Conciertos flotantes: música y distancia social en los canales de Copenhague

Con un escenario flotante y el público en barcas para garantizar la distancia social, Copenhague estrena una fórmula de conciertos sobre sus canales

Ha sido reconocida como la mejor ciudad del mundo para nadar y, desde luego, Copenhague puede enorgullecerse de hacer un buen uso de sus canales. Si ya podías recorrerlos en kayak, tomar un café y comer al borde del agua, disfrutar de un jacuzzi o alojarte en un hotel flotante, en la época de las medidas sanitarias y el distanciamiento social, nada mejor como mirar al agua para volver a celebrar eventos con público.

Foto: Sebastian Vistisen Toft | Rezet Sneaker Store.

Ha sido reconocida como la mejor ciudad del mundo para nadar y, desde luego, Copenhague puede enorgullecerse de hacer un buen uso de sus canales. Si ya podías recorrerlos en kayak, tomar un café y comer al borde del agua, disfrutar de un jacuzzi o alojarte en un hotel flotante, en la época de las medidas sanitarias y el distanciamiento social, nada mejor como mirar al agua para volver a celebrar eventos con público.

La compañía GoBoat, que ya recorre los canales de Copenhague con sus botes azules construidos con botellas de plástico reciclado y que se impulsan por energía social, es la promotora de este concepto, que dejará este verano una serie de espectáculos divertidos y, sobre todo, seguros, que se seguirán desde el agua.

Ha sido reconocida como la mejor ciudad del mundo para nadar y, desde luego, Copenhague puede enorgullecerse de hacer un buen uso de sus canales. Si ya podías recorrerlos en kayak, tomar un café y comer al borde del agua, disfrutar de un jacuzzi o alojarte en un hotel flotante, en la época de las medidas sanitarias y el distanciamiento social, nada mejor como mirar al agua para volver a celebrar eventos con público.
El lunes 10 de mayo se realizó el concierto piloto. Foto: Daniel Rasmussen.

Como complemento y para garantizar un plan redondo, otro barco se encargará de servir comida y bebida para disfrutarla a bordo de los botes.

Conciertos en el puerto

En el puerto de Copenhague, en medio de un tranquilo canal de 80 metros de anchura y a pocos metros del mercado de comida callejera de Teglværket, este pasado lunes se probó la receta. Sus ingredientes son 44 botes con un máximo de 8 personas en cada uno, con posibilidad de colocar hamacas en la playa de arena de Teglværket, un escenario flotante, un bote que sirve comida y bebida y otro más que desplaza a los asistentes que necesiten llegar a tierra firme.

El espacio está preparado para amarrar con seguridad un total de 44 botes con un máximo de 8 personas en cada uno, lo que permite un público máximo de 352 espectadores

El resultado, según se puede ver en Instagram y en las fotos que nos han hecho llegar, es todo un éxito. El compositor y músico danés Karl William fue el encargado de poner la música, mientras que de la comida se encargó la firma The Organic Boho y Rosforth & Rosforth puso el vino. El modelo promete. Y mucho.

Ha sido reconocida como la mejor ciudad del mundo para nadar y, desde luego, Copenhague puede enorgullecerse de hacer un buen uso de sus canales. Si ya podías recorrerlos en kayak, tomar un café y comer al borde del agua, disfrutar de un jacuzzi o alojarte en un hotel flotante, en la época de las medidas sanitarias y el distanciamiento social, nada mejor como mirar al agua para volver a celebrar eventos con público.
Los eventos flotantes se celebrarán durante todo el verano en Copenhague. Foto: Daniel Rasmussen.

Conciertos, charlas y más

Aunque no se conocerá el cartel de eventos hasta el próximo mes de junio, el promotor de la iniciativa, la compañía GoBoat, ya ha desvelado el resto de detalles que harán posible este singular ciclo.

Motivado por el deseo de abrir nuevos espacios urbanos seguros, esta nueva configuración permite usar el canal del puerto interior de Copenhague con total seguridad, gracias a un sistema de cables especialmente diseñado que permite atracar a los barcos garantizando la distancia social adecuada entre ellos.

Aunque el concepto surgió debido al contexto pandémico actual, sus impulsores esperan celebrar conciertos en el agua durante muchos años

El punto fuerte, apuntan desde la compañía, “está en la facilidad de uso y la seguridad, así como la capacidad de mantener la distancia con respecto a otros botes”.

Ha sido reconocida como la mejor ciudad del mundo para nadar y, desde luego, Copenhague puede enorgullecerse de hacer un buen uso de sus canales. Si ya podías recorrerlos en kayak, tomar un café y comer al borde del agua, disfrutar de un jacuzzi o alojarte en un hotel flotante, en la época de las medidas sanitarias y el distanciamiento social, nada mejor como mirar al agua para volver a celebrar eventos con público.
GoBoat es la compañía que organiza los eventos. Foto: Giuseppe Liverino.

Para ampliar la capacidad máxima de los botes, de 352 personas, se puede usar la zona de playa del puerto, equipándola con sillas en la arena. Además, también se puede participar desde la orilla, en el mercado callejero de Teglværket.

Cultura flotante

Usando Copenhague como telón de fondo y gracias a un escenario flotante también diseñado para la ocasión, GoBoat ofrecerá una programación durante todo el verano que incluirán conciertos, charlas y otras propuestas. Y todo en un marco completamente nuevo donde “confluyen en una sinfonía brillante ciudad y naturaleza, agua, comida y bebida”.

Además, como parte de la experiencia, se puede navegar desde el muelle de GoBoat en Islands Brygge, en el centro de la ciudad, y llegar ya en el bote a la zona habilitada para los conciertos. La compañía se encargará de dar paso a las embarcaciones cada 15 minutos para así garantizar su correcta ubicación y el distanciamiento social.

Ha sido reconocida como la mejor ciudad del mundo para nadar y, desde luego, Copenhague puede enorgullecerse de hacer un buen uso de sus canales. Si ya podías recorrerlos en kayak, tomar un café y comer al borde del agua, disfrutar de un jacuzzi o alojarte en un hotel flotante, en la época de las medidas sanitarias y el distanciamiento social, nada mejor como mirar al agua para volver a celebrar eventos con público.
Foto: Daniel Rasmussen.

La idea de crear este espacio de eventos flotante, cuentan desde GoBoat, “surgió en el contexto pandémico pero es una oferta nueva y emocionante y, sobre todo, nunca antes vista en la ciudad, por lo que esperemos que brinde experiencias memorables tanto a los residentes como a los visitantes durante muchos años”.

(Foto de portada: Sebastian Vistisen Toft | Rezet Sneaker Store).

a.
Ahora en portada