Lufthansa tira la toalla: analiza retirar todos sus A380 y B747-400

El plan de jubilar parte de su flota de cuatrimotores sería peor: la aerolínea alemana podría dejar en tierra definitivamente a sus aviones más grandes

Lufthansa ve un futuro más pesimista del que había previsto al inicio de la pandemia, y puede acelerar el retiro definitivo de casi todos sus aviones de cuatro motores: los A380, los B747 y los A340.

No serán los únicos que dejarán la flota de la aerolínea germana: el grupo alemán piensa dar de baja a 100 aviones de su compañía madre y de sus filiales Austrian Airlines, Brussels Airlines, Eurowings y Swiss.

Este plan de recortes podría dejar en la calle a 22.000 personas, informa Bloomberg.

El futuro será peor a lo previsto

En abril, cuando las compañías aéreas reorganizaban sus planes de futuro ante el impacto de la primera ola de la Covid-19, Lufthansa comunicó el retiro de varias unidades de sus aviones más grandes, y por ende, que más recursos financieros consumen.

En aquella oportunidad, el grupo alemán aceleró la jubilación de seis A380, cinco B747-400 y diez A340; a los que se sumaron unas 22 unidades del A320.

Lufthansa podría dejar de volar con sus B747-400. Foto: Leos Eschlepper-Lufthansa
Lufthansa podría dejar de volar con sus B747-400. Foto: Leos Eschlepper-Lufthansa

Adiós a los gigantes

Pero ahora el resto de la flota de cuatrimotores puede seguir el mismo camino: Lufthansa podría dejar de operar a los restantes 12 A380 que están aparcados en Fráncfort y Múnich, indica el medio estadounidense.

Es posible que los 12 A380 y 17 B747-400 de Lufthansa nunca regresen a los cielos

Ese puede ser el destino de los 17 Boeing 747-400 que tiene la aerolínea alemana, lo que lo dejaría fuera del podio de ser la mayor operadora de la Reina de los Cielos.

En 10 días llegará la decisión

En cuanto a los A340, la compañía no se confirmó cuántos podrían dejar de volar. Según Airfleets.net, todavía cuenta con nueve aviones de este tipo en operaciones y 14 aparcados.

Lufthansa aún cuenta con 12 A380 en su flota. Foto: Lufthansa
Lufthansa aún cuenta con 12 A380 en su flota. Foto: Lufthansa

Por lo pronto, el grupo alemán tiene que decidir el destino de estos gigantes en la próxima junta de accionistas, que se realizará en 10 días.

Una recuperación muy larga

La decisión de retirar a sus aviones de cuatro motores se debe a que los responsables de la industria creen que la recuperación del sector aéreo llegará, con suerte, en el 2024.

Pero de ser así las aeronaves más grandes, como el A380 y el B747, serían las últimas en poder volar.

Un modelo desfasado

Estos colosos se crearon para transportar a un número de pasajeros en rutas principales, lo que les compensa sus altos costes operativos.

Air France ya dio de baja a sus nueve A380, y British Airways analiza dejar de operar un tercio de su flota de 12 aviones de este tipo

Pero antes de la irrupción de la pandemia se comprobó que el futuro pasaba por los modelos de dos motores, que podían operar tanto en rutas primarias como secundarias.

Gran parte de los A340 también podrían correr el mismo destino. Foto: Bahn Parker-Lufthansa
Gran parte de los A340 también podrían correr el mismo destino. Foto: Bahn Parker-Lufthansa

Por la escasa performance de ventas Airbus dio de baja al programa del A380 en febrero del año pasado, y Boeing decidió hacer lo mismo con el B747 en julio; aunque desde hacía tres años no se despachaban modelos para la aviación comercial.

Otras compañías que destierran a los grandes

La estrategia de Lufthansa es similar a la puesta en marcha por Air France, que bajó el pulgar a sus nueve A380.

British Airways también proyecta recortar su flota de 31 B747-400 antes de lo previsto, mientras que considera quitarse de encima a un tercio de los 12 A380 que tiene en su flota.

Qantas se despidió para siempre de sus Jumbos, mientras que tiene a los 10 cuatrimotores de Airbus aparcados en el desierto en espera de tiempos mejores.

a.
Ahora en portada