Volotea despide a los últimos B717 de Europa

Volotea deja de operar su flota de ocho B717. Este avión, heredero del MD-95 de McDonnell-Douglas, resiste en solo tres aerolíneas del mundo

El B717 era una ‘rara avis’ entre los Boeing que vuelan en Europa. Solo había una aerolínea que los operaba en el continente, pero esta semana decidió que pasen a la historia.

El B717 era una ‘rara avis’ entre los Boeing que vuelan en Europa. Solo había una aerolínea que los operaba en el continente, pero esta semana decidió que pasen a la historia.

Se trata de la compañía española Volotea, que tiene su sede en Asturias, y que se ha especializado en conectar aeropuertos secundarios.

Auge y ocaso del B717 en Volotea

Volotea, creada por los exfundadores de Vueling Lázaro Ros y Carlos Muñoz en 2011, llegó a contar con 19 B717-200 en su historia.

Poco a poco este avión fue perdiendo posiciones frente al más grande y eficiente A319, y la aerolínea decidió renovar toda su flota para que esté integrada solo por aeronaves fabricadas por el consorcio europeo.

Los últimos ocho B717 volarán a la base de la compañía en Venecia, y desde allí pondrán rumbo al cementerio de aviones de Victorville, en el desierto del Mojave (California).

El B717 era una ‘rara avis’ entre los Boeing que vuelan en Europa. Solo había una aerolínea que los operaba en el continente, pero esta semana decidió que pasen a la historia.
Volotea tenía ocho B717 en su flota. Foto Volotea

Ideal para vuelos regionales

Los B717-200 de Volotea presentan una única clase en sus 125 plazas. Dotados de motores Rolls-Royce BR715, tienen una autonomía de 3.800 kilómetros, distancia que bien podía cubrir entre las bases de Bilbao, Atenas y el Véneto.

Volotea llegó a contar con 19 B717-200 desde que fue creada en 2011

En los últimos cinco años este pequeño avión fue desplazado por el A319, el hermano menor de la familia de Airbus.

Las primeras dos aeronaves dejaron la compañía en 2016, otras tres fueron apartadas en 2019, y cinco más entre octubre y noviembre del año pasado; decisión también impulsada por las restricciones en torno al coronavirus.

Además de los ocho B717 y los 20 A319, la compañía operó tres B737, según las estadísticas de Airfleets.net.

Heredero del MD95

El B717 es una herencia de la absorción de McDonnell Douglas por parte de Boeing en 1997.

Solo se fabricaron 155 unidades del B717-200. Los planes de un modelo más pequeño y otro más grande nunca llegaron a buen puerto

Originalmente concebido como el MD95, fue rebautizado por el gigante norteamericano dos años después de la compra de aquella compañía.

Solo se fabricaron 155 unidades del B717-200 y una del modelo 717 Business Express. En los proyectos de Boeing figuró lanzar el B717-100 (de 86 asientos) y una alternativa más grande, el B717-300, pero ninguno de los dos llegó a ver la luz.

El B717 era una ‘rara avis’ entre los Boeing que vuelan en Europa. Solo había una aerolínea que los operaba en el continente, pero esta semana decidió que pasen a la historia.
Volotea era la única aerolínea que operaba los B717 en Europa

Dónde sobrevive el B717

Además de Volotea, el B717 sobrevive en un puñado de aerolíneas. La mayor operadora con comodidad es Delta Air Lines, que tiene 52 aviones en activo y otros 29 aparcados; unidades que provienen de un acuerdo de alquiler con Southwest Airlines.

Pero tampoco le queda mucho recorrido en esta compañía, porque Delta proyecta recortar entre un 50% a un 65% su presencia en la flota en los próximos meses.

Le sigue la compañía regional QantasLink, que opera unos 20 B717-200 en aeropuertos secundarios de Australia.

Otra aerolínea que lo mantiene es Hawaiian Airlines, que usa sus 19 B717-200 para conectar a las islas del archipiélago del Pacífico. Y por lo que declaran sus directivos, están decididos a seguir volando con ellos al menos cinco años más.

a.
Ahora en portada