Ponant ignora la crisis y da la bienvenida a su crucero de ultra lujo

Ponant recibe su barco número 12: Le Jacques Cartier renueva la exclusiva oferta de la naviera francesa con viajes de expedición cinco estrellas

El coronavirus no frena la rápida expansión de Ponant, una de las compañías de cruceros más exclusivas del mundo. Los astilleros Vard de Noruega entregaron la semana pasada al flamante barco Le Jacques Cartier, el duodécimo de la flota y el sexto que recibe en dos años.

El coronavirus no frena la rápida expansión de Ponant, una de las compañías de cruceros más exclusivas del mundo. Los astilleros Vard de Noruega entregaron la semana pasada al flamante barco Le Jacques Cartier, el duodécimo de la flota y el sexto que recibe en dos años.

Le Jacques Cartier es un crucero de tamaño medio a pequeño, pero que sigue la estela de las compañías más lujosas: apostar por embarcaciones que no superen los 200 pasajeros, para ofrecer un servicio más personalizado y donde la exclusividad sea su principal característica.

Si es pequeño, mejor

Este barco de 10.700 toneladas de volumen tiene un largo de 127 metros y un ancho de 18. En sus siete cubiertas se despliegan 92 camarotes divididos en ocho categorías, que permitirán albergar a 184 pasajeros en capacidad doble.

[Para leer más: Cómo Ponant ascenderá en el olimpo de los cruceros más exclusivos]

A bordo hay dos restaurantes (el Nautilus, de 260 m2; y el Grill, con vistas exteriores) además de spa, piscina con solarium, gimnasio, una sala lounge de 200 m2 interior y otra panorámica con una pequeña biblioteca y un cine-teatro para 188 personas.

Le Jacques Cartier astillero

Le Jacques Cartier en el astillero de Vard, del grupo Fincantieri

Como los ojos de una ballena

Pero una de las atracciones más esperadas es el salón submarino El ojo azul, un espacio ubicado en la cubierta inferior, donde dos grandes ventanales que imitan a los ojos de una ballena permiten ver la fauna que se despliega en el océano.

Desde el salón submarino ‘El ojo azul’ se podrá ver la fauna y escucharla por un sistema de hidrófonos de alta definición

Para darle un toque más realista una serie de hidrófonos de alta definición permiten capturar los sonidos del mar, muchos de ellos jamás oídos por los pasajeros.

blue eye lounge2

El salón ‘El ojo azul’ imita a la anatomía de una ballena. 

El toque de aventura

Le Jacques Cartier es también un crucero de expedición, por ello cuenta con una flota de embarcaciones neumáticas Zodiac para realizar excursiones en torno a las costas e islotes de Islandia, el Mar Rojo, el Índico y el Mediterráneo, por citar algunos de los destinos programados para los próximos años.

[Para leer más: Los diez cruceros más impactantes que veremos en el 2020]

Una novedad respecto a sus naves hermanas es que este barco cuenta con una obra del artista urbano francés Shuck One, quien con aerosoles, alambres, maderas y rocas creó un ambiente que homenajea al océano y a su naturaleza con un díptico de gran formato.

 


Video de la obra creada por el artista Shuck One en Le Jacques Cartier

Expansión y pausa

Este es el sexto barco de la línea Explorers de Ponant, que fue precedido por Le Bellot (que llegó en marzo de este año), Le Dumont-d’Urville (inaugurado en junio del año pasado), Le Bougainville (abril de 2019), Le Champlain (septiembre de 2018) y Le Lapérouse (junio de 2018).

Le Jacques Cartier spa

Relax en el spa de Le Jacques Cartier

Pero Ponant no se quedará quieto: su crecimiento continuará el año que viene con la inauguración de Le Commandant Charcot, que aspira a ser el primer crucero de expedición de lujo e híbrido.

Este crucero se suponía que tenía que empezar a navegar el 17 de agosto con viajes alrededor de Islandia, para tomar rumbo a los mares de Italia, Malta y Turquía para el tercer trimestre.

Pero por las restricciones las operaciones de Ponant se han postergado hasta el 1 de agosto. Por ahora no hay fechas para que Le Jacques Cartier comience a navegar.

a.
Ahora en portada