Estos son los cruceros que verán el eclipse más fantástico en 400 años

El 4 de diciembre en la Antártida se producirá un fascinante eclipse que por la posición del sol no se repetirá en varios siglos. Pero varios cruceros serán testigos del momento

El próximo 4 de diciembre se producirá un eclipse total de sol. Si es un fenómeno extraño, este lo será todavía más porque el sol se ubicará en una posición muy infrecuente: cerca del horizonte.

Una media docena de cruceros viajarán a la Antártida para ver el eclipse total de sol. Foto Jongsun Lee | Unsplash

El próximo 4 de diciembre se producirá un eclipse total de sol. Si es un fenómeno extraño, este lo será todavía más porque el sol se ubicará en una posición muy infrecuente: cerca del horizonte.

Será un eclipse como el que no habrá otro igual en los próximos 400 años. Como sucederá en la Antártida, la única forma de verlo en su plenitud será en cruceros. Y ya hay tres embarcaciones preparadas para poner rumbo al extremo sur del globo.

Cómo será el eclipse total de sol de la Antártida

Ese día el sol estará cerca del horizonte porque en el verano austral apenas desaparece por la noche.

En esos momentos el disco solar, por una ilusión óptica de la atmósfera, se ve como un gran disco rojo, por lo que el paso de la luna será un espectáculo increíble.

El próximo 4 de diciembre se producirá un eclipse total de sol. Si es un fenómeno extraño, este lo será todavía más porque el sol se ubicará en una posición muy infrecuente: cerca del horizonte.
El eclipse de la Antártida no se repetirá hasta dentro de 400 años. Foto Mathew Schwartz | Unsplash

El sol, al ser la madrugada del verano austral, estará cerca de la línea del horizonte. El paso de la luna será un acontecimiento único

Todo el eclipse durará dos minutos, y lo único que las compañías de crucero no pueden garantizar que no esté nublado. Y con el clima antártico, eso nunca se sabe. Pero en ese caso, también será fascinante ver cómo en plena mañana el cielo se oscurece, surgen las estrellas, y a los pocos minutos todo vuelve a brillar.

Ver el eclipse en unas islas remotas

El punto ideal para ver el eclipse es cerca de las Islas Orcadas y por los alrededores del Mar de Weddell.

Esas islas son un archipiélago del Atlántico Sur a 600 kilómetros de la Península Antártica, donde solo habitan los científicos y militares de una base argentina. Toda su superficie está integrada por montañas, nieve y glaciares.

Allí viajarán dos barcos de Hurtigruten, compañía especializada en cruceros de expedición.

Uno es el MS Fram, que zarpará el 22 de noviembre desde Ushuaia, y pondrá rumbo a las Islas Malvinas. Al octavo día de viaje recalará en las Islas Georgia del Sur, donde se puede ver un enclave ballenero abandonado, y en el día 13 todo el mundo estará preparado para ver el eclipse.

El próximo 4 de diciembre se producirá un eclipse total de sol. Si es un fenómeno extraño, este lo será todavía más porque el sol se ubicará en una posición muy infrecuente: cerca del horizonte.
En el verano austral el sol no se pone por la noche. Foto Dan Avila

El viaje proseguirá hacia la península antártica, y tras atravesar el peligroso Pasaje de Drake y el Cabo de Hornos, al 23º día regresarán a Ushuaia, la ciudad más importante de Tierra del Fuego.

El otro crucero, el MS Roald Amundsen, zarpará el 24 de noviembre desde Punta Arenas, en Chile, y realizará el trayecto inverso: primero la Antártida, luego el eclipse, y por último la visita a las Malvinas.

A bordo de los dos barcos viajarán un equipo de astrónomos que explicarán por qué suceden los eclipses y la mejor forma de verlos.

Los precios de los billetes para estos viajes cuestan desde 14.000 euros por persona.

El próximo 4 de diciembre se producirá un eclipse total de sol. Si es un fenómeno extraño, este lo será todavía más porque el sol se ubicará en una posición muy infrecuente: cerca del horizonte.
Los zodiac de Hurtigruten realizan paseos entre los témpanos. Foto Hurtigruten

Ver el eclipse en un crucero de lujo

El tercer crucero que pondrá rumbo a las aguas antárticas es el Commandant-Charcot de Ponant, una de las navieras más lujosas del momento.

Este crucero partirá desde Ushuaia más tarde, el 29 de noviembre, y tras pasar entre las islas Shetland del Sur, se dirigirá hasta un punto impreciso de Mar de Wedell, que rodea la masa antártica.

El más lujoso de los barcos que viajarán a ver el eclipse es el Commandant-Charcot, el primer crucero-rompehielos híbrido del mundo

Allí se podrá ver el eclipse “en un 100%”, aseguran en la compañía de cruceros, rodeado de témpanos en un mar siempre agitado.

El próximo 4 de diciembre se producirá un eclipse total de sol. Si es un fenómeno extraño, este lo será todavía más porque el sol se ubicará en una posición muy infrecuente: cerca del horizonte.
El Commandant Charcot navegando por la Antártida. Foto Ponant

Pero para este barco no será problema, porque como se comprobó en unas pruebas realizadas hace pocas semanas, es el primer crucero de expedición capaz de romper los hielos y llegar hasta el Polo Norte geográfico.

Este crucero, con una capacidad para 245 pasajeros, luego rodeará la Península Antártica y regresará a Ushuaia el 14 de diciembre.

A bordo se realizarán paseos por las heladas aguas de la región antártica en zodiacs, y un científico será parte de la expedición para dar detalles de la fauna y geografía de estas tierras australes.

El próximo 4 de diciembre se producirá un eclipse total de sol. Si es un fenómeno extraño, este lo será todavía más porque el sol se ubicará en una posición muy infrecuente: cerca del horizonte.
El crucero de expedición Plancius

Otros cruceros en búsqueda del eclipse

Estos cruceros son los más exclusivos pero no son los únicos. Otras embarcaciones que pondrá rumbo a la Antártida para poder ver el eclipse son el Plancius, que realizará un viaje de 23 días con punto de partida y llegada en Ushuaia, el Janssonius y el Hondius, ambos con capacidad para 170 pasajeros, y con salidas del 25 de noviembre al 14 de diciembre y del 26 de noviembre al 15 de diciembre respectivamente.

También el Sea Spirit, de 114 pasajeros, así como varios buques de National Geographic, entre ellos el Orion, el Endurance y el Explorer.

a.
Ahora en portada