Cuando la protesta se convierte en arte: Banksy regresa a Barcelona

Una nueva exposición sobre el arte rebelde de Banksy despliega un centenar de obras originales del artista urbano al que nadie conoce su cara

Todo el mundo sabe quién es Banksy, pero nadie lo conoce. El artista urbano hizo del misterio su mejor herramienta de marketing, es tan extremo su secretismo que pierde la oportunidad de ganar millones de euros en las subastas de arte por no revelar su identidad. Así como tampoco tiene perjuicios en destruir en vivo sus cuadros por el que se iban a pagar fortunas.

La muestra de Banksy despliega un centenar de sus obras. Foto Ayuntamiento de Barcelona-Sold Out copia

Todo el mundo sabe quién es Banksy, pero nadie lo conoce. El artista urbano hizo del misterio su mejor herramienta de marketing, es tan extremo su secretismo que pierde la oportunidad de ganar millones de euros en las subastas de arte por no revelar su identidad. Así como tampoco tiene perjuicios en destruir en vivo sus cuadros por el que se iban a pagar fortunas.

Hay dos formas de conocer el talento de Bansky: viajando por el mundo para descubrir sus creaciones -la mayoría realizadas con la técnica del stencil-, o verlas agrupadas en una misma exposición. Y así será posible en Barcelona.

Esta no es la primera vez que se organiza una muestra sobre este artista (supuestamente) británico en la capital catalana. Pero sí es una de las más ambiciosas.

Todo el mundo sabe quién es Banksy, pero nadie lo conoce. El artista urbano hizo del misterio su mejor herramienta de marketing, es tan extremo su secretismo que pierde la oportunidad de ganar millones de euros en las subastas de arte por no revelar su identidad. Así como tampoco tiene perjuicios en destruir en vivo sus cuadros por el que se iban a pagar fortunas.
Banksy recurre a la ironía para su crítica social y económica. Foto Ayuntamiento de Barcelona-Sold Out

Un centenar de obras para conocer el arte rebelde de Banksy

Banksy. The Art of Protest fue vista por más de un millón de personas en su gira mundial, donde se despliega un centenar de creaciones que mezclan la crítica al capitalismo con un humor políticamente incorrecto; con irónicas referencias a la cultura pop para lanzar sus dardos sobre el consumismo, el poder de la guerra, el cambio climático, la religión y la lucha de clases.

El visitante a la muestra de Banksy es recibido por una instalación multimedia donde las obras de arte urbano cobran vida

La mayoría de las piezas proceden de colecciones privadas internacionales y varias de ellas se presentan por primera vez ante el público.

Una bienvenida envolvente

Una de las novedades respecto a otras muestras sobre Banksy es que en este caso hay una instalación multimedia envolvente que da la bienvenida al visitante.

En ella se desvelan algunas pistas sobre su enigmática identidad y repasa su trayectoria a través de sus piezas más importantes que cobran vida con técnicas del collage interactivo, como la Niña con globo, el montaje de la niña vietnamita que huye del napalm con Mickey y Ronald McDonald, o el chimpancé vestido como la reina de Inglaterra.

Todo el mundo sabe quién es Banksy, pero nadie lo conoce. El artista urbano hizo del misterio su mejor herramienta de marketing, es tan extremo su secretismo que pierde la oportunidad de ganar millones de euros en las subastas de arte por no revelar su identidad. Así como tampoco tiene perjuicios en destruir en vivo sus cuadros por el que se iban a pagar fortunas.
Ni la reina de Inglaterra se salva de Banksy. Foto Ayuntamiento de Barcelona-Sold Out

“¿Quién es realmente Banksy: ¿un genio o un gamberro?, ¿un artista o un empresario?”

Alexander Nachkebiya, comisario de la exposición

Con una audioguía para teléfonos se aportan explicaciones en castellano, catalán e inglés para ampliar información sobre las obras expuestas.

Dónde ver la exposición de Banksy

“Su trabajo es un desafío para el sistema, una protesta, una marca extremadamente bien construida, un misterio, una desobediencia a la ley. Queremos que cada visitante de esta exposición pueda resolver por sí mismo quién es realmente Banksy: ¿un genio o un gamberro?, ¿un artista o un empresario?, ¿un provocador o un rebelde?”, dice Alexander Nachkebiya, comisario de la exposición.

La exposición se podrá ver desde el 4 de noviembre en el Disseny Hub Barcelona (Plaça de les Glòries Catalanes, 38). La entrada para adultos cuesta 16,50 euros.

a.
Ahora en portada