Carola, de 60 metros de altura, a mediados de siglo XX la de mayor potencia de las fabricadas en España usada para la construcción naval y hoy la única que permanece en pie en Bilbao. No te pierdas la curiosa historia de la mujer que le dio nombre.

Ataria, sobrevolar humedales

En Vitoria-Gasteiz encontramos Ataria, El Centro de Interpretación de los humedales de Salburua (Paseo de la Biosfera, 4).

Se puede llegar caminando desde el centro de la ciudad, ya que apenas hay 3 km desde la céntrica plaza de la Virgen Blanca, y de paso adentrarse en el entorno del humedal y conocer su biodiversidad.

Una vez en Ataria hay que entrar en el moderno edificio, un diseño de QVE Arquitectos con una terraza en voladizo de 19,2 metros que, directamente, nos coloca sobre el humedal, ofreciendo una ventana única para la observación.

Entrar en un faro y navegar por los siete mares, cruzar un túnel de 360º entre tiburones, pasar la noche entre los tanques de un acuario, ver cómo se construye un barco ballenero en un antiguo astillero, jugar con las matemáticas, tumbarse en la cama de fakir de 10.000 clavos o sobrevolar humedales. Puede que la idea de visitar un museo en familia no te parezca del todo atractiva, pero no podrás negarte a estos 5 planes para disfrutar del País Vasco con niños.
La espectacular ventana de Ataria sobre el humedal. Foto: Wikimedia Commons.

Además de visitas guiadas por el espacio y el humedal, se prestan prismáticos para admirar la flora y la fauna locales y se puede recorrer el entorno en tándem para acercarse a lugares como la balsa de Arkaute, habitada por ciervos, y la balsa de Betoño, donde habitan numerosas familias de patos.

Eureka! Que viva la ciencia

Volvemos a San Sebastián para adentrarnos en el museo de la ciencia Eureka!, un espacio ubicado en el Parque Tecnológico de Miramon, a 10 minutos del centro.

Sus 8.000 m2 se dedican a la divulgación científica, con programas para todas las edades y numerosas propuestas interactivas.

Entrar en un faro y navegar por los siete mares, cruzar un túnel de 360º entre tiburones, pasar la noche entre los tanques de un acuario, ver cómo se construye un barco ballenero en un antiguo astillero, jugar con las matemáticas, tumbarse en la cama de fakir de 10.000 clavos o sobrevolar humedales. Puede que la idea de visitar un museo en familia no te parezca del todo atractiva, pero no podrás negarte a estos 5 planes para disfrutar del País Vasco con niños.
Planetario digital. Foto: Eureka!

En sus espacios se realizan desde visitas a salas que reproducen ecosistemas y animales, que van desde serpientes de las selvas tropicales a lagartos del desierto y peces marinos que transmiten la importancia de la conservación de los espacios naturales a actividades que incluyen la Matemagia o el teatro de la Electricidad.

También hay una cama de Fakir de 10.000 clavos, una réplica de un coche de Fórmula1, la cabina de vuelo Maxflight, la Nave Orión y un planetarium digital que propone didácticos (y divertidos) viajes 3D por el Sistema Solar a cúpula completa.

a.
Ahora en portada