El surrealista yate-portaviones de 800 millones que reproduce el lujo de Mónaco

El estudio Yacht Island Design propone construir un mega yate que sea como un rincón de Mónaco, con jardines internos, circuito de carreras y réplicas de los edificios más famosos

Es como un rincón flotante de Mónaco. Este mega-yate, que más bien recuerda a un portaaviones a escala, pretende seducir a las grandes fortunas que tienen su domicilio en el pequeño principado del Mediterráneo, con una embarcación diseñada como un homenaje del micro-estado.

Se trata del Streets of Monaco, una propuesta del estudio Yacht Island Design, conocido en el ambiente náutico de alta gama por los surrealistas bocetos de futuros yates privados: algunos parecen naves de ciencia ficción y otros ilustraciones infantiles de las Mil y una noches.

Un concepto muy particular

Mientras que las tendencias de los diseños de los yates más fastuosos se dirigen a líneas rectas, con espacios minimalistas, que demuestren elegancia y velocidad, Yacht Island Design toma el camino contrario y prefiere replicar diferentes sitios emblemáticos de Mónaco.

En la cubierta se reproducen el Casino y el Hotel de París, así como un circuito de kartings que homenajea a la Fórmula 1

Por ejemplo, en la cubierta se propone que haya un circuito de karting, un guiño al trazado urbano de Fórmula 1, en el que podrán competir tres karts al mismo tiempo.

Es como un rincón flotante de Mónaco. Este mega-yate, que más bien recuerda a un portaaviones a escala, pretende seducir a las grandes fortunas que tienen su domicilio en el pequeño principado del Mediterráneo, con una embarcación diseñada como un homenaje del micro-estado.
El sector del Oasis replica los jardines del Casino de Mónaco. Foto Yacht Island Design

En la cubierta algunos camarotes, entre ellos lo de propietario, estarán en estructuras que imitarán al Casino de Mónaco y el Hotel de París, donde hasta el detalle de las cúpulas neo clásicas estarán replicadas.

70 tripulantes para 16 pasajeros

El barco tendría 155 metros de largo, la mitad de los cruceros más grandes del mundo. A bordo tiene comodidades para alojar a 16 pasajeros pero también para llevar a nada menos que a 70 tripulantes.

El acceso será por la popa, donde se llegará al sector del Oasis, creado a imagen y semejanza de los jardines que rodean al Casino de Mónaco.

Es como un rincón flotante de Mónaco. Este mega-yate, que más bien recuerda a un portaaviones a escala, pretende seducir a las grandes fortunas que tienen su domicilio en el pequeño principado del Mediterráneo, con una embarcación diseñada como un homenaje del micro-estado.
Vista de la habitación VIP para huéspedes. Foto Yacht Island Design

Diseño cercano a la ostentación

Allí habrá detalles que a algunos potenciales compradores les parecerá ostentación de nuevo rico, pero que quizás a otros les atraiga, como una cascada que cae en una piscina interior, acompañada de un jacuzzi.

En la parte posterior habrá un spa, con servicio de manicura y peluquería, además de sector para masajes y una sala de relax con bar propio.

El barco tendrá siete camarotes. El más grande, el apartamento del propietario, contará con 1.460 m2 en tres pisos

Desde una escalera se llegará a la parte superior, donde habrá una cafetería con vistas a los jardines interiores de un lado y al mar desde el otro.

Es como un rincón flotante de Mónaco. Este mega-yate, que más bien recuerda a un portaaviones a escala, pretende seducir a las grandes fortunas que tienen su domicilio en el pequeño principado del Mediterráneo, con una embarcación diseñada como un homenaje del micro-estado.
Así sería el apartamento del propietario. Foto Yacht Island Design

Comodidades a bordo

Tras pasar por el gimnasio se llegará hasta el Grand Atrium. Este es el corazón social del barco, encima de la cascada, que conduce a los siete camarotes de invitados.

Estos tendrán una superficie entre los 135 m2 y los 356 m2, y todos incluirán su baño y vestidor propio, con balcón y recepción.

Las suites VIP incluso cuentan con una oficina particular, por si alguien quiere aprovechar para trabajar.

En ese nivel se encontrarán la biblioteca, un salón comunal y la sala de cine.

En otro nivel superior, estará el salón principal, con el cuarto Havana y una bodega, además del salón comedor, el casino y hasta una discoteca.

Es como un rincón flotante de Mónaco. Este mega-yate, que más bien recuerda a un portaaviones a escala, pretende seducir a las grandes fortunas que tienen su domicilio en el pequeño principado del Mediterráneo, con una embarcación diseñada como un homenaje del micro-estado.
Los bocetos replican a los edificios más famosos de Mónaco. Foto Yacht Island Design

El lujoso apartamento del propietario

Hacia el extremo del atrio estará el apartamento del propietario, una estancia privada de 1.460 metros cuadrados dividida en tres niveles, donde además de las comodidades de habitación, baño, vestidores y oficina también tendrá un cuarto para escuchar música, una terraza privada con balcones, solárium y una piscina con jacuzzi particular.

Si alguien está interesado en ser el propietario, solo tiene que realizar una transferencia de 800 millones de euros. Nada menos.

a.
Ahora en portada