Singapore Airlines corta las alas a la primera clase

Singapore Airlines, una de las aerolíneas más exclusivas, no vende billetes para la primera clase por un año. Eso implica que los A380 y B777 demorarán más de lo previsto en regresar

Si alguien tenía intención de reservar un vuelo en las exclusivas suites del A380 o en la primera clase del B777 de Singapore Airlines tendrá que esperar.

Suites en el A380 de Singapore Airlines. Foto Singapore Airlines

Si alguien tenía intención de reservar un vuelo en las exclusivas suites del A380 o en la primera clase del B777 de Singapore Airlines tendrá que esperar.

La aerolínea del Sudeste Asiático bloqueó las ventas de su clase más exclusiva hasta febrero de 2022, una medida que en un principio llegaba hasta fines de octubre de este año, informa One Mile at a Time.

Pero que en vistas de la lenta recuperación del mercado aeronáutico, la compañía prefiere la cautela y considera que habrá que aguardar al menos 12 meses más para que estas lujosas plazas salgan al mercado.

Nuevas suites de primera clase en el A380. Foto Singapore Airlines
Nuevas suites de primera clase en el A380. Foto Singapore Airlines

El A380 no llega ni se le espera

La lectura que se hace de esta suspensión es que la aerolínea cree que falta mucho para que estén las condiciones que permitan el regreso del gigantesco A380.

De los 19 A380 que tiene Singapore Airlines, siete serán retirados y los otros 12 serán renovados a fondo

Singapore Airlines cuenta con 19 aviones de este tipo, de los que siete van a ser retirados definitivamente.

Si alguien tenía intención de reservar un vuelo en las exclusivas suites del A380 o en la primera clase del B777 de Singapore Airlines tendrá que esperar.
Los A380 de Singapore Airlines no volarán, por lo menos, hasta febrero de 2022. Foto Singapore Airlines

Los que serán renovados

Los otros 12, sin embargo, están en proceso de renovación de sus cabinas. El plan consiste en que la docena de suites se reduzcan a seis unidades que se instalarán en la parte delantera de la cabina superior.

El espacio que dejarán vacante será ocupado por 44 asientos de la categoría económica premium; mientras que en la business se permitirá quitar la mampara divisoria y varias plazas se podrán convertir en camas dobles.

De hecho hace pocas semanas uno de los A380 que descansan en el desierto australiano se desplazó hasta Singapur para que los operarios comiencen a trabajar en los cambios de la nueva cabina.

Si alguien tenía intención de reservar un vuelo en las exclusivas suites del A380 o en la primera clase del B777 de Singapore Airlines tendrá que esperar.
Primera clase en el B777. Foto Singapore Airlines

Sin fechas a la vista

Singapore Airlines no precisó la inversión que realizará para estas renovaciones, pero nadie dejará sus cabinas como nuevas si no piensa en utilizarlas.

“No tenemos ningún plan para devolver nuestros A380 al servicio comercial”, había dicho un portavoz de la aerolínea a Executive Traveler.

Pues con este bloqueo de ventas, ya se sabe que el regreso de este mastodonte aéreo demorará por lo menos un año.

Si alguien tenía intención de reservar un vuelo en las exclusivas suites del A380 o en la primera clase del B777 de Singapore Airlines tendrá que esperar.
B777 de Singapore Airlines. Foto Singapore Airlines

Primeras opciones: el A350 y el B787

La estrategia de la compañía es ofrecer vuelos en aviones más pequeños y que tengan un menor consumo de combustible, como el A350 o el B787, que no tienen primera clase (y menos la elegante suite).

En caso de que el mercado se recupere es más probable que el B777 vuelva a volar primero y el A380 después

En todo caso, si la demanda de pasajes aumenta, seguramente primero será reactivado el B777, que tiene una capacidad de 278 asientos; y en último término el A380, que está configurado para 443 pasajeros.

Singapore prefiere la cautela

La aerolínea prefiere ser precavida y vender billetes en business como la opción más exclusiva. Si hay posibilidades de que se reactive la primera clase antes de febrero de 2022, ya habrá pasajeros que paguen un adicional o usen sus millas para ascender de categoría.

Pero a la inversa, pagar por un servicio y luego comprobar que no está disponible, impactaría negativamente en la imagen pública de la compañía.

a.
Ahora en portada