Un nuevo crucero para navegar por el Nilo a todo lujo

Viking Cruises contará con un nuevo crucero boutique diseñado para surcar el Nilo, que comenzará a navegar en el 2022

En una dahabiya tradicional, en el mítico buque que trasladaba a los elegantes viajeros de la belle epoque -y en el que Agatha Christie hizo embarcar a su detective Hércules Poirot- o en un elegante crucero boutique, si hay una experiencia que nadie debe perderse en Egipto es navegar en las aguas del Nilo.

Tan seductor y magnético como siempre y con nuevos atractivos si finalmente si inaugura el esperadísimo Gran Museo Egipcio de Giza, el Nilo acogerá el próximo año un nuevo barco de última generación que se sumará a la flota de la compañía Viking.

Aton, en homenaje a la deidad representada por un disco solar, se unirá el próximo 2022 a los buques Ra y Osiris, este último programado para entrar en operación este mismo año.

En una dahabiya tradicional, en el mítico buque que trasladaba a los elegantes viajeros de la belle epoque -y en el que Agatha Christie hizo embarcar a su detective Hércules Poirot- o en un elegante crucero boutique, si hay una experiencia que nadie debe perderse en Egipto es navegar en las aguas del Nilo.

Crucero boutique

Diseñado expresamente para la navegación en el más largo de los ríos africanos y con el estilo escandinavo que caracteriza a la compañía, que opera también barcos fluviales en el Danubio, el Duero, el Mississippi y el Mekong, este nuevo barco tendrá capacidad para 82 viajeros en 41 camarotes con vistas al río gracias a sus ventanas de suelo a techo, entre ellas amplias suites con dos habitaciones y terraza privada.

Además, contará con piscina y una gran terraza con solárium y vistas 360º donde también se podrá cenar al aire libre.

En una dahabiya tradicional, en el mítico buque que trasladaba a los elegantes viajeros de la belle epoque -y en el que Agatha Christie hizo embarcar a su detective Hércules Poirot- o en un elegante crucero boutique, si hay una experiencia que nadie debe perderse en Egipto es navegar en las aguas del Nilo.

Faraones y pirámides

Según avanza la compañía en un comunicado, el barco operará la ruta Faraones y pirámides, un recorrido de 12 días de duración donde se alterna el recorrido en el crucero con una estancia inicial de tres noches en El Cairo para visitar lugares emblemáticos como las grandes pirámides de Giza, la necrópolis de Sakkara y la Mezquita de Muhammad Ali -la conocida como Mezquita de Alabastro- en El Cairo.

Después se vuela a Luxor para visitar los templos de Luxor y Karnak y, ahí sí, embarcarse en el crucero de 8 días de ida y vuelta con algunas exclusivas visitas como la tumba de Nerfertari en el Valle de las Reinas y la tumba de Tuntakamón en el Valle de los Reyes, y excursiones al templo de Khnum en Esna, el complejo del templo de Dendera en Qena, los templos de Abu Simbel y la presa alta en Asuán.

En una dahabiya tradicional, en el mítico buque que trasladaba a los elegantes viajeros de la belle epoque -y en el que Agatha Christie hizo embarcar a su detective Hércules Poirot- o en un elegante crucero boutique, si hay una experiencia que nadie debe perderse en Egipto es navegar en las aguas del Nilo.

¿Londres o Jerusalén?

Viking ofrece también a los viajeros curiosas extensiones de este viaje; desde una parada en Londres para descubrir las colecciones británicas del Antiguo Egipto en una visita privada, hasta Oxford y Highclere Castle, el lugar en el que se rodó Downton Abbey,

Otras opciones pasan por descubrir Jersualén y Jordania para ver las antigüedades romanas en Jerash, las fortalezas de la era de los cruzados en Kerak o Shobak y la increíbe la ciudad perdida de Petra.

a.
Ahora en portada