Llegan los aviones con alas que imitan las plumas

Un A330 de Hi Fly usará una extensión de tres puntas en las alas que imitan las plumas de un ave rapaz, un recurso para ahorrar combustible

Este winglet consiste en tres delgadas planchas metálicas distribuidas de la misma manera que las plumas de las águilas, los buitres y los halcones; lo que les permite ganar en sustentación y ahorrar energía en el vuelo.

En la naturaleza, una vez más, están las respuestas. Grandes compañías aeronáuticas como Airbus se han inspirado en las aves para desarrollar modelos que impulsen una industria más eficiente.

De hecho uno de los diseño que presentó esa compañía era un avión con las alas similares a las de un águila, con su cola dividida en tres tramos. No era un modelo a construir, sino un ejemplo para inspirar a las nuevas generaciones.

Inspirado en las alas

Mientras aquellos bocetos esperan su turno para convertirse en realidad la empresa The Aircraft Performance Company ha desarrollado un dispositivo de punta alar, conocido en el ambiente como winglet, inspirado en los extremos de las alas de las aves rapaces.

El winglet Trinitair se puede colocar en un día, y permite un ahorro del 2% en el consumo de combustible

Este winglet consiste en tres delgadas planchas metálicas distribuidas de la misma manera que las plumas de las águilas, los buitres y los halcones; lo que les permite ganar en sustentación y ahorrar energía en el vuelo.

El dispositivo debutará en un A330 de la aerolínea Hi Fly. Esta empresa portuguesa se dedica al alquiler de aviones en el sistema wet lease, que además del préstamo de la aeronave también incluyen la tripulación, los permisos y el combustible. O sea, son aviones listos para despegar en cualquier momento y a cualquier lugar.

Este winglet consiste en tres delgadas planchas metálicas distribuidas de la misma manera que las plumas de las águilas, los buitres y los halcones; lo que les permite ganar en sustentación y ahorrar energía en el vuelo.
Así es el dispositivo Trinitair. Foto Hi Fly

Un ahorro a tener en cuenta

En la iniciativa también participa la Mirpuri Foundation, relacionada con los directivos de Hi Fly, y que ha impulsado la campaña de protección de los corales que se publicitaba en el A380 que estaba en la flota de esta aerolínea.

El winglet se conoce como Trinitair, y la disposición de las planchas metálicas como plumas permitirá ahorrar hasta un 2% en el gasto de combustible.

Hi Fly recuerda que cada vez que se economiza un kilo de carburante se ahorran 3,16 kilos de emisiones CO2.

El dispositivo alar puede reducir el consumo de 1,2 toneladas de combustible en un vuelo desde Fráncfort a Hong Kong

A modo de ejemplo, un vuelo desde Fráncfort a Hong Kong, que implica unas 12,45 horas de viaje, puede reducir el consumo de 1,2 toneladas de combustible.

Además de los beneficios para el medio ambiente, también está el importante ahorro en costes para las aerolíneas. Y todo por un dispositivo metálico que se puede instalar en un día.

Este winglet consiste en tres delgadas planchas metálicas distribuidas de la misma manera que las plumas de las águilas, los buitres y los halcones; lo que les permite ganar en sustentación y ahorrar energía en el vuelo.
El Trinitair debutará en un A330 de Hi Fly. Foto Hi Fly

Paso a paso hacia la sostenibilidad

Según explican los ingenieros de The Aircraft Performance Company el winglet crea una “distribución óptima de la circulación en la región exterior del ala, lo que influye localmente o expande el vórtice de la punta del ala”.

Las autoridades de esta compañía sostienen que no es viable quedarse de brazos cruzados esperando el gran salto tecnológico que permita la reducción de las emisiones y el ahorro de combustible.

Con el dispositivo Trinitair, recuerdan, se dan pequeños pasos para lograr una aviación más sostenible.

a.
Ahora en portada