Por qué Estepona es el jardín de la Costa del Sol

Estepona despliega una explosión de colores y aromas en las calles de su barrio histórico, con rincones encantadores donde las flores conviven con murales, esculturas y poesías

Si hay un pueblo que tenga la imagen ideal del pueblo mediterráneo andaluz es, casi sin dudarlo, Estepona.

Calle Cruz, una de las mas bonitas de Estepona. Foto Wikipedia

Si hay un pueblo que tenga la imagen ideal del pueblo mediterráneo andaluz es, casi sin dudarlo, Estepona.

Esta ciudad de la Costa del Sol tiene uno de los cascos antiguos más bonitos de Andalucía, y no faltan quienes elevan el listón a todo el país.

Estepona, el laberinto de flores

Es un agradable laberinto de callejuelas y pasajes de casas encaladas y techos de tejas, llenos de macetones con geranios, begonias coralinas y begonias drago; además de otras especies florales como metrosideros, limpiabotellas (callistemon) y buganvillas.

Si hay un pueblo que tenga la imagen ideal del pueblo mediterráneo andaluz es, casi sin dudarlo, Estepona.
Calle Florida. Su nombre sintetiza el espíritu de Estepona. Foto Wikipedia

Muchas de ellas son colocadas por los vecinos en las rejas de sus viviendas, y otras son mantenidas por el personal municipal.

Estepona cuenta con 130 calles donde unos 20.000 macetones y tiestos despliegan el color de geranios, begonias, buganvillas y otras flores

El ayuntamiento precisa que en el barrio histórico hay nada menos que 20.000 macetones y tiestos; y a falta de un registro global, no sería raro que estemos frente a algún récord botánico.

En total hay unas 130 calles, muchas decoradas con detalles como rosetones y azulejos, que transmiten una magia visual y aromática única; un entramado de 14 kilómetros para recorrer sin prisas por arriba y abajo en el denominado, con toda justicia, el jardín de la Costa del Sol.

Es difícil elegir cuáles son las arterias más bonitas, pero una elección arbitraria elegiría a las calles San Cayetano, Pujerra, Aurora, Corta, de los Reyes, San Antonio, de las Flores, San José y Antero.

Si hay un pueblo que tenga la imagen ideal del pueblo mediterráneo andaluz es, casi sin dudarlo, Estepona.
Las calles del barrio histórico son una explosión de flores. Foto Harald Johnsen | Flickr

Rincones con encanto en Estepona

Un rincón de visita obligada es la Plaza de las Flores. Este fue el eje de la expansión urbanística de la antigua villa en el siglo XIX, desde donde se construyeron algunas de las residencias más importantes del lugar.

Algunas de ellas, como la Oficina de Turismo o la Casa de las Tejerinas, del siglo XVII, merecen ser estudiadas con más atención.

Su nombre actual es más descriptivo que las denominaciones políticas que tuvo en los últimos siglos, con su fuente central rodeada de una explosión cromática de flores.

Si hay un pueblo que tenga la imagen ideal del pueblo mediterráneo andaluz es, casi sin dudarlo, Estepona.
Plaza de las Flores. Foto Turismo de Estepona

Pero no es la única plaza con encanto. La Manuel Alcántara está decorada con una fuente con cascadas rodeada de flores, un suelo empedrado, un busto del poeta homenajeado y varias placas de cerámica que recogen versos del autor, un sitio relajante matizado con el sonido del agua.

En tanto en el Rincón de la Saeta se homenajea a Antonio Machado con un busto rodeado de flores.

Otras plazas rebosantes de flores, donde en algunas se entrecruzan parte de la Ruta de las Poesías y la Ruta de las Esculturas, son las Antonio Gala, Begines, Juan Bazán y Manilva.

Si hay un pueblo que tenga la imagen ideal del pueblo mediterráneo andaluz es, casi sin dudarlo, Estepona.
Plaza típica de Estepona. Foto José Hidalgo | Turismo Costa del Sol

Los pasajes más bonitos de Estepona

Entre los pasajes más bonitos están el de María Cintrano, donde un arco de flores da la bienvenida y sus paredes cuentan con fuentes y varios poemas, hasta llegar a una escalera cubierta de plantas.

Otro es el Francisca Contreras, entre las calles Sevilla y Pozo de Los Palos, donde entre macetas y flores se descubren poemas de Rocío Sánchez Naranjo y Julia Uceda Valiente.

Y sin olvidar el despliegue floral de los pasajes Felipe Campuzano, Antonio Ortega Vela y Alicia Padierna.

Si hay un pueblo que tenga la imagen ideal del pueblo mediterráneo andaluz es, casi sin dudarlo, Estepona.
Calle Aurora. Foto Turismo de Estepona

El palacio de las orquídeas en Estepona

No es el único lugar que rebosa de pétalos, hojas y tallos. El Orquidario de Estepona es un rincón de bosque subtropical donde se pueden ver más de 1.500 especies de estas flores vistosas y de figuras extravagantes.

En Estepona está el jardín de orquídeas vivas más grande de Europa, con 4.000 ejemplares

El espacio cuenta con una superficie de 1.000 m2, donde se ven orquídeas creciendo sobre los troncos de los árboles, aráceas de hojas gigantescas, más de 300 m2 de jardines verticales, un estanque de nenúfares y una cascada de 15 metros; con el detalle arquitectónico de tres cúpulas de cristal (de la que la más alta llega a los 30 metros).

En total se pueden descubrir unas 4.000 orquídeas provenientes de todo el mundo, desde América Central y del Sur a Australia, la mayor colección de ejemplares vivos de esta flor en Europa.

Si hay un pueblo que tenga la imagen ideal del pueblo mediterráneo andaluz es, casi sin dudarlo, Estepona.
Orchidarium de Estepona. Foto Emilio Flickr

Aunque ese es su mayor atractivo, vale la pena descubrir otros ejemplares de la flora de todas las latitudes que crece en los más de 16.000 m2 del Jardín Botánico.

A lo largo del Paseo Marítimo, que se prolonga por tres kilómetros y donde los numerosos bares y restaurantes se convierten en los mejores atalayas para contemplar el Mediterráneo, hay jardines con numerosas especies como una abundante población de cactus.

Detalles históricos de Estepona

Más allá de estos despliegues de la naturaleza, Estepona ofrece interesantes muestras de historia en su centro y en los barrios.

Entre los puntos más destacados se encuentra la iglesia de la Virgen de los Remedios del siglo XVIII; la Torre del Reloj levantada en el XV; y el Castillo de San Luis, erigido en el siglo XVI por orden de los Reyes Católicos y del que se pueden ver los restos de su fortaleza.

Si hay un pueblo que tenga la imagen ideal del pueblo mediterráneo andaluz es, casi sin dudarlo, Estepona.
Puerto deportivo de Estepona. Foto Turismo Costa del Sol

La Ruta de los Murales en Estepona

Pero también hay recorridos alternativos para conocer otras caras de Estepona. Uno es la Ruta de los Murales, en el que se pueden ver 60 coloridas creaciones en fachadas laterales de edificios, viviendas y muros.

Estas se fueron creando desde el 2012 en las diferentes ediciones del Concurso Internacional de Murales Artísticos.

Si hay un pueblo que tenga la imagen ideal del pueblo mediterráneo andaluz es, casi sin dudarlo, Estepona.
Arte urbano en Estepona. Foto Cristian | Flickr

Entre las obras destacadas se encuentra Reflejos del jardín, donde se ven palmeras y otras plantas en tamaño natural; o el Día de Pesca, el mural vertical de mayor superficie de España. En ambos casos, está el talento de José Fernández Ríos.

La mayoría de los murales se encuentran fuera del centro histórico, con concentraciones a lo largo de las avenidas Terraza y San Lorenzo, las calles San Juan Bosco, Tres Banderas y De la Mantilla, entre otras.

Porque en Estepona la belleza se encuentra en sus flores, en su arte, en su historia y en sus playas.

a.
Ahora en portada