Zagreb: donde la Navidad se vive como un cuento de hadas

En diciembre la capital de Croacia se transforma con iluminaciones, conciertos, mercadillos y decoraciones que realzan el espíritu navideño

¡Hay ciudades en que las fiestas navideñas se viven con una intensidad diferente. Una de ellas es Zagreb, la capital de Croacia, que asume el adviento como un compromiso de honor, y que la lleva a cambiar radicalmente su paisaje urbano.

El clima, convengamos, también pone bastante de su parte, porque el invierno en los Balcanes siempre acerca intensas nevadas que tapizan a la ciudad y sus alrededores de blanco.

También hace lo suyo la gastronomía tradicional, desde el chocolate caliente y el vino especiado a las comidas abundantes en calorías, como el pavo con mlinci (tiras de pan fino cocinadas como pasta); las galletas de pimienta o de vainilla; o los rollos de chucrut con la carne picada; para que nadie se quede con frío en el cuerpo.

Mercadillo en Zagreb. Foto Akmada Lidija
Mercadillo en Zagreb. Foto Akmada Lidija

El mejor mercadillo de Europa

Durante diciembre, y a pesar de las limitaciones de la pandemia, la ciudad vive una intensa agenda de actividades, que incluyen mercadillos, patinaje sobre hielo, espectáculos en teatros y en las calles, y el uso de las nuevas tecnologías para vivir una Navidad bajo los mandatos del siglo XXI.

Durante tres años seguidos, del 2016 al 2018, el adviento de Zagreb ha ganado el título al Mejor Mercadillo Navideño de Europa.

Y hay razones para entender el galardón.

Decoración del parque Zrinjevac. Foto J.Duval
Decoración del parque Zrinjevac. Foto Julien Duval

El parque iluminado

Uno de los puntos más bonitos de ver en la ciudad en estas fiestas es el Parque Zrinjevac, que cuenta con una alameda de 220 plátanos con más de un siglo de vida, tan altos como un edificio de cinco plantas, cuyas copas decoradas por miles de lámparas blancas convierten a esta zona verde en un despliegue visual único.

En el antiguo pabellón de música, en el centro del parque, se escuchan los valses y los villancicos, para darle un toque más mágico aún al lugar.

Más espectáculos de valses y polcas, con canciones navideñas internacionales y croatas y otras dedicadas a la ciudad se pueden escuchar en los conciertos de los Solistas de Zagreb, que se brindan en el Museo de la Ciudad.

Música en el Teatro Nacional. Foto Bokakreo
Música en el balcón del Teatro Nacional. Foto Bokakreo

La pista de hielo más grande

Otro punto para deslumbrarse con la decoración festiva es la Plaza del Rey Tomislav, donde se encuentra la pista de hielo más grande de ese lado del Adriático y de una buena parte de Europa central.

Una cita imprescindible es ir a patinar en la Plaza del Rey Tomislav, una de las más grandes de Europa central

Siguiendo en la ciudad baja, tampoco hay que perder de vista la decoración de la Plaza de la República de Croacia, frente al Teatro Nacional.

Aquí el motivo inspirador es el baile del Cascanueces, obra que se representan en esta casa lírica del 9 al 31 de diciembre.

Pista de patinaje. Foto Julien Duval
Pista de patinaje en la Plaza de la República. Foto Julien Duval

En los barrios

En cuanto a los barrios de la ciudad alta, las mejores decoraciones navideñas se presentan en el Parque de Bela IV y a lo largo del paseo de Strossmayer, tanto en el sector este como en el oeste.

También es interesante ver cómo se transforma el barrio de Gajnice, a media hora al este del centro de Zagreb.

El Centro de Cultura y Educación Susedgrad presenta una serie de conciertos que van más allá de la música clásica y los villancicos, con grupos de rock y pop, homenajes a Elvis Presley, música electrónica y canciones tradicionales populares.

Decoración del Cascanueces
Decoración del Cascanueces

Ventanas decoradas

La tradición marca que las ventanas de las casas tengan una decoración alusiva. Para dar el ejemplo, la Oficina de Turismo de Zagreb insta a varias entidades públicas y culturales a que presenten sus mejores galas para diciembre.

Entre los edificios recomendados para ver el despliegue de luces y motivos navideños están la Galería Klovićevi dvori y la Torre Lotrščak, el divertido Museo de las Relaciones Rotas, la casa de estudiantes de Marija Jambrišak, el Instituto Croata de la Historia, el archivo estatal de Zagreb, y el Museo de la Ciudad, entre otros.

Pero como es posible que no se pueda ver todo, este año se lanzó una propuesta para divertirse con las ventanas navideñas virtuales en 20 puntos de la ciudad.

Se trata de descargar la aplicación Equinox XR en el móvil, y en el lugar indicado, apuntar el móvil que en la pantalla aparecerá una ventana animada frente a algún museo, parque o calle del centro.

Música en balcones

La banda de vientos Ad Gloriam, integrado por trompetas, saxos, tubas y trombones de la orquesta de la Ópera del Teatro Nacional de Croacia en Zagreb y la Filarmónica de la ciudad, presenta varios conciertos en diferentes balcones de la capital del país.

Entre melodías que suenan a fanfarrias y otras de corte más tradicional, todavía se pueden ver cinco conciertos en el balcón de Tkalčićeva 33, en la Galería Lav y en el Teatro Nacional de Croacia.

Adviento en Zagreb. Foto Julien Duval
Adviento en Zagreb. Foto Julien Duval

Pesebres

Frente a la Catedral se desplegará, a partir del 17 de diciembre y hasta el 6 de enero, el clásico pesebre; excepto que este año en vez de ser una representación viviente será con muñecos de madera de tamaño natural, aunque dos intérpretes animarán al público a que interactúen con los personajes.

Una de las actividades más divertidas es la carrera de disfraces del adviento, donde cada uno elige el momento de salida, la distancia y el motivo, que tiene que estar relacionado con la Navidad

Para quien le interese la historia de los belenes de Zagreb y alrededores, puede visitar la muestra de 42 pesebres que se presenta en el Museo Etnográfico de Zagreb.

La carrera del adviento. Foto Marija Gaparovi
La carrera del adviento. Foto Marija Gaparovi

Todos a disfrazarse

Si hay algo que les gusta a los croatas es salir durante las fiestas y divertirse lo más posible, no importa el frío que haga.

Uno de los eventos más insólitos es la Carrera del Adviento, que se realiza entre el 31 de diciembre y el 2 de enero.

La idea es disfrazarse de lo que sea, pero que tenga relación con la Navidad: puede ser de Papá Noel, elfo, reno o regalo envuelto, y realizar una carrera, sea breve o larga, hasta el hotel The Westin Zagreb. Uno elige el punto de salida, la distancia y el ritmo. Y se trata de pasarla bien.

a.
Ahora en portada