La saga Cousteau propone vivir bajo el agua en Curazao

En las aguas de Curazao Fabien Cousteau, nieto del famoso investigador, proyecta instalar una estación de investigación submarina de 370 m2

Fabien Cousteau, nieto del gran explorador y divulgador Jacques-Yves Cousteau, proyecta construir una base submarina capaz de alojar a 12 científicos a 18 metros de profundidad. “Será como la Estación Espacial Internacional, pero bajo el agua”, afirma el científico.

La investigación oceánica necesita más atención

Aunque los océanos ocupan el 70% de la superficie de planeta la humanidad solo ha explorado el 5% y trazado mapas del 20% de la masa acuática.

El diseño de Proteus está inspirado en las formaciones de coral. Imagen: Yves Béhar y Fuseproject.

Mientras que se invierten miles de millones en satélites y proyectos de misiones espaciales la investigación marina queda relegada a un segundo plano.

“La exploración oceánica es mil veces más importante para el planeta que la espacial”, asegura Cousteau, quien afirma que un estudio más profundo puede anticipar tsunamis y huracanes, así como trazar las líneas científicas para desarrollar nuevas fronteras en sostenibilidad, energía y robótica.

Proteus, la futura base

El proyecto Proteus consiste en una plataforma de dos niveles asentada en el lecho marino, cerca de la isla caribeña de Curazao.

La estación Proteus se ubicará a 18 metros de profundidad, y alojará a 12 científicos que investigarán la vida submarina

Su forma está inspirada en las formaciones de coral, con módulos que se despliegan en a lo largo de dos estructuras circulares.

La base se ubicará en la costa de Curazao. Imagen: Yves Béhar y Fuseproject

Las cápsulas tendrán laboratorios, un invernadero para cultivar vegetales, espacios sociales, una sala de edición de videos y sectores para cocinar y dormir.

Inspirado en la naturaleza…y la ciencia ficción

El complejo contará con fuentes de energía solar y eólica, así como tecnología para convertir energía termal en provisión de calefacción y agua caliente.

El diseñador de la base, el suizo Yves Behar, se inspiró en los proyectos desarrollados en los años ’60 y ’70 (una época dorada para la investigación submarina) así como en diseños de cómics de ciencia ficción.

También analizó las cápsulas para dormir tan populares en Japón y Hong Kong para lograr maximizar el uso de espacios en un complejo que tendrá una superficie de 370 metros cuadrados.

La base Proteus tendrá 370 metros cuadrados. Imagen: Yves Béhar y Fuseproject

¿Y para el turismo?

Una de las ventajas de desarrollar una estación submarina es que los científicos no tendrán que realizar la descomprensión cada vez que quieran explorar los secretos de los océanos.

Cousteau no descarta poder recibir a turistas en la estación submarina si eso contribuye a la divulgación científica

Si bien por ahora el proyecto se limita a científicos, Cousteau no descarta recibir a visitantes si eso ayuda a impulsar el proyecto a una escala mayor, como ser crear más bases similares para formar una especie de colonia submarina, o montar una estación a 600 metros de profundidad.

Experiencias bajo el agua

Cousteau sabe que las condiciones de aislamiento son un desafío: en 2014 llegó al récord de vivir 31 días bajo el agua en Aquarius, una base diseñada en 1986 de solo 37 metros cuadrados, propiedad de la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, de EEUU).

Su abuelo también soñaba con ideas similares: en 1962 se encerró una semana con otros dos buzos en un cilindro de cinco metros de largo, depositado a diez metros de profundidad frente a la costa de Marsella.

El proyecto de Fabien Cousteau llevará tres años de trabajo y un presupuesto de 114 millones de euros. Ya ha recaudado una buena parte de fundaciones y empresas, pero espera que el peso de su apellido le permita cumplir el sueño.

a.
Ahora en portada