Hi Fly tira la toalla con su famoso A380

La compañía de leasing Hi Fly dejará de operar su A380. Tras un intenso período de trabajo al inicio de la pandemia, hace meses que nadie lo alquila para volar

Al A380 de Hi Fly le llegó su hora. Tras dos años y medio de operar como avión de alquiler, la compañía de leasing portuguesa anunció que no renovará su contrato y será devuelto a su propietario, Doric Aviation.

Hi Fly anunció que el cese de operaciones del gigantesco avión se debe, como cabe esperar, a la parálisis del sector (y sobre todo de los grandes aviones) debido a la pandemia.

Al A380 de Hi Fly le llegó su hora. Tras dos años y medio de operar como avión de alquiler, la compañía de leasing portuguesa anunció que no renovará su contrato y será devuelto a su propietario, Doric Aviation.
El A380 de Hi Fly tiene una librea que llama a defender la población de corales.

Sin clientes que necesiten urgente un avión de casi 500 plazas, desde el verano la aeronave decorada con dibujos de corales duerme en la base aérea de Beja, en Portugal.

Siempre listo cuando fue necesario

Hi Fly es una compañía de wet leasing, como se conoce en el ambiente al alquiler de una aeronave con tripulación, permisos y hasta combustible lista para volar.

En mayo el A380 de Hi Fly dio la vuelta al mundo, tras salir de Portugal, pasar por China, aterrizar en Dominicana y regresar a Europa

La inmediata disponibilidad de la aeronave fue clave para situaciones de emergencia, como la repatriación de turistas tras la quiebra de Thomas Cook Airlines en agosto de 2018 o el rápido reemplazo de los B787 de Norwegian en las Navidades de ese año.

Del entusiasmo a la parálisis

La buena respuesta comercial del A380 de alquiler entusiasmó a Hi Fly, que barajaba con incorporar una segunda aeronave de este tipo a su flota.

Hi Fly quita 300 asientos de su 380 y lo adapta para el transporte de carga. Foto: Hi Fly
Hi Fly quitó 300 asientos de su 380 y lo adaptó para el transporte de carga. Foto: Hi Fly

Pero llegó la pandemia.

En los primeros meses, mientras los aviones quedaban en tierra, el A380 de Hi Fly tuvo varias semanas de trabajo. El avión fue convertido en un carguero provisional, y se dedicó a transportar equipamiento sanitario.

La vuelta al mundo del A380

Uno de sus vuelos, literalmente, dio la vuelta al mundo. A mediados de mayo, despegó desde la base de Beja hasta Tianjin (China), y desde allí siguió rumbo al este hasta Santo Domingo (República Dominicana), donde descargó material médico para combatir el virus.

El avión había pertenecido a Singapore Airlines, y Hi Fly conservó las cómodas suites de primera clase

Una vez aliviado de carga, regresó a su hogar en Portugal, tras haber realizado más de 31.000 kilómetros durante 33 horas y 45 minutos, recuerda Fly News.

El A380 de Hi Fly en su llegada a Caracas. Foto: Twitter INAC.
El A380 de Hi Fly en su llegada a Caracas. Foto: Twitter INAC.

Heredero de Singapore Airlines

Este A380 perteneció a la flota de Singapore Airlines. De hecho su cabina apenas fue retocada, y en varios vuelos chárter los pasajeros se sorprendieron que pudieron disfrutar de la comodidad de las 12 plazas de primera clase o las 60 de business a un precio más bajo que del mercado. En total este avión tiene una capacidad de 471 asientos.

Hi Fly reemplazará al A380 con los ocho A330 de su flota. Además cuenta con dos A319, dos A321 y seis A340 que, como aquel gigante, esperan a que algún cliente los vuelva a alquilar.

a.
Ahora en portada