Por qué Liverpool ya no es Patrimonio Mundial por la Unesco (y Venecia sí)

Liverpool es el tercer destino en la historia excluido de la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco mientras Venecia logra esquivar su entrada en el listado de patrimonio en riesgo

El Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco ha eliminado la zona portuaria de Liverpool, al noroeste de Inglaterra, de su lista de patrimonio protegido al considerar que el desarrollo urbanístico supone una “pérdida de cualidades irreversible”.

Zona portuaria de Liverpool. Foto: ©VisitBritain.

El Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco ha eliminado la zona portuaria de Liverpool, al noroeste de Inglaterra, de su lista de patrimonio protegido al considerar que el desarrollo urbanístico supone una “pérdida de cualidades irreversible”.

Denominada oficialmente ‘Ciudad Marítima y Mercantil’ de Liverpool, la zona portuaria había sido incluida en listado de Patrimonio Mundial en 2004 pero, menos de diez años después, en 2012, fue añadida al listado de Patrimonio Mundial en peligro ante los planes de desarrollo de la zona.

Ahora es definitivamente excluida, un revés para la ciudad, la tercera castigada con este gesto en la historia, tras el valle del Elba (Alemania) y el Santuario del Oryx árabe (Omán).

Amenazas para la autenticidad y la integridad

Según los expertos de la Unesco, y pese a la advertencia que supone la inclusión en la lista del patrimonio en riesgo, “el proyecto ha seguido adelante junto a otros desarrollos tanto en la zona como en sus alrededores. El Comité considera que estas construcciones son perjudiciales para la autenticidad y la integridad del lugar”.

El Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco ha eliminado la zona portuaria de Liverpool, al noroeste de Inglaterra, de su lista de patrimonio protegido al considerar que el desarrollo urbanístico supone una “pérdida de cualidades irreversible”.
Ciudad Marítima y Mercantil de Liverpool. Foto: Rod Edwards | VisitBritain.

La zona portuaria de Liverpool había sido incluida en este prestigioso listado por su papel como uno de los mayores centros comerciales del mundo durante los siglos XVIII y XIX, y protagonista de avances tecnológicos en materia de puertos y transporte.

“Cualquier exclusión de la Lista del Patrimonio Mundial es una pérdida para la comunidad internacional y para los valores y compromisos internacionalmente compartidos bajo la Convención del Patrimonio Mundial”, lamento la institución en un comunicado.

“Incomprensible” para Liverpool

La respuesta no se hizo esperar: la alcaldesa de la ciudad británica, Joanne Anderson, mostró inmediatamente su “gran decepción” por la decisión y acusó a la Unesco de no visitar la ciudad en una década “para verla con sus propios ojos”.

El Ayuntamiento de Liverpool ha anunciado que tratará de apelar la “incomprensible” y “preocupante” decisión de la Unesco

El Ayuntamiento ha anunciado que tratará de apelar la “incomprensible” y “preocupante” decisión de la Unesco de retirar el estatus de patrimonio mundial al puerto mercantil de la ciudad,

«No han querido ver ni escuchar”, afirma la alcaldesa. Según su opinión, el argumento de la Unesco es “evidentemente falso” porque la ciudad “nunca se ha visto mejor”, en parte gracias a una inversión de “cientos de millones de libras”.

Venecia esquiva el riesgo de exclusión

Otra que había estado en el foco, con amenazas directas por parte de la Unesco de ser incluida en la Lista de patrimonio en riesgo debido a su deterioro, es Venecia.

Sin embargo, la ciudad italiana ha logrado evitar esta nominación después de prohibir la entrada de grandes cruceros en sus aguas, según ha explicado el ministro de cultura italiano, Dario Franceschini.

El Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco ha eliminado la zona portuaria de Liverpool, al noroeste de Inglaterra, de su lista de patrimonio protegido al considerar que el desarrollo urbanístico supone una “pérdida de cualidades irreversible”.
Los grandes cruceros ya no podrán entrar en el centro de Venecia.

“Gracias a la decisión del Gobierno acerca del bloqueo de grandes naves delante de San Marcos y el Canal de la Giudecca se ha alcanzado este primer e importante resultado”.

Patrimonio Mundial desde 1987, la ciudad fue estudiada en el mismo Comité celebrado esta semana en Fuzhou.

Según el ministro, en cualquier caso “la atención mundial sobre Venecia sigue siendo alta” y será “deber de todos” trabajar por su protección, que tendrán que venir en forma de desarrollos sostenibles.

La delicada ciudad, construida en medio de una laguna separada del mar Adriático por una estrecha manga de tierra y “en la que la cultura y la industria creativa están llamadas a desempeñar un rol protagonista”, ha recibido varias advertencias de la Unesco para buscar soluciones que impidieran el paso de cruceros y grandes embarcaciones.

Tanto vecinos como organizaciones ambientalistas se manifiestan también desde hace años en contra de estos enormes buques que amenazan el frágil hábitat y, sobre todo, el enorme patrimonio urbanístico del lugar.

El Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco ha eliminado la zona portuaria de Liverpool, al noroeste de Inglaterra, de su lista de patrimonio protegido al considerar que el desarrollo urbanístico supone una “pérdida de cualidades irreversible”.
La imagen de los grandes cruceros frente a Venecia quedará en la historia.

Veto a los grandes cruceros en Venecia

El pasado 13 de julio el Gobierno italiano aprobó finalmente uel decreto que prohíbe, desde el próximo 1 de agosto, el paso de cruceros y barcos de grandes dimensiones frente a la ciudad de Venecia, con el objetivo de proteger la urbe.

En concreto el canal que pasa por delante de la monumental plaza de San Marcos y el de la Giudecca, por donde antes navegaban estas embarcaciones, quedará de hecho declarado «monumento nacional», es decir protegido.

No podrán, pues navegar embarcaciones de más de 25.000 toneladas brutas, superiores a los 180 metros de eslora, más de 35 metros de altura y que produzcan más de un 0,1% de azufre en sus emisiones.

El Gobierno además ha ordenado la búsqueda y construcción de nuevos puntos de atraque para evitar que estas naves recorran el Canal de la Giudecca con dirección a la Estación Marítima, en el extremo oeste de la isla, el puerto en el que atracan actualmente.

a.
Ahora en portada