La escultura que ‘se ahoga’ en la ría de Bilbao para provocar la reflexión sobre el futuro

El artista mexicano Rubén Orozco firma ‘Bihar’, la escultura hiperrealista de una niña ubicada bajo el puente de Zubizuri de Bilbao que se sumerge en la ría en función de las mareas

En la ría de Bilbao, muy cerca del puente de Zubizuri, la figura gigante de una niña trata de sacar la cabeza del agua. Se ‘ahoga’ o ‘respira’ en función de las mareas, que la cubren totalmente en diferentes momentos del día.

Elegir el mañana. Foto: BBK.

En la ría de Bilbao, muy cerca del puente de Zubizuri, la figura gigante de una niña trata de sacar la cabeza del agua. Se ‘ahoga’ o ‘respira’ en función de las mareas, que la cubren totalmente en diferentes momentos del día.

Lo máximo que podemos ver de ella es la cabeza, de casi dos metros y rasgos hiperrealistas. Se trata de la escultura Bihar (Mañana, en euskera), una obra del artista mexicano Rubén Orozco que busca provocar el diálogo en torno al futuro de las próximas generaciones.

Durante todo un día, el de su instalación en la ría, los vecinos de Bilbao no hablaron de otra cosa. Hoy ya sabemos que la enigmática figura que les miraba expectante desde el agua forma parte de una campaña de BBK que representa el futuro, hundido o a flote, “en base a las decisiones que tomemos hoy”.

En la ría de Bilbao, muy cerca del puente de Zubizuri, la figura gigante de una niña trata de sacar la cabeza del agua. Se ‘ahoga’ o ‘respira’ en función de las mareas, que la cubren totalmente en diferentes momentos del día.
La escultura el obra del mexicano Rubén Orozco. Foto: Luis Tejido | EFE.

El mañana se puede elegir

Realizada en resina y fibra de vidrio y pintada a base de resina translúcida en lugar de pintura, Bihar pesa 120 kilogramos y tiene unas dimensiones de 2,50 metros de profundidad, 1,92 metros de ancho y 1,69 metros de alto. O, lo que es lo mismo, el equivalente a 11 veces la cabeza de una niña de su edad, 10 años.

Se trata de una obra ‘viva’, ya que es visible o desaparece en función de las mareas

Creada en algo menos de 3 meses, esta obra ‘viva’, ya que oculta o se muestra a merced del agua, está instalada en una estructura de hormigón y hierro de aproximadamente de 3,5 metros de profundidad y 3 toneladas de peso.

En la ría de Bilbao, muy cerca del puente de Zubizuri, la figura gigante de una niña trata de sacar la cabeza del agua. Se ‘ahoga’ o ‘respira’ en función de las mareas, que la cubren totalmente en diferentes momentos del día.
Bihar significa mañana en euskera. Foto: BBK.

Un mapa en la web del proyecto permite conocer el mapa de las mareas de la ría de Bilbao y así saber cuándo estará visible la escultura.

Esculturas que empujan a pensar

Orozco fue también autor de la obra de Invisible Soledad, otra escultura hiperrealista, en este caso una mujer sentada en un banco bilbaíno que representaba el problema de la soledad de los mayores.

Pensada para reflejar el devenir constante del tiempo que se representa a través de la subida y la bajada de las mareas Bihar es, sobre todo, una escultura comprometida con la expresión de toda una generación futura.

Según sus responsables, la obra “transmite un mensaje por sí misma” y, además, sirve como carta de presentación del corto Bihar: elegir el mañana, en la que un grupo de prospectivistas y expertos futuristas analizan los futuros posibles y cuya protagonista es la misma persona en la que se inspira la escultura.

El corto se estrenará el próximo 30 de septiembre pero ya se puede ver un trailer.

Decisiones para asegurar un futuro mejor

Según BBK, es la primera acción de un proyecto que busca concienciar sobre la “necesidad de adoptar comportamientos de competitividad sostenible que aseguren un futuro mejor”.

La escultura forma parte de un proyecto de BBK para concienciar sobre la necesidad de adoptar comportamientos de competitividad sostenible que aseguren un futuro mejor

El concepto alude a la pertinencia de desarrollar un modelo socioeconómico global que atienda a la necesidad de anteponer la preservación del estado de bienestar a lo puramente económico, basado en la coherencia en la toma de decisiones en todos los ámbitos (personal, laboral, medioambiental, etc.) y todos los roles (consumidor, empresa, instituciones, etc.) de nuestra vida.

En la ría de Bilbao, muy cerca del puente de Zubizuri, la figura gigante de una niña trata de sacar la cabeza del agua. Se ‘ahoga’ o ‘respira’ en función de las mareas, que la cubren totalmente en diferentes momentos del día.
‘Bihar’ puede verse ya en Bilbao. Foto: BBK.

O, volviendo a la escultura, una expresión de expectación por las decisiones que tomaremos y que determinarán si vivimos hundidos o sacamos la cabeza.

En palabras del presidente de BBK, Xabier Sagredo Ormaza: “creemos firmemente que ignorar el futuro no es una opción. Por eso, este proyecto nace del sentimiento de responsabilidad que tenemos con las próximas generaciones y de extenderlo a toda la sociedad”.

En este sentido, añade, “Con esta escultura queremos conseguir que la gente pueda sentirse identificada y que reflexione acerca de que con cada decisión que tomamos elegimos si nos hundimos o nos mantenemos a flote”.

En la ría de Bilbao, muy cerca del puente de Zubizuri, la figura gigante de una niña trata de sacar la cabeza del agua. Se ‘ahoga’ o ‘respira’ en función de las mareas, que la cubren totalmente en diferentes momentos del día.
Rubén Orozco, el autor de la obra. Luis Tejido | EFE.

Por su parte, el artista ha reconocida que nunca imaginó crear una escultura viva aunque cuando BBK le propuso el proyecto se enamoró de la idea.

“Sólo espero que esta obra ayude a la gente a reflexionar y consiga el mismo impacto que alcanzamos con Invisible Soledad”, concluye.

a.
Ahora en portada