Barcelona despliega la alfombra roja a los nómadas digitales

Barcelona Turisme y la Diputación local lanzan una campaña para captar profesionales que estén dispuestos a instalarse en la capital catalana para teletrabajar

Barcelona quiere captar un nuevo segmento de visitantes: los profesionales que se volcaron al teletrabajo en el último año debido a las restricciones impuestas por el coronavirus.

Barcelona Turisme y la Diputación local presentaron el programa Worktation, que busca captar tanto a los nómadas digitales como a las personas que verían con buenos ojos cambiar de residencia por varios meses mientras siguen trabajando por vía telemática.

Campaña en marcha

Según precisó Marian Muro, directora general del organismo de promoción turística de la ciudad, la campaña comprende el lanzamiento de una web con información sobre la vida en Barcelona y las facilidades para instalarse, y una estrategia de difusión por redes sociales y canales tradicionales dirigida, en una primera etapa, a profesionales del norte de Europa.

“Es una campaña para generar el interés de Barcelona como destino para trabajar”, precisó en la presentación ante la prensa.

Barcelona quiere captar un nuevo segmento de visitantes: los profesionales que se volcaron al teletrabajo en el último año debido a las restricciones impuestas por el coronavirus.
Barcelona se suma a las ciudades que buscan a los nómadas digitales. Foto Barcelona Turisme

Solo para europeos

Bajo el lema Change your life (cambia tu vida), la difusión se centra en públicos de Reino Unido, Francia, Bélgica, Holanda, Dinamarca y Noruega, y en una segunda etapa se extenderá a perfiles de Alemania y otros países.

La campaña ‘microsegmentada’ se dirige a profesionales del norte de Europa dispuestos a elegir Barcelona como su residencia temporal

El público tiene que ser residente de la Unión Europea, confirmó Muro, que pueden movilizarse y trabajar en el territorio comunitario sin limitaciones legales.

Esta campaña tiene un presupuesto de 100.000 euros y aspira a llegar a las 140 millones de impresiones por los canales digitales.

Una tendencia en alza

La tendencia a convocar este perfil de profesionales, desde que tímidamente se levantaron las restricciones a la movilidad, fue impulsada desde numerosos sitios turísticos, desde Bahamas a Maldivas, y también por capitales como Budapest o Lisboa.

Barcelona quiere captar un nuevo segmento de visitantes: los profesionales que se volcaron al teletrabajo en el último año debido a las restricciones impuestas por el coronavirus.
¿Trabajar desde una masía? ¿Por qué no?. Foto Barcelona Turisme

Antes de lanzar la campaña Barcelona Turisme realizó una encuesta entre 300 profesionales en el extranjero, de los que el 84% dijeron estar dispuestos a cambiar de residencia.

Qué tiene para ofrecer Barcelona

Según la directora del organismo, la capital catalana cuenta con muchos de los requisitos buscados por este público.

El acceso a la conectividad, la seguridad sanitaria del destino, que haya vivienda accesible, una variada oferta cultural, la existencia de una comunidad de extranjeros trabajando en las mismas condiciones y la posibilidad de disfrutar de paisajes y alternativas deportivas son los valores buscados por quienes estarían dispuestos a mudar su escritorio de lugar.

“Barcelona como destino ofrece una experiencia urbana única”, dijo Muro, y recordó que estos valores no se restringen a la ciudad, sino que se expande a las poblaciones de las cercanías.

De hecho Francesc Vila (gerente de Servicios al turismo de la Diputación de Barcelona) precisó que en la vecina Sitges se detectaron residentes de 90 nacionalidades diferentes trabajando en la villa mediterránea.

“Barcelona siempre ha sido un imán de artistas, emprendedores, con un ecosistema de start-ups líder en el sur de Europa, con un clima envidiable, y una gran diversidad cultural, de ocio y gastronómica. Por su diversidad de productos y el desarrollo de sus infraestructuras no tiene competencia”, dijo Muro.

El objetivo es que la llegada de estos trabajadores digitales sirva para mitigar la caída de turistas, con una reactivación en el mercado inmobiliario de corto plazo, en la hostelería y en la ocupación hotelera.

Barcelona quiere captar un nuevo segmento de visitantes: los profesionales que se volcaron al teletrabajo en el último año debido a las restricciones impuestas por el coronavirus.
Barcelona cuenta con valiosos activos para seducir a los trabajadores digitales.

Expectativas para la Semana Santa

Por lo pronto, la Semana Santa está a la vuelta de la esquina, y desde Turisme confían en un incremento de la actividad con llegadas de viajeros de otras comarcas catalanas.

“Todo lo que es turismo rural, espacios abiertos y actividades al aire libre tiene una gran demanda”, describió.

El objetivo de Barcelona Turisme es que en el 2021 llegue la mitad de turistas que en el verano de 2019

Este optimismo es compartido por Vila, quien dijo que en los destinos del interior de la provincia, como el Montseny o la costa mediterránea, hay buenas expectativas, con una importante demanda en segmentos como el de las casas rurales.

Barcelona quiere captar un nuevo segmento de visitantes: los profesionales que se volcaron al teletrabajo en el último año debido a las restricciones impuestas por el coronavirus.
La ciudad busca nuevos visitantes. Foto Kaspars Upmanis – Unsplash

Salvar el verano

En cuanto a la temporada del verano, Muro dijo que estará sujeta a la puesta en marcha del pasaporte sanitario de la UE, que estará vinculado con la reactivación de los vuelos en el territorio europeo.

La apuesta del organismo de promoción es recuperar al turismo europeo, mientras que los mercados de larga distancia son más difíciles de convocar.

¿Cuál es la meta: “que en el verano de 2021 podamos conseguir el 50% de los visitantes del 2019”, dijo Muro.

a.
Ahora en portada