Virgin Galactic toma la delantera con los viajes al espacio

El tercer vuelo de pruebas de Virgin Galactic termina con dos años de parón e incertidumbres, y acelera el calendario para llevar a turistas a vuelos suborbitales

Virgin Galactic recupera la confianza de sus inversores y de los 600 pasajeros de sus futuros vuelos espaciales. Tras dos años de parón la aeronave VSS Unity realizó con éxito un vuelo de prueba al rozar los 90 kilómetros de altura.

Foto Virgin Galactic

Virgin Galactic recupera la confianza de sus inversores y de los 600 pasajeros de sus futuros vuelos espaciales. Tras dos años de parón la aeronave VSS Unity realizó con éxito un vuelo de prueba al rozar los 90 kilómetros de altura.

Los vuelos de este avión espacial se fueron postergando una y otra vez, entre la paralización de las operaciones por el coronavirus y una serie de interferencias electromagnéticas detectadas en febrero cuando estaba a punto de encender sus motores.

Pero finalmente este sábado el pequeño avión de diseño futurista realizó el primer vuelo espacial con humanos en la historia de Nuevo México, donde se encuentra la base de Spaceport America, la sala de espera de los futuros turistas espaciales.

Virgin Galactic recupera la confianza de sus inversores y de los 600 pasajeros de sus futuros vuelos espaciales. Tras dos años de parón la aeronave VSS Unity realizó con éxito un vuelo de prueba al rozar los 90 kilómetros de altura.
El VSS Unity al liberarse de su nave madre. Foto Virgin Galactic

Despegue a 13.000 metros

Este es el tercer vuelo de prueba de la aeronave de Virgin. La primera etapa del viaje la realizó adosado al avión de doble fuselaje VMS Eve, hasta que llegaron a una altitud de 13.000 metros.

Cuando el VSS Unity llegó a los 89 kilómetros de altura los pilotos contemplaron la superficie curva de la Tierra y el fondo oscuro del espacio exterior

En ese momento el VSS Unity, piloteado por CJ Sturckow y Dave Mackay, se liberó de su nave madre y encendió sus motores hasta alcanzar una velocidad de Mach 3 (3.700 km/h).

Virgin Galactic recupera la confianza de sus inversores y de los 600 pasajeros de sus futuros vuelos espaciales. Tras dos años de parón la aeronave VSS Unity realizó con éxito un vuelo de prueba al rozar los 90 kilómetros de altura.
El VMS Eve con el pequeño avión espacial. Foto Virgin Galactic

En el límite del espacio

Casi una hora más tarde, este avión, también conocido como SpaceShip Two llegó a los 89,23 kilómetros de altura. Según la NASA, a partir de los 80 kilómetros (en el límite entre la mesosfera y la termosfera) ya se considera como espacio.

La Federación Aeronáutica Internacional tiene otra opinión y estima la frontera en la cota del km 100, informa Microsiervos. Pero esa es otra historia.

Un paisaje increíble

Durante varios minutos Sturckow y Mackay contemplaron la curvatura de la esfera terrestre, azul y con manchas verdes y marrones de las masas continentales, rodeada del telón de fondo oscuro del espacio exterior.

“Esta experiencia es un adelanto de lo que les espera a los futuros astronautas de Virgin Galactic”, dijo en un comunicado la compañía fundada por Richard Branson en 2004.

La aeronave luego inicio su descenso a la base aérea del desierto de Nuevo México, y aterrizó a las 11:45, poco más de una hora después de su despegue.

Los próximos vuelos

A bordo también llevaron equipos de la NASA para recolectar información y ajustar los próximos vuelos de prueba, hasta que ya estén listos para realizar los vuelos suborbitales.

Virgin Galactic tiene tres vuelos suborbitales programados para este año. En uno de ellos viajará el fundador de la compañía, Richard Branson

Para este año Virgin Galactic tiene agendados tres vuelos más. En el próximo viajarán cuatro empleados de la compañía, para comprobar las reacciones fisiológicas y psicológicas en un viaje en personas que no están acostumbradas a viajar a esas alturas.

El siguiente tendrá a Richard Branson como pasajero, y el tercero será un vuelo contratado por la Fuerza Aérea de Italia, indica Xataka.

Virgin Galactic recupera la confianza de sus inversores y de los 600 pasajeros de sus futuros vuelos espaciales. Tras dos años de parón la aeronave VSS Unity realizó con éxito un vuelo de prueba al rozar los 90 kilómetros de altura.
El VSS Unity al aterrizar en Nuevo México. Foto Virgin Galactic

La carrera por el turismo espacial

Branson compite con Jeff Bezos y Elon Musk en la carrera por el turismo espacial. El fundador de Amazon está cerca de concretar su primer vuelo con turistas, mientras que el creador de Tesla, con su compañía SpaceX, asegura que para fin de año se realizará la primera misión al espacio sin astronautas a bordo.

Actualmente los 600 pasajeros en lista de espera en Virgin Atlantic esperan su turno tras haber pagado una reserva de 250.000 euros por billete. Tras el vuelo del sábado, la ansiedad es más grande.

a.
Ahora en portada