Así será ver un eclipse total de sol en un lujoso crucero por la Antártida

El crucero Commandant-Charcot de Ponant navegará en las aguas heladas del continente blanco para presenciar un eclipse total en el verano austral de 2021

En 2021 habrá un total de cuatro eclipses. Solo uno de ellos será solar y, además, total, con el sol y la luna perfectamente alineados, lo que lo convierte en el más fascinante espectáculo. Sin embargo, solo será visible al 100% desde el mar de Weddell, junto al continente antártico. Un barco de la exclusiva línea Ponant pondrá rumbo a este remoto destino en un itinerario de 15 días que promete la más exclusiva aventura.

A medio camino entre la expedición y el lujo, el buque Le Commandant Charcot partirá de Ushuaia, en Argentina, la ciudad más austral del mundo, rumbo a la Antártida el 30 de noviembre de 2021.

Ante sus pasajeros, un viaje de dos semanas que les llevará a través de legendario Pasaje Drake hasta llegar a las aguas heladas del Mar de Weddell.

En 2021 habrá un total de cuatro eclipses. Solo uno de ellos será solar y, además, total, con el sol y la luna perfectamente alineados, lo que lo convierte en el más fascinante espectáculo. Sin embargo, solo será visible al 100% desde el mar de Weddell, junto al continente antártico. Un barco de la exclusiva línea Ponant pondrá rumbo a este remoto destino en un itinerario de 15 días que promete la más exclusiva aventura.
Los pasajeros divisarán el eclipse desde las gruesas capas de hielo del Mar de Weddell. Foto Ponant.

Eclipse solar total

En esta región, donde el sol nunca llega a ponerse durante el verano austral, una noche oscura envolverá al barco durante el eclipse y le permitirá vivir un momento absolutamente único en medio de este desierto helado.

A bordo viajarán también naturalistas y científicos que estudiarán el fenómeno e involucrarán a los pasajeros en sus análisis y notas. También podrán participar en la instalación de una estación en el hielo y la toma de muestras de agua, que se analizarán para mejorar el conocimiento de la biodiversidad, los ecosistemas y el impacto humano en esta región.

“Se trata de uno de esos viajes únicos en la vida para los pasajeros, que podrán percibir lo importante que es preservar este increíble lugar”, explica Nicolas Dubreuil, experto en expediciones polares y director de sostenibilidad de Ponant.

En 2021 habrá un total de cuatro eclipses. Solo uno de ellos será solar y, además, total, con el sol y la luna perfectamente alineados, lo que lo convierte en el más fascinante espectáculo. Sin embargo, solo será visible al 100% desde el mar de Weddell, junto al continente antártico. Un barco de la exclusiva línea Ponant pondrá rumbo a este remoto destino en un itinerario de 15 días que promete la más exclusiva aventura.

Crucero verde

El propio barco es un ejemplo de sostenibilidad. Completamente nuevo, Le Commandant-Charcot -bautizado en honor al médico y explorador polar francés Jean-Baptiste Charcot– es un crucero rompehielos de última generación, pionero entre los buques de exploración por su ecodiseño. Impulsado por gas natural licuado, es un buque eléctrico híbrido, capaz de clasificar el 100% de sus residuos a bordo, incluidas las aguas residuales.

Con 135 camarotes y suites, y dotado de todas las comodidades de un barco boutique -que lo alejan de los tradicionales y más austeros cruceros de expedición- está equipado también con infraestructuras y medios al servicio de la investigación, lo que permitirá actuar como plataforma de observación para estudiar  el agua, el aire, el hielo y la biodiversidad de las regiones polares extremas.

En 2021 habrá un total de cuatro eclipses. Solo uno de ellos será solar y, además, total, con el sol y la luna perfectamente alineados, lo que lo convierte en el más fascinante espectáculo. Sin embargo, solo será visible al 100% desde el mar de Weddell, junto al continente antártico. Un barco de la exclusiva línea Ponant pondrá rumbo a este remoto destino en un itinerario de 15 días que promete la más exclusiva aventura.
El crucero también albergará una misión científica. Foto Ponant.

Qué hacer en el fin del mundo

Además de la parte más científica, que incluye conferencias y charlas con los científicos y biólogos, el crucero ofrece también actividades de ocio que van desde las rutas en motos de nieve a los paseos en aerodeslizador y globo de helio.

El itinerario también incluye la navegación por la plataforma de hielo de Larsen, la barrera de hielo que ayuda a prevenir la erosión de la capa de hielo de la Antártida y desde donde se aprecian algunos de los icebergs tabulares – anchos, planos y largos, muy diferentes a los de forma triangular que la mayoría tenemos en mente- más grandes que existen; la visita a las Islas Shetland del Sur, hogar de varias estaciones de investigación científica; y la observación de la vida silvestre, incluidas las focas de Weddell, los pingüinos Adelia y las ballenas jorobadas.

El viaje, de 16 días y 14 noches, tiene un precio desde 15.630 euros por persona.

a.
Ahora en portada