Así está el World Trade Center 20 años después del 11-S

La zona destruida tras el ataque a las Torre Gemelas renació con un despliegue de rascacielos, centros comerciales, monumentos y diversas muestras de homenaje al 11-S

Los ataques con aviones el 11-S derrumbaron las torres y este icono del capitalismo se convirtió en un cráter de escombros.

Las Torres Gemelas están ausentes en forma pero no en espíritu. Su recuerdo persiste en el renacido World Trade Center (WTC), el complejo de edificios y monumentos en el distrito financiero del Bajo Manhattan.

Sus nombres oficiales eran One World Trade Center (la Torre Norte) y Two World Trade Center (la Torre Sur).

Los ataques con aviones el 11-S derrumbaron las torres y este icono del capitalismo se convirtió en un cráter de escombros.

El primero, cuando fue inaugurado en 1972, se convirtió en el edificio más alto del mundo al superar al Empire State Building. La otra, obviamente, la secundó en el récord.

El conjunto del WTC se construyó en Radio Row, el antiguo barrio de la electrónica y de los electricistas de Nueva York, a costa de ampliar la superficie de la ciudad hacia el oeste al ganarle una importante extensión de terreno al río Hudson.

¿Qué hay que ver en el nuevo World Trade Center?

Los ataques con aviones el 11-S derrumbaron las torres y este icono del capitalismo se convirtió en un cráter de escombros.

El WTC se convirtió en el símbolo del poder financiero de EEUU, con un despliegue arquitectónico de vanguardia en materia de rascacielos, junto con centros comerciales y monumentos. Entre las dos torres cada día trabajaban más de 100.000 personas.

Entre las dos torres cada día trabajaban más de 100.000 personas

Los ataques con aviones el 11-S derrumbaron las torres y este icono del capitalismo se convirtió en un cráter de escombros.

El conjunto ha tardado casi 20 años en ser reconstruido tras numerosos debates, propuestas y concursos y hoy sigue una estructura urbanística y arquitectónica distinta del conjunto original.

El lugar renació como un complejo financiero de nuevos rascacielos con el homenaje permanente a las víctimas en forma de memoriales y museos.

Los ataques con aviones el 11-S derrumbaron las torres y este icono del capitalismo se convirtió en un cráter de escombros.

El One World Trade Center y el One World Observatory

En un extremo del WTC se alza el One World Trade Center, un rascacielos de 104 plantas diseñado por los arquitectos Thomas Boada y David Childs, heredero de las Torres Gemelas y silueta del nuevo skyline de la ciudad.

Todas sus medidas son simbólicas: con la antena llega a los 541 metros de altura (1.776 pies, como la fecha de la independencia de EEUU), y si ella mide 417 metros, exactamente como las torres destruidas.

Los ataques con aviones el 11-S derrumbaron las torres y este icono del capitalismo se convirtió en un cráter de escombros.

El OWTC fue inaugurado en el 2014, es el edificio más alto de Nueva York y el séptimo del mundo y posee uno de los ascensores más veloces del planeta: tarda 47 segundos en llegar al mirador más alto de la ciudad a más de 380 metros de altura.

Este observatorio con vistas espectaculares de 360º de la Gran Manzana sustituye al destruido Top of the World de la Torre Sur.

En este panóptico único en el que en un día claro la visibilidad alcanza 80 kilómetros, se puede contemplar desde la Estatua de la Libertad al sur, con el Empire State Building y Central Park al norte y el puente de Brooklyn al este. 

Los ataques con aviones el 11-S derrumbaron las torres y este icono del capitalismo se convirtió en un cráter de escombros.

El monumento al 11-S

Michael Arad y Peter Walker firman el diseño ganador del concurso mundial con más de 5.000 proyectos de 63 países para este memorial.

El nuevo OWTC, sin contar la antena, mide lo mismo que las Torres Gemelas

Se trata de dos estanques idénticos, en los que el agua cae en cascada hasta perderse en el fondo, situados en el lugar donde se alzaban los rascacielos destruidos.

Los ataques con aviones el 11-S derrumbaron las torres y este icono del capitalismo se convirtió en un cráter de escombros.

Allí están registrados los nombres de todos los fallecidos el 11-S y en el ataque del 26 de febrero de 1993, cuando un camión bomba estalló en un párking de la Torre Norte y causó seis muertos y más de 400 heridos.

Una rosa blanca sobre cada nombre significa el cumpleaños de esa persona. Es aconsejable la visita con las luces nocturnas. El Survivor Tree es un peral cercano al estanque sur que sobrevivió a la destrucción total y fue replantado como símbolo de resistencia.

Los museos del 11-S

El 9/11 Memorial Museum es un museo subterráneo sobre la historia del World Trade Center, antes y después del atentado terrorista.

Los ataques con aviones el 11-S derrumbaron las torres y este icono del capitalismo se convirtió en un cráter de escombros.

El centro expone fragmentos de las torres, muros subterráneos, objetos e historias de las víctimas y una escalera original situada “in situ” por donde se salvaron centenares de personas.

En la zona hay otro museo, llamado 9/11 Tribute Museum, que fue creado por los supervivientes y los familiares de las personas fallecidas, durante y después del ataque. Está pensado para aprender sobre los eventos históricos de aquel día con anécdotas personales, operaciones de rescate, conversaciones con familiares, historias orales y reflexiones.

En tanto el FDNY Memorial Wall, es un mural con nombres, fotografías y grabados que recuerdan a los 343 bomberos que murieron durante los rescates, situado junto a la estación de bomberos entre Liberty St. y Greenwich St.

La capilla de Saint Paul

Esta es una joya fundacional, una histórica iglesia de 1766 vecina al WTC pero que se salvó milagrosamente.

Este lugar se convirtió en refugio y centro de descanso para los trabajadores del espacio destruido  ocho meses meses después tras la tragedia, en que cientos de voluntarios les ofrecieron comida, alojamiento y cuidados.

Los ataques con aviones el 11-S derrumbaron las torres y este icono del capitalismo se convirtió en un cráter de escombros.

Una exposición lo explica. El edificio da a Broadway St.y se encuentra frente a un Zara y el acceso a Wall St. 

The Oculus de Calatrava, la estación y el centro comercial subterráneo

Una gigantesca estructura blanca diseñada por Santiago Calatrava (según describe es un pájaro que vuela desde la mano de un niño) y no exenta de debate que alberga un gran centro comercial con muchos espacios para la restauración, el Westfield World Trade Center.

Cerca se encuentra la central de enlace de los metros de Nueva York y los trenes de cercanías que cruzan el agua hasta Nueva Jersey.

Liberty Park, el jardín elevado

Es un nuevo pequeño parque transversal elevado siete metros junto al estanque sur, que conecta con los edificios del World Financial Center que dan al río Hudson.

Es un sitio para pasear y contemplar el espacio vacío del memorial.  

En el 2017, se colocó allí, sin restaurar, la Sphere, una escultura esférica de Fritz Koenig situada en el jardín de la base de las Torres Gemelas y que quedó parcialmente destruída en los ataques.

En el extremo del jardín, Calatrava es el responsable de la nueva y curiosa iglesia ortodoxa de San Nicolás, desaparecida en los ataques.

Brookfield Place

Los ataques con aviones el 11-S derrumbaron las torres y este icono del capitalismo se convirtió en un cráter de escombros.

Es un conjunto de seis edificios comerciales y financieros junto al río Hudson, originalmente conocido como World Financial Center (WFC), vecino al World Trade Center (WTC).

Se accede siguiendo el Liberty Park o por un espectacular túnel desde The Oculus. El edificio de cristal (también destruido con el Winter Garden) cuenta con un centro comercial con muchos lugares para comer y comprar.

En el exterior hay jardines, un embarcadero y un paseo junto al río permite hermosas vistas de la vecina Nueva Jersey. 

a.
Ahora en portada