Cinco vías verdes para disfrutar el otoño de otra manera

Con el follaje que cambia a amarillos y ocres, estos antiguos caminos ferroviarios se descubren de otra manera en bicicleta

¿Qué el otoño es la estación ideal para realizar grandes recorridos en bicicleta? Sin duda. Vale, quizás la primavera sea más templada, pero hay pocas chances de igualar la belleza de los montes y bosques que abandonan el verde estival para dar la bienvenida a los marrones, ocres, amarillos y rojos.

En España hay 2.000 kilómetros de vías verdes, en su gran mayoría trazadas sobre antiguos recorridos de tren que han sido desmantelados en nombre del progreso.

Muchos de ellos son llanos o con un grado de elevación paulatino, lo que permite ser afrontado con relax y sin necesidad de tener una bicicleta con 18 marchas.

Además del encanto otoñal estos recorridos son como un túnel por la historia, donde se pueden ver antiguas estaciones, pueblos detenidos en el tiempo y rincones solitarios.

Vía Verde Sierra de la Demanda

El río Oja se encargó de dar forma a un hermoso valle entre La Rioja y Burgos. El recorrido de 54 kilómetros transcurre, en una buena parte, a través de bosques de hayas y pinos, además de robles y acebos.

La Vía Verde de la Sierra de la Demanda transcurre por 54 km por el valle del río Oja, revestido de hayas, robles y pinos

Estas son tierras del lobo ibérico, el corzo, el ciervo y el jabalí, paisajes de contraste donde una formación boscosa es interrumpida por viñedos y donde cada tanto se cruza por sitios monumentales como Santo Domingo de la Calzada y Casalarreina.

Vía Verde Sierra de la Demanda. Foto: Wikipedia
Vía Verde Sierra de la Demanda. Foto: Wikipedia

El trayecto une a Arlazón con Monterrubio de la Demanda, con tramos asfaltados y otros de tierra compacta.

En este recorrido, con sectores impactantes como el tramo que flanquea el Embalse del Arlazón, además de pedalear con ganas se pueden realizar visitas a algunas bodegas de la región o probar los pintxos de pueblos como Barbadillos de Herreros.

Vía Verde Plazaola-Leitzarán

Las antiguas minas de Plazaola en Navarra transportaban su carga en un ferrocarril de trocha estrecha que llegaba hasta San Sebastián.

Donde antes se encontraban las vías ahora hay un trayecto de 50 km que transcurre entre valles revestidos de hayas y robles, bosques atlánticos con numerosos sectores de pinos de repoblación.

Más de 40 túneles atraviesan los macizos rocosos, aunque se recomienda llevar iluminación porque los más largos no tienen más luz que la de las balizas.

El recorrido se suele iniciar en la villa de Andoain, donde hay interesantes edificios históricos para ver.

Vía Verde de Plazaola. Foto: Guía de Navarra
Vía Verde de Plazaola. Foto: Guía de Navarra

En el viaje se puede conocer el patrimonio minero e industrial de los pueblos de Plazaola, Bizkotx, Mustar y Olaberria, así como las ermitas de Berástegi y Elduain.

Tras 33 km de ascenso continuo se llega a Uitzi, a 660 mts de altura; para luego emprender unos 15 km más de descenso hasta Mungiro, el punto final.

Vía Verde de la Sierra

Esta es una excepción, porque por esta vía verde nunca pasó ningún tren. El proyecto contemplaba unir Jerez (Cádiz) con Almargen (Málaga). Se despejó el terreno, se cavaron túneles, pero jamás se escuchó a ninguna locomotora.

El tramo habilitado para pedalear une a Olvera, en Sevilla, con Puerto Serrano en Cádiz, unos 36 km de continuo descenso en paralelo a los ríos Guadalete y Guadalporcún.

El túnel del Castillo, en la Vía Verde de la Sierra, llega casi al kilómetro de largo

Por allí hay se atraviesan cuatro viaductos y unos 30 túneles, de los que el más largo, el del Castillo, llega casi al kilómetro de extensión.

Vía Verde de las Sierras. Foto: Vías Verdes
Vía Verde de las Sierras. Foto: Vías Verdes

Además del colorido que las laderas serranas están adquiriendo estos días, si se agudiza la vista se pueden ver planear a los buitres en el peñón de Zaframagón, una de las más colonias más pobladas del continente. En el centro de información se puede ampliar la información sobre estas aves carroñeras.

Vía Verde del Carrilet

Hasta los años ’60 los pueblos que se encuentran entre Olot y Girona, en el norte de Cataluña, usaban el tren de trocha angosta El Carrilet para viajar y transportar mercancías.

Su trazado adaptado como vía verde atraviesa los valles de la región volcánica de La Garrotxa, en un continuo ascenso hasta Col d’en Bas (620 metros), para luego iniciar un descenso donde en muchos tramos ni hace falta pedalear.

Son 54 km hasta Girona, con tramos de gran belleza entre bosques, cultivos, paredones rocosos de hasta cuatro metros de alto y dehesas.

Cinco vías verdes para disfrutar el otoño de otra manera
Vía Verde del Carrilet. Foto: Vías Verdes.cat

El trayecto atraviesa los ríos Ter, Fluviá y Brugent, y también pasa por los pueblos de Amer, Anglés y Sant Feliu de Pallerols, donde se conservan interesantes cascos históricos.

Si hay ánimo de seguir pedaleando la ruta se enlaza en Girona con la antigua continuación del Carrilet, otros 39 km de descenso continuo en dirección al Mediterráneo, hasta la turística Sant Feliù de Guixols, en la Costa Brava.

Vía Verde del Oso

En Asturias la crisis de la industria minera arrasó con los centros de extracción y con los ferrocarriles que comunicaban con los puertos.

Uno de estos trazados es la Vía Verde del Oso, que con forma de Y transcurre por los valles de Teverga y Quirós, este último más empinado que el primero.

Si alguien tiene el espíritu de transitar por los dos ramales le esperan 67 km, donde se pasa por el embalse de Valdemurio, además de los desfiladeros de Valdecerezales y Peñas Juntas.

Vía verde del Oso. Foto: Turismo de Asturias
Vía verde del Oso. Foto: Turismo de Asturias

Además de la belleza cromática de los bosques y valles que caen a los ríos se pueden visitar interesantes edificios históricós como iglesias prerrománicas, torres y puentes medievales, y por supuesto, pasar por numerosos túneles.

Uno de los puntos más destacados es en el pueblo de Proaza, donde se pueden ver a dos osas que están al cuidado de una fundación, un buen recuerdo de la vía verde que homenajea a su especie.

a.
Ahora en portada