Si no puedes volar, aprende a pilotar un Airbus o un Boeing

Más ideas de las aerolíneas para obtener dinero: Thai Airways ofrecen sus simuladores de vuelo a cualquier persona que pueda pagarlo

Entre los vuelos a ninguna parte, los aviones reconvertidos en restaurantes y la venta de vinos y pijamas, los gerentes de las aerolíneas exprimen sus ideas para arañar ingresos frente al cerrojo aéreo que acarreó el coronavirus.

Entre estas ideas ahora llega la propuesta de Thai Airways, que abre las puertas de sus simuladores de vuelo para que cualquier persona, sea un piloto experimentado o un simple aficionado, pueda sentir la sensación de estar al mando de uno de los grandes aviones comerciales de Airbus o Boeing.

Pilotar los gigantes del aire

Según precisa la aerolínea tailandesa, el programa ‘Thai Simulator Experience’ ofrece la oportunidad de volar los aviones más grandes del mercado.

Así, uno puede sentir la sensación de despegar, volar y aterrizar en los gigantescos A380-800 o B747-400, en los cuatrimotores A340-500 y -600, en los modelos de fuselaje ancho A330-300 y -600, B777-200 y -300, y en el de pasillo único B737-400.

Los simuladores, dotados de sistemas hidráulicos, imitan a la perfección los movimientos del avión cuando afronta una turbulencia o vientos cruzados

Por supuesto que Thai Airways promociona esta experiencia como una oportunidad única. Y seguramente lo es, porque nunca antes estos dispositivos estuvieron abiertos al público.

La experiencia de volar es casi real. Foto: Thai Airways
La experiencia de volar es casi real. Foto: Thai Airways

La experiencia de estar al frente de un A380

“El simulador del A380 es una obra maestra de la tecnología. Su interior imita perfectamente todos los sistemas y controles que se encuentran en este avión, mientras que los sistemas hidráulicos crean toda clase de movimientos que recrean la sensación de volar”, precisa la compañía tailandesa en su web.

O sea, aquí no se está cómodamente en el sofá con la Playstation: el cockpit de la cabina está reproducido hasta en el último detalle, y el simulador se mueve como si uno estuviera encarando una turbulencia o vientos cruzados al despegar.

Para expertos y principiantes

Los vuelos en el simulador se realizan con entrenadores de la aerolínea, y las opciones son para todos los públicos: hay programas adaptados para pilotos con licencia, aficionados a los aviones o para las personas que jamás tocaron un mando de avioneta pero que no saben qué hacer en su tiempo libre.

Las tarifas para vivir esta experiencia van desde los 470 euros por media hora hasta los 1.380 euros por una hora y media.

El simulador reproduce el interior de un B777 Foto Thai Airways
El simulador reproduce el interior de un B777. Foto Thai Airways

En búsqueda de ideas

Esta propuesta es una de las que Thai Airways lanzó para aliviar su abultada deuda, que llega a los 6.700 millones de euros.

Antes de abrir sus simuladores, Thai Airways había creado un restaurante pop-up en sus oficinas del aeropuerto de Bangkok, donde servían la misma comida que en los vuelos

Hace pocas semanas transformó parte de sus instalaciones en el aeropuerto de Bangkok en un restaurante decorado con asientos de las clases turista y business, donde se sirvieron las mismas comidas que a bordo de sus vuelos.

a.
Ahora en portada