Esta aerolínea premia a los pasajeros que hagan ayuno a bordo

Japan Airlines recompensa a los pasajeros que decidan no tomar la comida de a bordo. La idea es reducir los desperdicios y los costes operativos

Japan Airlines propone un cambio de conciencia ecológica “y ética” a sus pasajeros: los que decidan no tomar las comidas que se sirven a bordo serán recompensados con un kit de amenities.

La idea de la aerolínea japonesa tiene dos objetivos: por un lado, reducir el inmenso volumen de desperdicio de alimentos que se genera en la compañía en particular, y en la industria de la aviación comercial en general.

Miles de millones de toneladas de basura

Según un estudio de IATA, cada año las aerolíneas generan 6.700 millones de toneladas de basura con el servicio de cabinas. Aquí no solo se incluye la comida, sino también las bandejas de plástico, los cubiertos, los elementos de higiene de los baños y los kits de amenities que no se llevan los pasajeros.

Cada año las aerolíneas generan 6.700 millones de toneladas de basura con el servicio de cabinas

Por otra parte, es una estrategia para reducir costes, ya que el valor de una comida de avión es superior al kit de higiene y productos de tocador que se entrega en los vuelos.

La experiencia se realizará en los vuelos del B777 de Bangkok a Tokio
La prueba piloto se realizará en los vuelos del B777 de Bangkok a Tokio.

El vuelo de prueba

Por ahora la iniciativa se aplica en un solo vuelo el que une al aeropuerto de Bangkok con el de TokioHaneda.

La elección de esta conexión no es casual: se trata de un vuelo nocturno, que parte de las 22:05 desde la capital de Tailandia y aterriza en Japón a las 5:40. En este horario muchos pasajeros ya han cenado y prefieren dormir tranquilos hasta llegar a destino.

Si la iniciativa tiene éxito, es probable que JAL aplique la misma política en otros vuelos.

Un catering más preciso

Los pasajeros que quieran prescindir del servicio de comidas tienen que marcar una opción en su reserva 25 horas antes del vuelo.

Comida en los vuelos de Japón a Europa. Foto Japan Air Lines

De esta manera, la compañía puede elaborar el catering con más precisión sobre la cantidad de raciones que deben ser servidas.

Elegir para reducir desperdicios

La comida que no se sirve en un vuelo se tira. Además siempre hay algunas raciones de más en caso de que haya algún problema con alguno de los platos.

La posibilidad de elegir servir o no también se podría ampliar, indican expertos del sector, a la elección del menú a bordo; aunque sea el clásico “pollo o pasta” de las comidas en clase económica.

De esta manera, la reducción de desperdicios alimentarios sería todavía mayor.

Los kits de amenities que entrega JAL a cambio de no comer en el avión. Foto Japan Air Lines

Qué recompensa reciben los pasajeros

Los pasajeros de la clase business que decidan marcar la “Opción Ética” de no comer recibirán el kit de amenities que se entrega en los vuelos de largo radio, que consiste en tapones para oídos, crema dental y cepillo de dientes, crema para los labios, mascarilla sanitaria, antifaz y pañuelos de papel.

Los pasajeros de business que elijan la opción de no comer recibirán el kit de amenities que se suele entregar en los vuelos de largo radio

En el caso de los usuarios de la clase económica, recibirán el kit que se suele entregar en la clase ejecutiva, con menos elementos que la anterior, pero guardadas en una práctica mochila.

Otras iniciativas de las aerolíneas

Otras aerolíneas tomaron iniciativas similares para reducir el desperdicio alimentario: Qantas y Singapore Airlines eliminaron los snacks previos a la comida y aumentaron ligeramente el tamaño de las raciones para compensar; mientras que Air New Zealand, Emirates y Etihad usan algoritmos de inteligencia artificial para optimizar la preparación de las comidas a bordo.

a.
Ahora en portada