6 rutas para descubrir Murcia este otoño

La Murcia subterránea, la gastronómica, la de los felices años 20 o la de leyendas y casas encantadas son algunas de las caras ocultas que se descubren en estos itinerarios

Temperaturas suaves y cielos despejados son la mejor compañía para recorrer las calles de Murcia, especialmente en otoño, y saborear su historia y sus leyendas, pero también el patrimonio y la tradición de algunos de los lugares con más encanto de la ciudad.

Murcia, con otra perspectiva. Foto: Julio Hernández | Pixabay.

Temperaturas suaves y cielos despejados son la mejor compañía para recorrer las calles de Murcia, especialmente en otoño, y saborear su historia y sus leyendas, pero también el patrimonio y la tradición de algunos de los lugares con más encanto de la ciudad.

Diferentes rutas guiadas ofrecen perspectivas originales para adentrarse en calles, plazas, conventos y entornos naturales y rastrear huellas del paso de los siglos desde los árabes hasta nuestros días.

Con la plaza del Cardenal Belluga como punto de partida, presentamos las rutas más interesantes para descubrir una ciudad muchas veces injustamente olvidada y que guarda muchos secretos que descubrir.

Leyendas en torno a la Catedral

Ubicada en la misma plaza del Cardenal Belluga, no hay visita a Murcia que pueda obviar su Catedral, corazón y orgullo de la ciudad, además de joya del barroco internacional, especialmente su fachada, su Torre Campanario, con 93 metros y segunda más alta entre las catedrales de España tras La Giralda de Sevilla, los retablos de Bernabé de Módena o el San Jerónimo de Salzillo.

Temperaturas suaves y cielos despejados son la mejor compañía para recorrer las calles de Murcia, especialmente en otoño, y saborear su historia y sus leyendas, pero también el patrimonio y la tradición de algunos de los lugares con más encanto de la ciudad.
Torre Catedral de Murcia. Foto: Wikimedia Commons.

Más allá de lo que se ve a simple vista, este recorrido que organiza Aldaba nos zambulle a fonde en los detalles artísticos e históricos de la Catedral de Murcia, pero también secretos plasmados en esculturas y pinturas con doble lectura, en las marcas de los canteros, y en los mitos sobre reliquias, conjuratorios y esqueletos.

La visita que se prolonga sobre el entorno de la catedral con otras leyendas y curiosidades asociadas a su construcción tanto en la plaza del Cardenal Belluga, como en las de los Apóstoles y la conocida como Plaza de la Cruz (Precio 10 euros).

Murcia Capital Gastronómica

Murcia fue elegida Capital Gastronómica 2020, un título que se ha extendido a este año 2021 y que justifica este delicioso recorrido que ofrece Aldaba por los productos que sirven de base a la cocina murciana, pero también los platos y tapas, los bares, los restaurantes y las tabernas más auténticas donde degustarlos.

Temperaturas suaves y cielos despejados son la mejor compañía para recorrer las calles de Murcia, especialmente en otoño, y saborear su historia y sus leyendas, pero también el patrimonio y la tradición de algunos de los lugares con más encanto de la ciudad.
Arroz al caldero, uno de los platos más representativos de la cocina murciana. Foto: El Caldero.

Con salida en la puerta del Ayuntamiento (Glorieta de España) y mientras nos adentra en la historia y la arquitectura de la ciudad, la visita –en este caso, nocturna- ahonda en la cultura gastronómica local, una cultura que se mueve entre la huerta y el mar.

A lo largo de aproximadamente dos horas y media se hacen además tres paradas culinarias que incluyen cuatro tapas, entre ellas la tapa ganadora del último certamen gastronómico de la tapa de Murcia) y dos bebidas (precio 25 euros).

Murcia Subterránea

El subsuelo de Murcia es el objetivo de esta visita, también ofrecida por Aldaba, que propone rastrear, bajo tierra, los orígenes de la ciudad. Desde sus orígenes árabes hasta la Murcia moderna del siglo XXI, esta ruta propone un itinerario por rincones desconocidos plagados de secretos y curiosidades.

De la Plaza de Santa Eulalia (frente a la iglesia del mismo nombre) arranca un viaje en el tiempo que nos llevará a los pasadizos que unían el Santuario de la Virgen de la Fuensanta, el Castillo de Monteagudo o los sótanos de las antiguas viviendas de la Plaza Joufre, con otros lugares como el antiguo Alcázar Medieval y la Catedral de Murcia.

Temperaturas suaves y cielos despejados son la mejor compañía para recorrer las calles de Murcia, especialmente en otoño, y saborear su historia y sus leyendas, pero también el patrimonio y la tradición de algunos de los lugares con más encanto de la ciudad.
Secretos bajo el subsuelo. Foto: Aldaba Congresos.

El trazado y los restos de muralla, antemuralla y foso de la ciudad medieval, restos de una vivienda andalusí, un panteón real ubicado en una pequeña mezquita, un hammam o refugios construidos durante la Guerra Civil son otros de los lugares que se descubren a través de este itinerario con base arqueológica y amenizado con apasionantes relatos donde aparecen personajes ilustres como Ibn Mardanish, Ibn Arabí o Alfonso X El Sabio, así como otros de los protagonistas que han marcado la historia y el carácter de la Murcia actual (precio 10 euros).

Aquellos felices años 20

Formar parte del bullicio que respiraba la ciudad en sus épocas pasadas e integrarse como un vecino más en aquellos escenarios es la propuestas que ofrece Acceso a los visitantes más curiosos a través de sus visitas teatralizas.

Tomando como epicentro el hermoso Casino de Murcia, un edificio emblemático de la ciudad, este viaje a las primeras décadas del siglo XX nos lleva a una Murcia que poco tiene que ver con la de hoy y nos descubre el animado estilo de vida de artistas y burgueses en el periodo de entreguerras.

Murcia para principiantes

Si es tu primera vez en la ciudad, lo mejor es decantarse por una visita guiada por sus principales atractivos.

Guiasmur organiza rutas desde la Plaza de la Catedral de Murcia que incluyen la entrada al teatro Romea, de inspiración neoclásica y referente de la escena teatral de Murcia desde hace más de 150 años.

El itinerario finaliza en la popular plaza de Las Flores, un lugar imprescindible a la hora del aperitivo y donde se ofrece la degustación de un tradicional pastel de carne murciano, auténtico emblema de la gastronomía local en base a una receta que se remonta a la Edad Media y que en la citada plaza se prepara por una afamada pastelería fundada en 1828 (Precio 10 euros).

Temperaturas suaves y cielos despejados son la mejor compañía para recorrer las calles de Murcia, especialmente en otoño, y saborear su historia y sus leyendas, pero también el patrimonio y la tradición de algunos de los lugares con más encanto de la ciudad.
Plaza de las Flores. Foto: Turismo de Murcia.

Casas con encanto y casas encantadas

Más que una visita, el recorrido por las casas con encanto y casas encantadas (Aldaba) es un intrigante paseo por Murcia donde volver la mirada al pasado para escuchar misteriosas historias y leyendas que han tenido como escenario algunos de los más emblemáticos edificios.

Es el caso de la Casa de los Dragones, en la plaza de la Catedral, una vivienda que alberga una interesante iconografía en su fachada exterior y que los guías ayudan a desentrañar.

También se admiran palacios señoriales y casas nobles, como el antiguo Palacio de la Santa inquisición, ubicado en el lugar donde antaño se levantó el Alcázar de Enrique III; o el edificio de la familia Díaz Cassou, la obra más significativa del Modernismo de la ciudad de Murcia.

Temperaturas suaves y cielos despejados son la mejor compañía para recorrer las calles de Murcia, especialmente en otoño, y saborear su historia y sus leyendas, pero también el patrimonio y la tradición de algunos de los lugares con más encanto de la ciudad.
Casa Diaz Cassou. Foto: Wikimedia Commons.

El Teatro Romea y su leyenda maldita el otra de las protagonistas, relacionada con una pasión amorosa que desencadenaría la última ejecución pública de España sobre un cadalso ubicado junto al río a finales del siglo XIX, donde Josefa Gómez sufriría su muerte.

Finalmente, el Hotel Reina Victoria, frente al Puente de los Peligros, es otra fuente de misterios, que van del saquito de café regalado a sus clientes antes de abandonar el Hotel a por qué hacían bordar en sus servilletas las iniciales de sus clientes.

a.
Ahora en portada