Qantas congela sus vuelos ultra largos hasta el 2024

Malos tiempos para nuevos desafíos. El Proyecto Amanecer, de volar sin escalas entre Australia y Europa y EEUU, se demora más de lo esperado

Esperar hasta que el panorama aclare. Esa es la premisa de Qantas con su Proyecto Amanecer, el plan para realizar vuelos sin escalas desde Sídney y Melbourne a París, Londres o Nueva York. Según precisó su consejero delegado, la propuesta quedará congelada hasta el 2024.

Esperar hasta que el panorama aclare. Esa es la premisa de Qantas con su Proyecto Amanecer, el plan para realizar vuelos sin escalas desde Sídney y Melbourne a París, Londres o Nueva York. Según precisó su consejero delegado, la propuesta quedará congelada hasta el 2024.

Qantas pretende cruzar las fronteras de la resistencia física y tecnológica de los vuelos comerciales, con viajes de 19 a 20 horas entre las principales ciudades del este de Australia y grandes metrópolis de Europa y EEUU.

Qantas estaba a punto de comprar 12 A350-1000 para realizar los vuelos de 20 horas entre Australia y Europa

Incluso estaba negociando con Airbus la compra de 12 A350-1000 adaptados para estos viajes de ultra largo radio.

Esperar hasta que el panorama aclare. Esa es la premisa de Qantas con su Proyecto Amanecer, el plan para realizar vuelos sin escalas desde Sídney y Melbourne a París, Londres o Nueva York. Según precisó su consejero delegado, la propuesta quedará congelada hasta el 2024.
El CEO de Qantas Alan Joyce y la comandante Lisa Norman en la presentación de los vuelos del Proyecto Amanecer. EFE.

El coronavirus paraliza el proyecto

Pero llegó la pandemia. Y la aerolínea se vio obligada a cambiar sus planes.

Primero paralizó la adquisición de los A350-1000, operación que debía cerrar el 31 de marzo del año pasado, y que fue postergada sin fecha a la vista.

Luego se replanteó como fecha límite mediados del año 2023 para inaugurar estos vuelos sin escalas.

Esperar hasta que el panorama aclare. Esa es la premisa de Qantas con su Proyecto Amanecer, el plan para realizar vuelos sin escalas desde Sídney y Melbourne a París, Londres o Nueva York. Según precisó su consejero delegado, la propuesta quedará congelada hasta el 2024.
Qantas renueva su cabina para ofrecer más comodidad en los vuelos ultra largos. Foto Qantas

Un año más de espera

Pero en vistas de la lenta recuperación del sector aéreo, su consejero delegado Alan Joyce mueve el calendario un año más, hasta el 2024.

Así lo confirmó en el encuentro virtual Aviation Straight Talk Live, organizado por el organismo Eurocontrol.

“Todavía tenemos la intención de actualizar (el Proyecto Amanecer) a fines de 2021, con el objetivo de implementarlo a partir del 2024”, dijo Joyce.

Para ese entonces, confió el consejero delegado, el sector aeronáutico habrá recuperado la normalidad de operaciones.

Esperar hasta que el panorama aclare. Esa es la premisa de Qantas con su Proyecto Amanecer, el plan para realizar vuelos sin escalas desde Sídney y Melbourne a París, Londres o Nueva York. Según precisó su consejero delegado, la propuesta quedará congelada hasta el 2024.
El A350-1000 es la aeronave elegida para estos vuelos de 20 horas. Foto Airbus

Es más, aseguró que cambiarán los hábitos de los pasajeros, y los vuelos sin escalas -aunque duren 20 horas- serán más apreciados.

“Contaremos con una ventaja competitiva que nadie más tendrá”, vaticinó.

Los nuevos diseños de cabina

Aunque el proyecto esté paralizado, en algunos campos sí se estuvo avanzando. En la videoconferencia Joyce precisó que concluyó el diseño de la cabina de los A350-1000 que estarán al servicio de estos vuelos.

Los vuelos ultra largos contarán con asientos más grandes y con más espacio para estirar las piernas, incluso en la clase económica

No dio mayores detalles, pero según Executive Traveler la idea es que haya seis suites de primera clase en dos filas, similar al diseño del B777 de Emirates.

Joyce adelantó que Qantas ofrecerá una “super primera clase”, que será “mejor que cualquier otro producto que hayamos puesto en el aire”.

Esperar hasta que el panorama aclare. Esa es la premisa de Qantas con su Proyecto Amanecer, el plan para realizar vuelos sin escalas desde Sídney y Melbourne a París, Londres o Nueva York. Según precisó su consejero delegado, la propuesta quedará congelada hasta el 2024.
Los A380 de Qantas seguirán aparcados al menos tres años más.

Las categorías de business y económica premium tendrán asientos más grandes que los actuales, e incluso las plazas de la económica tendrán más espacio para estirar las piernas.

Los A380 seguirán hibernando

Por otra parte Joyce confirmó que la flota de 12 A380 de Qantas seguirá aparcada durante tres años más.

Pero está seguro, dijo en el encuentro, que para ese entonces habrá una demanda de plazas que justificará que vuelvan a volar desde Australia a Los Ángeles o Londres.

a.
Ahora en portada