Cómo los viejos cruceros se transforman en residencias flotantes

Una compañía inmobiliaria reconvierte un crucero de 30 años en un elegante complejo de 777 viviendas anclado a 22 km de la costa de Ciudad de Panamá

Hay cruceros que vuelven a navegar, otros que esperan su turno cerca de los puertos, y un puñado de ellos se encuentran camino al desguace. Pero hay un barco de grandes dimensiones que resucitará como una residencia flotante.

Se trata del Pacific Dawn, un crucero de 245 metros de largo y 12 pisos de alto que perteneció a P&O Australia, y previamente había sido operado por Princess Cruises.

Vivir sin soberanía

La embarcación con 30 años de servicio fue vendida por Carnival Corporation, la matriz de la primera naviera, y comprada por la compañía Ocean Builder, que promueve la creación de hogares en aguas internacionales.

El MS Satoshi albergará a más de 2.000 personas, en su mayoría empresarios de las nuevas tecnologías, influencers y gestores de criptomonedas

El movimiento ‘Seasteading’ (que remite a la práctica de establecer sociedades en estructuras localizadas fuera de cualquier jurisdicción nacional) es impulsado por el empresario estadounidense Chad Elwartowski, quien es un reconocido inversor en el campo de las bitcoins.

El estado actual del Pacific Dawn. Foto: P&O Cruises
El estado actual del Pacific Dawn. Foto: P&O Cruises

Su idea es transformar este barco en un hogar para “nómadas digitales, influencers de YouTube y entusiastas de las cripto monedas”, aunque cualquier persona interesada puede participar de la vida y trabajo de a bordo.

El objetivo no es crear solo un complejo habitacional, sino que los ocupantes trabajen en las zonas comunes y establezcan sinergias relacionadas con las nuevas tecnologías, las monedas virtuales y las incubadoras de empresas.

Rumbo a Panamá

El próximo 4 de noviembre la compañía tomará posesión del barco, que navegará desde el Mediterráneo hacia el Caribe sur, su futuro hogar.

El crucero se llamará MS Satoshi (nombre que define a la unidad más pequeña del bitcoin), y estará permanentemente anclado a 22 km de la costa de la Ciudad de Panamá, con la que quedará comunicada por un servicio de ferries; pero a una distancia que lo deja fuera de las aguas territoriales.

Comienza la subasta

Al día siguiente de tomar las riendas del barco, Ocean Builders iniciará la subasta de 200 apartamentos del barco, empezando por el nivel 10.

Todas las compras, servicios y comidas a bordo se podrán pagar en dólares y en criptomonedas

Conforme se vendan todos los camarotes de un piso, se abrirá la venta del siguiente nivel, y así hasta completar la ocupación de los 777 habitaciones y suites del MS Satoshi.

Cada uno de ellos se ofrecerá entre los 21.000 y los 43.000 euros, y en total en el barco podrán vivir y trabajar 2.020 personas.

En el MS Satoshi vivirán y trabajarán más de 2.000 personas. Foto: Ocean Builders
En el MS Satoshi vivirán y trabajarán más de 2.000 personas. Foto: Ocean Builders

La vida a bordo

Las salas lounge, gimnasios, centros de atracciones, casinos y piscinas estarán a disposición de todos los residentes, que no tendrán más alternativa que comer en los locales gastronómicos de la embarcación, aunque con un descuento del 20% sobre los precios usuales.

En los tres restaurantes, el bar de zumos, los dos cafés y los tres bares se podrá pagar tanto con dólares como con bitcoins, moneda virtual que se podrá usar en todos los servicios que se ofrezcan a bordo, a partir de los primeros meses del 2021.

a.
Ahora en portada