Así es Golden Horizon, el crucero a vela más grande del mundo

La navegación de grandes cruceros a vela vive un boom, reforzado con la llegada del Golden Horizon, que con sus cinco mástiles y 35 velas rompe todos los récords

Los cruceros a vela, seguramente los más elegantes que se puedan ver en los mares del mundo, están viviendo un boom de resurrección gracias al regreso de los viajes post-pandemia.

El Golden Horizon es el barco a vela más grande jamás construido. Foto Tradewing Voyages

Los cruceros a vela, seguramente los más elegantes que se puedan ver en los mares del mundo, están viviendo un boom de resurrección gracias al regreso de los viajes post-pandemia.

El pasado viernes 3 en Palma se realizó el bautismo del Sea Cloud Spirit, un barco de tres mástiles con 4.100 metros cuadrados de vela.

El barco a vela más grande jamás construido

Pero no es el de mayor tamaño: estas semanas ha debutado en las costas de Inglaterra el Golden Horizon, una embarcación de cinco mástiles que es la mayor embarcación a vela jamás construida, con un velamen de 6.300 metros cuadrados, capaz de tapizar por completo un campo de fútbol.

Los cruceros a vela, seguramente los más elegantes que se puedan ver en los mares del mundo, están viviendo un boom de resurrección gracias al regreso de los viajes post-pandemia.
El barco cuenta con 6.300 m2 de velas. Foto Tradewing Voyages

Este barco fue diseñado siguiendo las líneas del France II, una embarcación del tipo windjammer de 1913, un diseño de barcos de acero de gran tamaño usados como transporte de carga a fines del siglo XIX y principios del XX hasta que fueron desterrados por los barcos impulsados a motor.

El Golden Horizon cuenta con cinco mástiles y velas capaces de tapizar un campo de fútbol

En un principio el barco, que terminó de construirse en 2017 por la compañía croata Brodosplit, iba a ser destinado a la naviera Royal Clipper Cruises (propietaria de tres grandes cruceros a vela), pero al final fue a manos de Tradewind Voyages.

Los cruceros a vela, seguramente los más elegantes que se puedan ver en los mares del mundo, están viviendo un boom de resurrección gracias al regreso de los viajes post-pandemia.
Vista de una de las piscinas. Foto Tradewing Voyages

Los cruceros a vela no son para todos

El debut de este barco confirmó el éxito que tienen los cruceros a vela en el mercado. Están dirigidos a un segmento muy preciso, de personas que prefieren realizar un viaje relajado impulsados por el viento antes que pensar en una inabarcable oferta de atracciones y gastronomía a bordo.

Y que tampoco temen a un poco de mareo cuando arrecian vientos fuertes y la marejada presenta olas más intensas; como corresponde con cualquier barco a vela.

Cabe aclara que el Golden Horizon no es un barco lento: con buen viento es capaz de llegar a los 17 nudos (31,5 km/h), más que los 16 nudos que se pueden alcanzar con sus motores.

Un crucero elegante pero informal

El Golden Horizon se define como “elegante pero no formal”, donde los 140 camarotes mantienen el estilo de decoración más exclusivo de principios del siglo XX.

Los pasajeros cuentan con cuatro cubiertas para su relax. El salón comedor ocupa dos pisos, donde junto con el piano bar reciben un generoso baño de luz natural que llega desde la claraboya superior.

Una piscina redonda, de 4,2 metros y paredes transparentes, parece un jarrón creado para realizar inmersiones en profundidad

Más informal, en una de las cubiertas hay un restaurante de comidas rápidas, el Horizon Grill, donde es posible degustar una hamburguesa frente a la brisa del mar.

Los cruceros a vela, seguramente los más elegantes que se puedan ver en los mares del mundo, están viviendo un boom de resurrección gracias al regreso de los viajes post-pandemia.
El salón comedor recibe la luz natural de la claraboya. Foto Tradewing Voyages

En tanto en los dos bares exteriores se puede socializar mientras se contempla el paisaje de costas y olas.

También hay una biblioteca decorada con sillones tapizados y numerosos detalles de madera, así como un gimnasio dotado de aparatos de última tecnología .

Dos piscinas a bordo

El barco cuenta con dos piscinas a bordo. Una de ellas, de forma redonda, tiene 4,2 metros de profundidad, y se usa para dar lecciones de buceo.

Los cruceros a vela, seguramente los más elegantes que se puedan ver en los mares del mundo, están viviendo un boom de resurrección gracias al regreso de los viajes post-pandemia.
Las cabinas mantienen el elegante estilo de principios del s.XX. Foto Tradewing Voyages

El detalle divertido es que las paredes de esta piscina son transparentes, y su parte inferior da una sala de conferencias en la cubierta inferior.

Por supuesto, que si hay clases se cierran las cortinas, para no distraer a los participantes con las inmersiones.

Como cabe esperar, hay un spa con baño turco y solárium; y a bordo el tiempo se pasa con juegos tradicionales en los transatlánticos como el curling o realizando salidas en kayak o con inmersiones en snorkel.

a.
Ahora en portada