Barcelona y Sevilla tienden un puente hacia París

Las dos ciudades españolas unen estrategias para presentar sus ofertas turísticas en conjunto. La capital francesa será el primer objetivo, a la que seguirán mercados de Oriente Medio

La recuperación post-pandemia no puede (ni debe) ser una tarea solitaria. Así lo asumieron los responsables de promoción turística de Barcelona y Sevilla, que unieron fuerzas para lanzar una campaña de promoción común en París.

dimitry-anikin-unsplash

La recuperación post-pandemia no puede (ni debe) ser una tarea solitaria. Así lo asumieron los responsables de promoción turística de Barcelona y Sevilla, que unieron fuerzas para lanzar una campaña de promoción común en París.

Este será el primer paso, porque la idea es mantener una alianza a futuro, que en una segunda etapa le permita captar nuevos turistas, de alto poder adquisitivo y con inquietudes culturales y gastronómicas (o sea, alejados de la oferta low cost de sol y playa) en los mercados de Oriente Medio, como las ciudades de Dubái, Abu Dabi y Doha.

La recuperación post-pandemia no puede (ni debe) ser una tarea solitaria. Así lo asumieron los responsables de promoción turística de Barcelona y Sevilla, que unieron fuerzas para lanzar una campaña de promoción común en París.
La gastronomía será una de los valores turísticos a promocionar en conjunto.

Dos ciudades, un mismo relato

Por lo pronto, el primer paso será unir los atractivos de ambas ciudades “en un mismo relato”, describió la directora general de Turisme de Barcelona Marian Muro, bajo la premisa de «dos ciudades – un destino».

La delegación barcelonesa y sevillana viajará a París para realizar una presentación conjunta ante más de 50 agentes y operadores especializados.

En octubre se fletará un tren del AVE para que turoperadores, periodistas y expertos en el sector turístico viajen desde París a Barcelona y Sevilla para conocer sus atractivos.

Cartel de promoción de la arquitectura. Foto Turisme de Barcelona
Cartel de promoción de la arquitectura. Foto Turisme de Barcelona

Objetivo: seducir al turista francés

El objetivo es seducir al turista de Francia, que en lo que va del año se ha convertido en el principal mercado emisor, superando a EEUU y Reino Unido.

El turista de Francia es uno de los que más repiten en España: el 83% ha viajado más de una vez al país

El viajero galo es apreciado no solo por su nivel de gastos (una media que roza los 500 euros por viaje, sin contar alojamiento ni transporte), sino también por su alto índice de retorno: el 83,3% de los franceses que pisaron tierras españolas han regresado (frente al 48,7% del resto de países.

La recuperación post-pandemia no puede (ni debe) ser una tarea solitaria. Así lo asumieron los responsables de promoción turística de Barcelona y Sevilla, que unieron fuerzas para lanzar una campaña de promoción común en París.
Barcelona y Sevilla comparten una rica historia en común

Los cinco valores de Barcelona y Sevilla

“No se trata de promocionar Barcelona y Sevilla, sino tener un relato que las una, que se pueda presentar un viaje con dos destinos”, precisó Muro.

Los entes turísticos enfocarán la estrategia en cinco valores: la arquitectura, la gastronomía, la moda, la literatura y la sostenibilidad.

Los legados de Machado, Gaudí y González

En todos ellos hay campos en común entre las capitales. Por ejemplo, en las letras ambas regiones están unidas por el legado de Antonio Machado, quien pasó por Cataluña en su exilio a Francia, donde murió en Colliure, del otro lado de la frontera.

En arquitectura, la creatividad de Antoni Gaudí y Aníbal González dialogan a través del uso del azulejo.

“González, el diseñador de la Plaza España, aprendió de Gaudí” el uso de este material, dijo Antonio Jiménez, responsable de turismo de Sevilla.

La recuperación post-pandemia no puede (ni debe) ser una tarea solitaria. Así lo asumieron los responsables de promoción turística de Barcelona y Sevilla, que unieron fuerzas para lanzar una campaña de promoción común en París.
Antonio Gómez se inspiró en Gaudí para crear los azulejos de Plaza España. Foto Joan Oger-Unsplash

La revolución gastronómica

En la gastronomía ambas ciudades comparten el cuidado de un producto proveniente del campo, con cocineros partidarios de la política de ‘kilómetro cero’ que adquieren los ingredientes en mercados, y la cultura de restaurantes y tabernas.

“Hace años que la gastronomía francesa ha sido un referente, pero en las últimas décadas hubo una revolución de la cocina en España, que la situó en un nivel muy elevado, con estrellas Michelin, que ahora no tiene nada que envidiar a otras gastronomías”, describió Muro.

El apartado de sostenibilidad expondrá la política de promoción de espacios verdes en Sevilla, así como la obtención de Barcelona de ser la Capital Mundial de la Alimentación Sostenible 2021 (donde esta hermanada, precisamente, con París).

La recuperación post-pandemia no puede (ni debe) ser una tarea solitaria. Así lo asumieron los responsables de promoción turística de Barcelona y Sevilla, que unieron fuerzas para lanzar una campaña de promoción común en París.
Pasarela del Salón Internacional de la Moda Flamenca en Sevilla. Foto SIMOF

Moda, diseño y tradiciones

En cuanto a la moda, uno de los principales arietes es la tradición de la industria textil en Cataluña, su motor generador de diseños y la promoción de la moda sostenible; mientras que Sevilla destaca por su tradición de vestidos regionales y el foco de promoción de la moda flamenca.

La arquitectura, la gastronomía, la moda, la sostenibilidad y la literatura serán los cinco ejes en donde girará el relato de promoción turística

En este sentido, en París se expondrá un vestido de la firma catalana Yolancris para Lady Gaga, junto con una réplica del vestido de flamenca diseñado por Lina Sevilla que usó Grace Kelly en 1966.

Historias paralelas

Barcelona y Sevilla comparten una historia paralela a tener en cuenta: las dos fueron fundadas en la época romana, ambas han visto pasar un desfile de civilizaciones que fueron moldeando sus identidades, y las dos han sido protagonistas de diferentes capítulos de expansiones navales.

La recuperación post-pandemia no puede (ni debe) ser una tarea solitaria. Así lo asumieron los responsables de promoción turística de Barcelona y Sevilla, que unieron fuerzas para lanzar una campaña de promoción común en París.
Las dos ciudades presentarán su propuesta de diseño y arquitectura.

Desde Sevilla se dirigió la conquista de América, y desde Barcelona la corona de Aragón se convirtió en una potencia comercial en la Edad Media.

Estas historias paralelas ahora se cruzan en un esfuerzo conjunto, para liderar la recuperación del turismo post-pandemia.

Foto de portada: Dimitry Anikin | Unsplash

a.
Ahora en portada