Nueva York: la ciudad amada por John Lennon

A 40 años de su muerte recordamos los puntos clave de Nueva York en la vida de John Lennon

Ser anónimo en Nueva York le devolvió la confianza y tranquilidad a John Lennon. Poder pasear por el Central Park con su hijo Sean y su esposa Yoko Ono, ir de compras a las tiendas del Upper West Side sin tener que esquivar fotógrafos, vivir la intensa vida cultural y coquetear con los espíritus pacifistas y contestatarios de los ’70 fueron el paraíso urbano para el ex Beatle.

Ser anónimo en Nueva York le devolvió la confianza y tranquilidad a John Lennon. Poder pasear por el Central Park con su hijo Sean y su esposa Yoko Ono, ir de compras a las tiendas del Upper West Side sin tener que esquivar fotógrafos, vivir la intensa vida cultural y coquetear con los espíritus pacifistas y contestatarios de los ’70 fueron el paraíso urbano para el ex Beatle.

Por eso la gran manzana era su ciudad amada, más allá del cariño allende los mares con su Liverpool natal, de los recuerdos de Londres en medio de su ascenso a la fama con los Fabulosos Cuatro, y de la nostalgia de las noches desenfrenadas de rock y pastillas en los antros de Hamburgo.

Vida y muerte en Nueva York

Nueva York fue su vida pero también su muerte, cuando el desequilibrado Mark Chapman le disparó cuatro tiros con un calibre .38 en la puerta del Dakota, el edificio de estampa neogótica frente al Central Park donde vivía.

Ese trágico suceso ocurrió hace 40 años, el 8 de diciembre de 1980. No hay una ruta específica de Lennon en la ciudad, pero sí es posible reconocer varios puntos que tuvieron importancia en su vida.

El Nueva York de John Lennon, la ciudad de la que quedó prendado
John Lennon y Yoko Ono en una pausa del documental Lennon NYC. Foto PBS-EFE

El edificio Dakota

Seguramente en este frío día en Nueva York haya un silencioso peregrinaje de seguidores de la vida y obra de Lennon que pasen frente al Dakota a dejar alguna flor, una vela encendida.

Frente al edificio Dakota, la última residencia de Lennon, se encuentra el parque ‘Strawberrey Fields Forever’, que homenajea al músico en el mosaico ‘Imagine’

El edificio se encuentra en el cruce la Calle 72 y la avenida Central Park West. Con sus techos de la azotea, sus nichos y balcones pareciera un bloque de viviendas de la Alemania del siglo XIX trasplantado a Manhattan.

El edificio Dakota, el último hogar de Lennon. Foto: EFE
El edificio Dakota, el último hogar de Lennon. Foto: EFE

Allí Lennon y Ono se instalaron en 1973, más exactamente en el apartamento 72, del 7º piso. No fueron los únicos residentes ilustres: Lauren Bacall, Leonard Bernstein, Judy Garland, Boris Karloff, Rudolf Nuréyev y Mia Farrow también residieron en sus lujosas y grandes estancias.

Precisamente en este edificio Roman Polanski filmó a esa actriz en La semilla del diablo, película de terror que le dio al Dakota un aura de edificio maldito, reforzado con el asesinato de Lennon.

El homenaje en el Central Park

Pero para homenajearlo, mejor cruzar la avenida y caminar unos pasos en el Central Park. Allí se encuentra el jardín de Strawberry Fields Forever, un trazado de una hectárea poblado de árboles enviados por gobiernos y ciudades de todo el mundo.

En un sector se encuentra un mosaico circular en blanco y negro, con la palabra más famosa que encarnó Lennon: Imagine (Imagina), el himno pacifista que plantó cara a la Guerra de Vietnam y a cualquier otro conflicto bélico.

En los bancos que rodean a este entramado siempre se puede encontrar a algún músico tocando melodías de The Beatles, y no es raro que se sumen otros virtuosos con sus guitarras, bongos o armónicas para crear una divertida jam sesión.

Homenaje en el mosaico 'Imagine', en el Central Park. Foto: EFE
Homenaje en el mosaico ‘Imagine’, en el Central Park. Foto: EFE

La llegada a NYC

1971 fue un año clave para Lennon: ese año lanzó Imagine, y decidió instalarse en Nueva York. Un ridículo allanamiento a su casa de Londres, la tensión con los otros Beatles y la disolución del grupo que derivó en un laberinto judicial por la sociedad de Apple, así como la vigilancia perpetua de los medios le impulsaron a cruzar el océano.

El elegante hotel St Regis, en la calle 55 en Manhattan, fue su hogar provisorio entre agosto de ese año hasta finales de octubre. Allí Lennon y Ono se alojaron en dos habitaciones contiguas en el piso 17.

Pero esa no era una casa. Los dos lo sabían, y alquilaron un loft en West Village a finales de ese año.

El clima de efervescencia cultural que vivía ese barrio, así como la tranquilidad que le daba una estancia del piso de 105 Bank Street, donde la iluminación natural de un tragaluz daba una sensación de paz, fueron claves en la composición de Some Time in New York City, de 1972.

St Regis, el primer hogar de Lennon en Nueva York. Foto Marriott
St Regis, el primer hogar de Lennon en Nueva York. Foto Marriott

El disco reflejaba la tensión que vivía con la administración Nixon, que negaba la visa permanente por la postura anti belicista de Lennon (sobre todo con el lanzamiento unos meses antes de Happy Xmas (War Is Over)). Para la crítica, el disco era poco menos que indigerible.

La vigilancia del FBI y un frustrado intento de robo decidió a la pareja dejar el loft de Village para instalarse en el Dakota en febrero de 1973.

Último concierto en el Madison

Durante esos años, el Madison Square Garden fue uno de los puntos más importantes de su carrera, con los conciertos que dio en agosto de 1972 y en noviembre de 1974, la última de sus grandes presentaciones en vivo, acompañado por Elton John.

Los motivos fueron dos: por un lado, la huida de Lennon a Los Ángeles durante un año y medio con May Pang, una asistente con la que el músico fue infiel a Ono.

En el Madison Square Garden Lennon dio su último gran concierto, con Elton John al piano. Era noviembre de 1974, y tras el nacimiento de Sean el ex Beatle apenas realizará apariciones públicas

En 1974 regresó con su pareja tras varios meses de turbulencias con el alcohol, y en 1975 decidió aparcar la vida de estrella del rock para dedicarse a la crianza de Sean, su segundo hijo.

Los estudios que registraron a Lennon

Pero durante los años de vida neoyorquina Lennon siguió grabando. Entre los estudios que registraron su talento se encuentra The Hit Factory, cerca del St Regis, donde colaboró con Ono en Double Fantasy. Actualmente allí se encuentran los estudios Sear Sound.

Otro lugar es The Record Plant, ubicado en la calle 44. Ahora nada queda de aquellos estudios, ya que ahora se encuentran unas oficinas.

Lennon en la azotea del Dakota, en 1975. Foto Brian Hamill
Lennon en la azotea del Dakota, en 1975. Foto Brian Hamill

De allí venía Lennon el 8 de diciembre de 1980, cuando en la puerta del Dakot se volvió a encontrar con un joven algo obeso, de gafas, que horas antes le había dado el álbum Double Fantasy para que lo firme.

Esta vez Chapman no tenía un disco sino un revólver. Y con cuatro tiros acabó con la vida de John Lennon.

a.
Ahora en portada