Bienvenido al crucero fluvial más largo del mundo

14 países, 7 ríos y 4 barcos: si un crucero fluvial dura una media una semana, AmaWaterways rompe récords con un extraordinario viaje de 46 días por el corazón de Europa

Con frecuencia unidos al concepto boutique, con menor tamaño y capacidad que los cruceros oceánicos, los barcos que surcan el Nilo, el Mekong, el Amazonas o el Danubio son los preferidos por muchos viajeros para descubrir destinos con un punto de vista diferente. Sin renunciar a servicios cinco estrellas, exquisitas propuestas gastronómicas y, sobre todo, con un ambiente más íntimo, estos buques, algunos de los primeros en volver a navegar tras la emergencia sanitaria, preparan nuevos viajes para sorprender a sus viajeros. 

Crucero AmaWaterways en Budapest. Foto: Amawaterways.

Con frecuencia unidos al concepto boutique, con menor tamaño y capacidad que los cruceros oceánicos, los barcos que surcan el Nilo, el Mekong, el Amazonas o el Danubio son los preferidos por muchos viajeros para descubrir destinos con un punto de vista diferente. Sin renunciar a servicios cinco estrellas, exquisitas propuestas gastronómicas y, sobre todo, con un ambiente más íntimo, estos buques, algunos de los primeros en volver a navegar tras la emergencia sanitaria, preparan nuevos viajes para sorprender a sus viajeros. 

Puede que no sean los cruceros más largos, como el que promete seis meses de navegación ininterrumpida, los que recorren más países o hacen escalas en una mayor cantidad de playas exóticas o lugares Patrimonio Mundial de la Unesco, pero ahora un barco fluvial está dispuesto también a romper un récord

Siete ríos 

AmaWaterways, una de las compañías de referencia en Europa, prepara para 2023 el mayor crucero que haya surcado nunca el corazón del viejo continente. Su itinerario Seven River Journey romperá el récord navegando durante 46 días en los que atravesará hasta 14 países a través de siete ríos. Se trata de un periplo que multiplica por cuatro los cruceros fluviales más largos que suelen ofrecerse –habitualmente entre 7 y 10 días-. 

Navegando 46 días por el Sena, el Saona, el Ródano, el Rin, el Mosela, el Main y el Danubio se atraviesan Francia, Suiza, Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos, Austria, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Croacia, Serbia, Bulgaria y Rumanía

Según el presidente de la compañía y cofundador de la compañía, Rudi Schreiner, implicado directamente en el diseño de este itinerario, la iniciativa busca anticiparse a las necesidades de los clientes. Tras un periodo de casi total ausencia de viajes como consecuencia de la pandemia, y “con la demanda acumulada de viajes que estamos viendo y el incremento en las solicitudes de nuestros cruceros más largos” su apuesta tratará de satisfacer esos deseos reprimidos de aventura así como los caprichos que nos damos una vez en la vida. 

De hecho, el éxito de los cruceros oceánicos de la vuelta al mundo inspiró esta propuesta. “armamos este crucero y lo ofrecimos a clientes anteriores, sin siquiera anunciarlo al público ya tenemos tantas personas inscritas que posiblemente organicemos un segundo o tercer viaje”, detalló Schreiner durante el Global Virtual River Cruise Showcase de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA por sus siglas en inglés).  

Con frecuencia unidos al concepto boutique, con menor tamaño y capacidad que los cruceros oceánicos, los barcos que surcan el Nilo, el Mekong, el Amazonas o el Danubio son los preferidos por muchos viajeros para descubrir destinos con un punto de vista diferente. Sin renunciar a servicios cinco estrellas, exquisitas propuestas gastronómicas y, sobre todo, con un ambiente más íntimo, estos buques, algunos de los primeros en volver a navegar tras la emergencia sanitaria, preparan nuevos viajes para sorprender a sus viajeros. 
Navegación en el Sena. Foto: AmaWaterways.

Del Sena al Danubio 

Solo 144 pasajeros zarparán el 1 de junio de 2023 a bordo del barco AmaLyra. Tras una navegación de siete días a través de Francia, los pasajeros se Los huéspedes se trasladarán al AmaKristina el 8 de junio para navegar por los ríos Ródano y Saona. A continuación, se navegará durante tres semanas por el Rin a bordo del AmaPrima, en un viaje desde Basilea hasta Ámsterdam. 

Los viajeros disfrutarán de un total de cuatro barcos a lo largo de los 46 días, con solo 3 transferencias terrestres en toda la travesía

El 4 de julio llegará el turno del Danubio, con embarque en Vilshofen (Alemania) a bordo del AmaVerde y rumbo a Rumanía con la última parada, el 17 de julio, en Giurgiu. 

Según su responsable, tan solo habrá 3 transferencias terrestres en todo el crucero, que tiene un precio de salida desde 24.500 euros por persona en una cabina con vista al río y desde 32.600 en un camarote con balcón. 

Con frecuencia unidos al concepto boutique, con menor tamaño y capacidad que los cruceros oceánicos, los barcos que surcan el Nilo, el Mekong, el Amazonas o el Danubio son los preferidos por muchos viajeros para descubrir destinos con un punto de vista diferente. Sin renunciar a servicios cinco estrellas, exquisitas propuestas gastronómicas y, sobre todo, con un ambiente más íntimo, estos buques, algunos de los primeros en volver a navegar tras la emergencia sanitaria, preparan nuevos viajes para sorprender a sus viajeros. 
AmaKristina. Foto: AmaWaterways

Siete ríos y 14 países 

Durante la navegación, que tiene lugar en el Sena, el Saona, el Ródano, el Rin, el Mosela, el Main y el Danubio, se atraviesan Francia, Suiza, Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos, Austria, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Croacia, Serbia, Bulgaria y Rumanía. En cada lugar, según la compañía, “se captura la esencia de cada región así como su historia, tradiciones culturales, arquitectura y, por supuesto, su deliciosa cocina y su vino”. 

En total, se visitarán 17 sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, con vivencias tales como navegar por la romántica París, aventurarse en las históricas playas del desembarco del Día D en Normandía, visitar en exclusiva el castillo de Lahnekc en Alemania o perderse en paisajes extraordinarios de Croacia, Serbia, Rumanía o Bulgaria

Con frecuencia unidos al concepto boutique, con menor tamaño y capacidad que los cruceros oceánicos, los barcos que surcan el Nilo, el Mekong, el Amazonas o el Danubio son los preferidos por muchos viajeros para descubrir destinos con un punto de vista diferente. Sin renunciar a servicios cinco estrellas, exquisitas propuestas gastronómicas y, sobre todo, con un ambiente más íntimo, estos buques, algunos de los primeros en volver a navegar tras la emergencia sanitaria, preparan nuevos viajes para sorprender a sus viajeros. 
AmaLyra. Foto: AmaWaterways.

Incluidas en este viaje épico, los pasajeros tendrán más de 130 excursiones gratuitas entre las que elegir, además de experiencias a bordo que incluyen un ‘anfitrión de bienestar’ así como diferentes clases de yoga o estiramientos.  

También están incluidos los servicios de lavandería y transfer y todas las propinas. 

a.
Ahora en portada