Mánchester: si está de moda está en Northern Quarter

Ropa vintage, diseñadores, vinilos, arte urbano, creadores, cocinas del mundo. Así es Northern Quarter

Hace un par de décadas atrás, en la industrial Mánchester nadie hubiera apostado a que el barrio de Northern Quarter sería su meca de la moda alternativa, el diseño y las tendencias.

Pero ahí está este enjambre de tiendas, de grandes almacenes adaptados para recibir a creativos artesanos, de tiendas de vinilo y de una inédita concentración de bares y salas de conciertos.

Entrada al Manchester Craft & Design Center
Entrada al Manchester Craft & Design Center

Cuando el mercado de pescados cerró en 1973, al norte de esta ciudad inglesa, los residentes lo vieron como el fin de una era.

Era el símbolo de una decadencia que venía desde los ’60 -mientras Londres vivía una de sus épocas doradas-, y que seguiría hasta entrados los ’80, aunque hubo honrosas excepciones con el surgimiento de grupos como de The Smiths.

Ceramista en el Manchester Craft & Design Center. Foto: Manchester Craft & Design Center
Ceramista en el Manchester Craft & Design Center. Foto: Manchester Craft & Design Center

Pero llegarían los ’90, tiempos de reivindicación cultural, de la famosa movida y el ‘Madchester’ , con Oasis y Stone Roses a la cabeza.

Diseño y artesanías

La reapertura de aquel viejo mercado en el centro de artesanías y producción creativa Manchester Craft Village fue una de las semillas que crecerían años más tarde para revolucionar el barrio.

Las dos plantas del Manchester Craft & Design Centre concentran toda clase de talleres y tiendas de artesanos de joyas, cuero, ropa, etcétera

Actualmente conocido como Manchester Craft & Design Centre, este centro de su pasado solo mantiene la fachada de ladrillos y la estructura metálica para el techo.

Venta de ropa en The Afflecks. Foto: The Afflecks.
Venta de ropa en Affleck’s Palace. Foto: Affleck’s Palace.

Dentro se concentran comercios y talleres de artistas independientes que diseñan y fabrican joyas, cerámicas, papelería y diversas muestras de arte.

Además de las dos plantas de comercios el espacio organiza exposiciones y ferias con las producciones de estos creadores, opción que se suma a la alternativa gastronómica del Oak Street Cafe-Bar, devotos de la pastelería hecha a mano y el café de comercio justo.

De tienda victoriana a la moda alternativa

La cultura y la creatividad tiene otro punto de reunión en Affleck’s Palace. Su estética es la típica de las grandes superficies surgidas en Gran Bretaña a mediados del siglo XIX, una estratégica esquina con un edificio de ventanas pequeñas y frente de ladrillos rojos.

Desde que reabrió en 1982 como un mercado bajo techo democratizó su propuesta comercial con alquileres bajos y contratos a corto plazo.

Los artistas tienen su sitio ganado en este barrio. Foto: Visit Manchester
Los artistas tienen su sitio ganado en este barrio. Foto: Visit Manchester

Imán para creativos

Eso generó una sinergia que atrajo a pequeños comerciantes, diseñadores y a una legión de tribus urbanas que buscaban en ser los primeros en conocer lo último.

En el lugar había productos para “punks, góticos, indies, fetichistas, universitarios, místicos, vegetarianos y veganos. Era como Internet antes de que exista Internet”, afirman en la dirección de turismo de Mánchester.

Las tiendas de música y ropa urbana fueron unos de los ejes de atracción del brillo de supernova de Madchester, y los comercios de vida efímera fueron rotando y mantuvieron vivo su espíritu hasta la actualidad.

Mosaicos en la fachada del Affleck's Palace. Foto: Affleck's Palace
Mosaicos en la fachada del Affleck’s Palace. Foto: Affleck’s Palace

Moda retro y vinilos

Esta vida comercial se reproduce en las calles del vecindario manchesteriano. Por ejempo, a lo largo de Oldham Street se concentran las tiendas de vinilo como Picadilly Records, Eastern Bloc y Vinyl Exchange.

Un puñado de tiendas de vinilos sobreviven a lo largo de Oldham Street

En tanto persisten los comercios que venden desde cómics a skates, pasando por juegos de mesa de décadas atrás, bicicletas fixies, ropa de mercadillo y bolsos realizados con materiales reciclados.

Por la noche

Northern Quarter es el barrio indicado para salir de noche, donde hay locales que pueden ofrecer tanto un trozo de pastel de chocolate como unos jeans fabricados en los ’70, como Oklahoma o el Café Pop.

Las tiendas de vinilo sobreviven en Northern Quarter. Foto: Westport.
Las tiendas de vinilo sobreviven en Northern Quarter. Foto: Westport.

Está los bares especializados en cervezas europeas (Odd Bar), los que hacen un culto a la discoteca (Mint Lounge) y los que ofrecen espectáculos de música (Matt & Phreds Jazz Bar, Dry bar o el Band on the Wall).

Arte urbano y películas

Sus calles son un lienzo para las muestras más interesantes del arte urbano, como los que se ven en Stevenson Square o en la subestación eléctrica de Tib Street.

Las calles son un lienzo para el arte urbano.
Las calles son un lienzo para el arte urbano.

Aunque Northern Quarter presuma de modernidad muchos de sus edificios y calles adoquinadas mantienen una estética victoriana que sirven de set para filmar películas y series como la saga de Sherlock Holmes de Guy Ritchie o Peaky Blinders; aunque la ficción convierta a las calles de Mánchester en Birmingham.

a.
Ahora en portada