>

Los museos del futuro están hoy en Berlín

Además de los museos dedicados al arte y la historia en Berlín hay complejos que reflejan facetas de la vida urbana y adelantan las tendencias del mañana

¿Qué es lo que no tiene Berlín? La capital alemana siempre presume de vanguardismo, lo que se ve a cada paso en sus calles, clubes nocturnos, galerías de arte, centros de diseño y bares alternativos.

Los museos no iban a quedar atrás, y además de un pintoresco despliegue de centros que salen de las normas, hay dos que se destacan por su pasión por las tendencias.

El museo del mañana

Uno de ellos es el Futurium. Abierto en septiembre del año pasado, es un fiel exponente de lo que significa la palabra museo: el hogar de las Musas, el lugar donde se cultivan las artes literarias y académicas.

Entrada al nuevo museo Futurium. Foto: David von Becker.

Dicho de otra forma: un museo no tiene porqué ser un depósito de obras de arte, ánforas antiguas, fósiles y diagramas de batallas: también pueden ser un lugar donde conocer cómo será el mañana.

En Futurium se pueden conocer las tecnología que dominarán el mañana e investigar los desarrollos de urbanismo, sociales y movimiento que llegarán

Ese es el objetivo de Futurium, como lo sintetiza su nombre. En sus tres plantas y 3.200 metros cuadrados concentra exposiciones, centros didácticos y salas para debates, bajo un mismo lema: descubrir las tendencias que llegarán al mundo.

Prohibido no tocar

Situado en el Regierungsviertel (Distrito gubernamental), las visitas tienen prohibido tener las manos en los bolsillos. Porque uno de sus grandes atractivos es que se puede experimentar con nuevas tecnologías para diseñar y crear objetos.

Gracias a las impresoras 3D y las cortadoras láser es posible producir desde un tornillo a un florero. También se puede participar en un hackaton para aprender trucos de programación, degustar insectos señalados como la comida del mañana o testear prototipos electrónicos o para el hogar.

Todos pueden jugar con las nuevas tecnologías.

Desde la biomecánica a la inteligencia artificial

En sus salas se presentan proyectos que cambiarán nuestras vidas, desde creaciones basadas en el biodiseño a las herramientas que moldearán el futuro de la arquitectura, pasando por el desarrollo de la inteligencia artificial.

Los robots son protagonistas del Futurium. Foto: David von Becker

En los espacios de exposición se presentan robots humanoides, diseños de terrazas verdes, proyectos de economía comunal, y diversas facetas del desarrollo de la naturaleza, el urbanismo y la tecnología que cambiará la sociedad.

Además hay una continua agenda de debates y encuentros entre especialistas de diferentes ciencias que aportan luz sobre las incógnitas de la evolución de la sociedad.

En Futurium se conoce la tecnología del mañana. Foto: Eroeffnung Ali Ghandtschi

La meca de arte urbano

Berlín es una de las mecas mundiales del arte urbano, una ciudad donde su cicatriz más profunda, el infame Muro, se convirtió en un lienzo donde las ansias de libertad y unificación se reflejaron en dibujos cargados de ironía y rebeldía política.

Esta costumbre se extiende, día a día, por las paredes de los barrios más desfavorecidos, en fábricas abandonadas y donde haya un espacio de ladrillos sin recubrir.

La fachada del Museo Urban Nation siempre cambia. Foto: Urban Nation

La calle Bülowstrasse parece un museo al aire libre: es tal la cantidad de murales, graffitis, stencil y cuanta técnica uno se imagine que hay que tomarse el tiempo para ver todo con calma. Y si se regresa al cabo de pocos meses, se comprobará que todo ha cambiado…por nuevas creaciones de arte urbano.

Graffitis, stencil, talento por doquier

En el número 7, en una antiguo edificio de viviendas, se encuentra el Museo Urban Nation de Arte Contemporáneo, impulsado por un grupo de jóvenes artistas y mantenido por la asociación Berlin Leber.

Más de 250 creadores han pasado por el Museo Urban Nation a dejar su huella con una obra de arte urbano

Desde hace siete años han convocado a más de 250 talentos del espray y otras técnicas, que han creado unas 320 obras de gran formato para el centro.

Los artistas son invitados a realizar sus creaciones en las paredes del centro. Foto: Urban Nation

La fachada de este centro cumple con los preceptos básicos de esta expresión, por cuanto cambia de estética periódicamente.

El artista Eine escribió Revolution con letras de un metro de altura; luego DALeast dibujó un águila dorada sobrevolando las últimas plantas; y le secundaron los hermanos iraníes IcyAndSot con la reproducción a gran escala de una fotografía de la caída del Muro de Berlín.

En sus diferentes salas se presentan trabajos de artistas de todo el mundo. A diferencia de cualquier museo, donde se compra o recibe un cuadro que Picasso, Velázquez o Pollock hizo en su taller, aquí los creadores son invitado a expresar su arte en la paredes del Urban Nation.

Las nuevas expresiones del arte urbano están presentes. Foto: Urban Action

Debates, talleres y una biblioteca especializada

Allí también se organizan cursos sobre técnicas de creación, así como herramientas de promoción y talleres interactivos para democratizar esta expresión artística.

Además de la realización de conferencias y mesas redondas en este museo se encuentra la Biblioteca Martha Cooper, quien fue una de las primeras reporteras gráficas que reflejó en un libro el fenómeno del arte urbano. El fondo bibliográfico abunda en ediciones dedicadas al análisis, fotografías y técnicas de este arte.

a.
Ahora en portada