El edificio más alto del mundo se convierte en una obra de arte

El Burj Khalifa de Dubái, con sus 828 metros, se ofrece como lienzo para que artistas de todo el mundo proyecten sus obras en la fachada de cristal y acero

En muchas ocasiones los edificios más vanguardistas se convierten en escaparates para desplegar llamativos espectáculos de luces.

Lo suele hacer el Empire State con los focos instalados en su estructura (como el reciente homenaje a John Lennon), así como la Torre Glòries de Barcelona, con su fachada de luces que cambia de colores en ocasiones especiales.

Y por supuesto que el rascacielos más alto del mundo, el Burj Khalifa de Dubái, no iba a ser una excepción.

El mayor escenario de luces del mundo

Con frecuencia los administradores de esta torre de cristal y acero convierten la fachada rectilínea en un escenario para conmemorar aniversarios o eventos especiales.

La fachada de casi 110.000 metros cuadrados se ofrece para que los artistas de la luz y el video realicen sus proyecciones

Pero ahora abren la puerta a los creadores multimedia de todo el mundo.

La convocatoria #BurjKhalifaOpenCall está abierta hasta el 31 de diciembre, y en ella se invita a los diseñadores o artistas de las luces y el video a que presenten sus propuestas para que sean proyectadas en el edificio de 828 metros de alto.

En muchas ocasiones los edificios más vanguardistas se convierten en escaparates para desplegar llamativos espectáculos de luces.
La fachada del Burj Khalifa se convierte en una obra de arte

Cada semana se elegirá una propuesta, y el espectáculo de luces LED se podrá ver en los 109.252 metros cuadrados del edificio.

El Burj Khalifa registró el mayor espectáculo de luz y sonido del mundo, que fue catalogado como récord mundial por el libro Guinness; y que antes ostentaba Hong Kong.

Los récords del Burj Khalifa

Este edificio con forma de estilizada aguja en el centro de Dubái cuenta con varios récords en su historia.

En muchas ocasiones los edificios más vanguardistas se convierten en escaparates para desplegar llamativos espectáculos de luces.
Burj Khalifa, el edificio de los récords mundiales

Es el más alto del mundo, y lógicamente es el que tiene el mayor número de pisos, con 160 niveles.

El Burj Khalifa cuenta con varios récords mundiales, como el mayor número de pisos de un edificio o el restaurante más alto del planeta

Allí se encuentran el bar y restaurante más altos de planeta, que comparte podio con el observatorio ubicado a mayor altura de la calle. Y como es de esperar, su ascensor es el que registra la mayor elevación de la historia.

Para su diseño, el arquitecto Adrian Smith se inspiró en el lirio araña (Hymenocallis), una flor de climas tropicales.

Desde la distancia, no hay ninguna semejanza con esta especie vegetal, pero si se puede mirar al edificio desde una perspectiva cenital (solo con drones, claro está) se podrá percibir que los diferentes volúmenes del rascacielos están distribuidos como pétalos gigantescos.

a.
Ahora en portada