El avión de triple pasillo y fuselaje ovalado que soñó con destronar al B777

El proyecto de un avión ruso de triple pasillo fue disminuyendo en cada relanzamiento. Así pasó el gigantesco Tu-304 a ser el mediano Frigate Ecojet

Mientras Rusia espera que el MC-21 vea la luz para romper el dominio de Airbus y Boeing en el mercado aeronáutico, cabe recordar que en la historia de la aviación del país euroasiático hay una larga lista de modelos que pretendieron morder una cuota del mercado a Occidente, aunque pocos proyectos llegaron a su instancia final.

Uno de los que periódicamente se congela y resucita es el del Frigate Ecojet, que es heredero del Tupolev Tu-304.

Nacido en los ‘90

El proyecto se desarrolló entre principios de los ’90 hasta hace pocos meses. Según AeroTime, el proyecto aeronáutico más ambicioso de Rusia discretamente quedó desactivado.

El Tu-304 aspiraba a quitar mercado al B777 y al B330, con su configuración de 500 pasajeros

Pero no está muerto. O al menos así lo asegura Alexandr Klimov, líder del proyecto e hijo de Valentin Klimov, diseñador en jefe de la compañía Tupolev y alma mater del Tu-304.

El Tu-304

El Tu-304 iba a ser el hermano mayor de Tu-204, modelo que aspiraba a ganar un lugar entre los aviones de ‘mitad del mercado’, aeronaves de rango medio y de hasta 250 pasajeros.

El proyecto contemplaba crear un avión capaz de llegar a los 10.000 kilómetros, que pudieran transportar hasta 500 pasajeros en una clase única.

Con estas aspiraciones, lo lógico era que compita contra el B777 y los flamantes modelos de Airbus a fines del siglo pasado, el A330 y el cuatrimotor A340.

El proyecto contemplaba crear un avión capaz de llegar a los 10.000 kilómetros, que pudieran transportar hasta 500 pasajeros en una clase única.
Diseño de la cabina con tres pasillos. Foto Wikipedia

El fuselaje ovalado

El Tu-304 tenía varias innovaciones a tener en cuenta, como alas de flujo laminar y un 15% de materiales compuestos (el B777 lleva un 12%).

Pero la mayor sorpresa a ojos de los expertos de aviones de Occidente era el diseño de un fuselaje ovalado. No era una idea nueva, pero nunca se había experimentado en aviones de pasajeros de última generación.

Tupolev diseño un fuselaje ovalado, lo que implicaba un desafío para la presurización y la necesidad de un mayor peso estructural

La idea no era sencilla: su presurización es más complicada y el diseño requiere de un mayor peso estructural.

Pero era la única solución que encontraron los ingenieros de Tupolev para llenar 500 plazas sin que sea una pesadilla para los pasajeros.

Con el diseño ovalado se podría configurar una cabina de tres pasillos, para que haya una distribución de 2-3-3-2 en clase económica y de 2-2-2-2 en la ejecutiva, indica AeroTime.

El proyecto contemplaba crear un avión capaz de llegar a los 10.000 kilómetros, que pudieran transportar hasta 500 pasajeros en una clase única.
Así se vería la cabina del Frigate Ecojet. Foto Wikipedia

En el peor momento

El problema del Tu-304 es que el proyecto se gestó en uno de los peores momentos de la historia contemporánea de Rusia: el colapso del comunismo.

La caída de la URSS llevó a que muchos expertos abandonen el país y otros se reincorporen al naciente sector privado.

En tanto ni siquiera las compañías rusas como Aeroflot veían con interés los proyectos desarrollados en el país.

De hecho, consideraban que ser clientes de Airbus y Boeing le daba más prestigio (además de seguridad y posibilidad de obtener mejores precios).

Oficialmente el proyecto del Tu-304 se presentó en 1995 para quedar abandonado en 1998.

Un año antes Valentin Klimov fue fichado como director general de Rosavia Consortium.

El proyecto contemplaba crear un avión capaz de llegar a los 10.000 kilómetros, que pudieran transportar hasta 500 pasajeros en una clase única.
El Frigate Ecojet, la versión actualizada del Tu-304

La resurrección en clave low cost

Y en 2010 este ingeniero presentó el Frigate Ecojet, que no era más que una versión actualizada y más pequeña del Tu-304.

El avión se presentó con características de vuelo más sostenibles, y para que su construcción sea buen negocio se tercerizó buena parte de la cadena de producción. Para llevar adelante el proyecto estaba Alexandr, el hijo de Valentin.

El nuevo diseño era el de una aeronave de 300 a 350 pasajeros, con un rango de 3.500 kilómetros.

Klimov tiró la toalla a competir contra los grandes del mercado y apuntó a los aviones de pasillo único como el B737 y el A320

Con estas prestaciones y bajo la meta de que sea lo más barato posible, Klimov tiró la toalla a competir contra los grandes del mercado y apuntó a los aviones de pasillo único como el B737 y el A320. Y sobre todo, con la idea de seducir a las aerolínea de bajo coste.

Hacia 2013 la compañía realizó ensayos en túneles de viento mientras mantenía contactos con potenciales clientes.

La deriva

Pero el proyecto se fue estancando y empezó a derivar a opciones menos viables, como pasar de dos a cuatro motores (cuando la tendencia mundial va en el camino contrario).

Además tenía poca esperanza de prosperar en el mercado local cuando el citado MC-21 ya llevaba bastante ventaja en diseño.

Para colmo, en el 2019 Rosavia Consortium fue investigada por evasión de impuestos. Para ese entonces, solo cinco personas trabajaban en la compañía. La crisis de la pandemia fue otro clavo en el ataúd del Tu-304 / Frigate Ecojet. No hay anuncio oficial de su deceso, pero el proyecto está tan congelado como la tundra de Siberia.

a.
Ahora en portada