Fuera de tiempo: Rusia tira la toalla con su avión para 400 pasajeros

La compañía UAC, que pensaba fabricar un Ilyushin de cuatro motores y con una capacidad de 400 pasajeros, abandona sus planes al comprobar que ninguna aerolínea está interesada

Hace un par de décadas atrás, un avión de pasajeros con cuatro motores era sinónimo de potencia, seguridad y confianza en la conquista de un mercado. Actualmente es un anacronismo.

Hace un par de décadas atrás, un avión de pasajeros con cuatro motores era sinónimo de potencia, seguridad y confianza en la conquista de un mercado. Actualmente es un anacronismo.

La preocupación de los gobiernos y las aerolíneas de reducir las emisiones contaminantes ha condenado al destierro a los modelos cuatrimotores, desde los gigantescos A380 y B747 hasta el A340 o los más antiguos B707 y B727.

Por eso la compañía rusa UAC (United Aircraft Corporation) ha decidido abandonar la producción masiva del Il-96-400M, un avión de doble pasillo con cuatro turbinas que aspiraba a romper el duopolio que ostentan Boeing y Airbus.

Hace un par de décadas atrás, un avión de pasajeros con cuatro motores era sinónimo de potencia, seguridad y confianza en la conquista de un mercado. Actualmente es un anacronismo.
El avión aspiraba a suceder al Il-96-300. Foto Wikipedia

El asesino de Boeing no consigue clientes

El entusiasmo de los medios rusos por este proyecto había sido tan grande que algunos llegaron a calificar a este proyecto del Ilyushin como “el asesino de Boeing”, precisa Aerotime.

Había tanta confianza en el Il-96-400M que los medios especializados rusos lo apodaban ‘el asesino de Boeing’

Pero ninguna aerolínea se mostró interesada en comprarlo.

Para más de 400 pasajeros

El Il-96-400M es una versión más larga y actualizada del Il-96-300M, un avión que se ha estado fabricando desde 1993.

Hace un par de décadas atrás, un avión de pasajeros con cuatro motores era sinónimo de potencia, seguridad y confianza en la conquista de un mercado. Actualmente es un anacronismo.
Prototipo del Ilyushin Il-96M-400 semidesmantelado. Foto Wikipedia

El nuevo modelo, como indica su denominación, estaba configurado para transportar hasta 402 pasajeros en una clase única; aunque también se podrían organizar cabinas  para tres clases (con una capacidad de 305 viajeros) o de dos clases (hasta 350 asientos).

La autonomía hubiera sido de 8.750 km, aunque los ingenieros rusos también barajaban mejorar las prestaciones para que pueda volar hasta 10.000 km.

Sin embargo, estos registros se quedan cortos frente a los 16.300 km de un A350 o los 14.700 de un B777ER.

Hace un par de décadas atrás, un avión de pasajeros con cuatro motores era sinónimo de potencia, seguridad y confianza en la conquista de un mercado. Actualmente es un anacronismo.
Ilyushin Il-96-400T de carga. Foto Wikipedia

Otro punto en contra, frente a las prestaciones de los grandes fabricantes, es que los futuros Ilyushin habría necesitado tres tripulantes en la cabina de vuelo.

Dos solitarios aviones

La paralización del proyecto no significa que sea totalmente abandonado. Según indica el medio ruso Vedemosti, hay dos modelos que terminarán de ser fabricados y serán entregados a la aerolínea Rossiya Airlines, que lo utilizará para transportar a altos cargos del gobierno.

El avión de Ilyushin estaba configurado para transportar 402 pasajeros en una clase única

Además hay una variante creada para el transporte de mercancías, el Il-96-400T, que comparte gran parte de su tecnología con el modelo para pasajeros.

El mundo ya no lo acepta

La gestación de Il-96-400M fue un proceso más largo de lo esperado. Los primeros pasos se dieron en 2015 y las demoras han terminado por lastrar el proyecto.

Para cuando había una perspectiva de finalizar su construcción y realizar los primeros vuelos, programados para 2023, el mundo ya habría cambiado.

Y a nadie le interesa tener un avión más pesado, que contamine más, y que no pueda volar tan lejos como sus competidores.

a.
Ahora en portada