Cuatro rutas para descubrir Andalucía en autocaravana

Gracias a la libertad de viajar en autocaravana se descubren la ruta del califato de Al-Andalús, la pasión religiosa de Andalucía, los vinos de Jerez y las maravillas naturales del Cabo de Gata

Los que han viajado en autocaravana alguna vez recuerdan el maravilloso sentimiento de libertad que se tiene cuando se atraviesan kilómetros y kilómetros por las carreteras, en que la familia puede detenerse y hacer noche donde quiera.

Viajar en autocaravana da una libertad unica. Foto Pxfuel

Los que han viajado en autocaravana alguna vez recuerdan el maravilloso sentimiento de libertad que se tiene cuando se atraviesan kilómetros y kilómetros por las carreteras, en que la familia puede detenerse y hacer noche donde quiera.

Claro que un viaje en autocaravana requiere de una cuidadosa organización previa, ya sea en la elección de modelos, en acondicionarla al destino y en prepararla si se viaja con niños.

La completa guía 80 rutas sobre ruedas. Europa a tu aire (Petit Futé), que presenta esa cantidad de recorridos a lo largo y ancho del continente, sirve para planificar un viaje sin dejar de lado ningún detalle.

Los que han viajado en autocaravana alguna vez recuerdan el maravilloso sentimiento de libertad que se tiene cuando se atraviesan kilómetros y kilómetros por las carreteras, en que la familia puede detenerse y hacer noche donde quiera.

Los primeros capítulos están dedicados a los pasos previos, con útiles consejos sobre qué tipo de autocaravana elegir, si es mejor comprar o alquilar, de qué manera adaptarla antes de iniciar el viaje, los pasos previos de cuidados mecánicos y la planificación de rutas y organización de paradas.

Las rutas propuestas van desde Portugal a Turquía, pasando por los Balcanes, Rusia, las tierras escandinavas, Francia o los Países Bálticos, entre otros.

Pero en la edición española se presentan más de 20 rutas por la Península, inclusive un par focalizadas para viajar con niños.

Los que han viajado en autocaravana alguna vez recuerdan el maravilloso sentimiento de libertad que se tiene cuando se atraviesan kilómetros y kilómetros por las carreteras, en que la familia puede detenerse y hacer noche donde quiera.
Una forma diferente de viajar. foto Atlántica

De ellas, tomamos cuatro ideas para recorrer Andalucía en autocaravana, camper pero que también es útil para realizarla en coche.

La Ruta del Califato para realizar en autocaravana

Son 385 kilómetros desde Córdoba hasta Loja, en el corazón de la provincia de Granada, que une desde la antigua capital del califato de Al-Andalús con la belleza monumental de la Alhambra, del reino nazarí.

Los 385 km de la Ruta del Califato permite conocer la rica herencia musulmana en edificios y barrios de las provincias de Córdoba y Granada

La herencia musulmana se palpa desde el inicio con la espléndida mezquita-catedral de Córdoba, percepción que continúa en las ruinas de Medina Azahara, a 17 km del punto de partida, construida por Abderramán III para exhibir el poder de su reinado.

Los que han viajado en autocaravana alguna vez recuerdan el maravilloso sentimiento de libertad que se tiene cuando se atraviesan kilómetros y kilómetros por las carreteras, en que la familia puede detenerse y hacer noche donde quiera.
La mezquit-catedral de Córdoba a la noche

Por la carretera N-432 entre campos de olivos en dirección a Granada se pasa por el castillo ducal de Espejo y las murallas de Castro del Río, junto al curso del Guadajoz.

Flanqueada por la Cordillera Subbética se encuentran hermosos pueblos como Zuheros, Luque y Alcaudete, con recomendados castillos para descubrir.

Granada no requiere presentación, con su espléndida Alhambra, sus palacios y el espíritu andaluz del barrio de Albaicín.

Los que han viajado en autocaravana alguna vez recuerdan el maravilloso sentimiento de libertad que se tiene cuando se atraviesan kilómetros y kilómetros por las carreteras, en que la familia puede detenerse y hacer noche donde quiera.
El pueblo de Zuheros. Foto Trinh Nguyen | Flickr.

Unos 54 km más por la autopista A-92 acercan a Loja, donde la antigua alcazaba árabe del siglo IX aún mantiene sus murallas en buen estado.

Para pasar la noche, se sugieren los parkings del Arenal (Córdoba) y Alhambra (Granada).

En autocaravana por los Caminos de la Pasión

El rico patrimonio arquitectónico, cultural y gastronómico del corazón de Andalucía se descubre en esta ruta de 323 kilómetros por las provincias de Sevilla, Córdoba y Jaén.

El punto de partida es Utrera, a menudo señalada como cuna del flamenco, que en el valle del Guadalquivir permite sentir el fervor religioso de la población.

Los que han viajado en autocaravana alguna vez recuerdan el maravilloso sentimiento de libertad que se tiene cuando se atraviesan kilómetros y kilómetros por las carreteras, en que la familia puede detenerse y hacer noche donde quiera.
Puerta de Córdoba, en Carmona. Foto Antonio Bueno | Flickr

Por la carretera A-8100 se llega, tras 39 km, a Carmona, con ricas huellas históricas como el alcázar y palacio como el de Marqués de las Torres.

Tras recorrer 54 km de la autopista A4 se llega a Écija, la ciudad de las torres, con una docena de campanarios barrocos que son únicos.

Le sigue Osuna, a 35 km, con un rico patrimonio de palacios renacentistas; y Puerto Genil, ya en tierras cordobesas, donde también las fiestas religiosas se viven de una manera única.

Iglesia de San Juan. Foto Turismo de Écija
Iglesia de San Juan. Foto Turismo de Écija

Las influencias de la cultura judía se perciben en Lucena, denominada ‘la perla de Sefarad’; mientras que en Cabra se llega al centro geográfico de Andalucía.

Las calles de Priego de Córdoba recogen la esencia del espíritu más andaluz

La monumental Baena, a la que conduce la carretera A-318, presenta un amplio despliegue de edificios históricos; mientras que las calles de Priego de Córdoba recogen la esencia del espíritu más andaluz.

La ruta termina en Alcalá la Real, que entre los olivares se levanta protegida por su muralla y con bonitos barrios como el de Las Cruces.

Para detener la autocaravana y descansar frente al intenso calor andaluz, se recomienda el Camping Dehesa Nueva (Isla Mayor), el Aparcamiento Autocaravanas Osuna, el Camping Fuente de Piedra, el Área de Cabra y el Área de Autocaravanas Priego de Córdoba.

La ruta por el Cabo de Gata y Níjar

Los 138 kilómetros de esta ruta descubren los pueblos del Cabo de Gata y Níjar, antaño refugio de piratas y hoy Reserva de la Biosfera.

Desde las playas de Carboneras, cuyas dunas han sido escenario de películas, se descubre por la carretera AL-5106 la llamativa formación rocosa de Mesa Roldán y la hermosa cala de San Pedro.

Los que han viajado en autocaravana alguna vez recuerdan el maravilloso sentimiento de libertad que se tiene cuando se atraviesan kilómetros y kilómetros por las carreteras, en que la familia puede detenerse y hacer noche donde quiera.
Playa Las Sirenas. Foto Petit Futé

Por la carretera AL-4200 se arriba al valle del Rodalquilar, producto de erupciones volcánicas, con rincones encantados como el pueblo de Isleta del Moro y naturales como Los Escullos, con sus rocas de formas caprichosas.

La Playa de los Genoveses y la ensenada de Mosul prologan la explosión de naturaleza que es el Cabo de Gata, donde se puede elegir entre descansar en las playas, realizar snorkel y explorar los paisajes.

El último punto es Tabernas, cuyo entorno desértico de rocas le dieron fama mundial gracias al cine, sobre todo a las películas de spaghetti western.

Los que han viajado en autocaravana alguna vez recuerdan el maravilloso sentimiento de libertad que se tiene cuando se atraviesan kilómetros y kilómetros por las carreteras, en que la familia puede detenerse y hacer noche donde quiera.
Las Tabernas. Foto Petit Futé

En esta ruta hay puntos para detener la autocaravana y hacer noche, como el Área Camper Cabo de Gata, el Área Camper Park El Rancho y los campings Cabo de Gata y Sopalmo.

En autocaravana buscando los vinos de Jerez

Estos son 100 kilómetros en forma de V, con un vértice en Jerez de la Frontera, un extremo en el Atlántico, y el punto final en Cádiz.

Los que han viajado en autocaravana alguna vez recuerdan el maravilloso sentimiento de libertad que se tiene cuando se atraviesan kilómetros y kilómetros por las carreteras, en que la familia puede detenerse y hacer noche donde quiera.
Faro de Chipiona.

Es el trayecto más corto en kilómetros pero uno de los más intensos y diversos, con el inicio en esa localidad productora del jerez, como lo atestiguan las 20 bodegas del entorno, y con una interesante tradición ecuestre.

Le sigue Sanlúcar de Barrameda, la capital de la manzanilla, en la desembocadura del Guadalquivir; y flanqueando el mar, se llega a la meca del moscatel, Chipiona.

Los que han viajado en autocaravana alguna vez recuerdan el maravilloso sentimiento de libertad que se tiene cuando se atraviesan kilómetros y kilómetros por las carreteras, en que la familia puede detenerse y hacer noche donde quiera.
Bodega de Jerez. Foto Petit Futé

Ya en la bahía gaditana brilla el Puerto de Santa María con sus bodegas y palacios, y el punto final es la siempre animada Cádiz, con su rico pasado milenario, su fascinante centro histórico y su fantástica gastronomía.

En los campings Las Dunas de San Antón (Playa de la Puntilla, Cádiz) y Playa Aguadulce (Rota), así como en el Sanlúcar AC Parking (Sanlúcar de Barrameda) se ofrecen todos los servicios necesarios para los viajeros de autocaravana.

a.
Ahora en portada