El truco para volar barato que las aerolíneas no quieren que sepas

Se lo conoce como ‘Volar con ciudad oculta’ y permite un ahorro considerable al momento de comprar un billete aéreo. Así funciona y estos son sus riesgos

Quieres volar de Madrid a Chicago, así que acudes a varios buscadores de vuelos para encontrar el más barato y encuentras precios a partir de 650 euros.

Es un truco que las aerolíneas ocultan aunque es totalmente legal. Foto Yong Wang | Pixabay

Quieres volar de Madrid a Chicago, así que acudes a varios buscadores de vuelos para encontrar el más barato y encuentras precios a partir de 650 euros.

Sin embargo, hay una alternativa: un vuelo de Madrid a Miami, con escala en Chicago (Madrid-Chicago-Miami) cuesta solo 285 euros.

De esta forma, puedes coger esta segunda opción y, en lugar de subirte al último vuelo, con destino Miami, te quedas en Chicago. Has ahorrado más de lo que te ha costado el billete: 365 euros.

Son dos ejemplos reales seleccionados con distintas plataformas: Skyscanner, buscador tradicional de vuelos, y Skiplagged, que permite buscar vuelos con ciudad oculta.

¿Qué son los vuelos con ciudad oculta?

Lo que se conoce como vuelos con ciudad oculta (del inglés hidden city o skiplagging) es una especie de truco que consiste en comprar un billete con una o varias escalas pero terminar el viaje antes, sin llegar al destino final.

Quieres volar de Madrid a Chicago, así que acudes a varios buscadores de vuelos para encontrar el más barato y encuentras precios a partir de 650 euros.
El ahorro por elegir una ‘ciudad oculta’ puede ser considerable. Foto Erik Odiin – Unsplash

De esta forma, los pasajeros aprovechan una laguna en el funcionamiento de las aerolíneas y su venta de billetes con el objetivo de ahorrar dinero en la compra de un vuelo.

Es una especie de truco que consiste en comprar un billete con una o varias escalas pero terminar el viaje antes, sin llegar al destino final

Si bien no se trata de una práctica nueva, sino que lleva años en funcionamiento, en los últimos se ha utilizado con más frecuencia.

De hecho, incluso han aparecido webs que ayudan a los usuarios a comprar vuelos con ciudad oculta, como Skiplagged, lanzada por el veinteañero Aktarer Zaman.

Aprovechar los vuelos con escalas en hubs

Los vuelos con ciudad oculta aprovechan la estrategia de las aerolíneas de impulsar los viajes a través de sus centros neurálgicos o aeropuertos principales.

«Durante décadas, muchas líneas aéreas tradicionales han estado vendiendo tarifas más baratas en los mercados extranjeros para alentar a los pasajeros a que viajen a través de su aeropuerto central con el fin de ahorrar costes», explica John Grant, de JG Aviation Consultants, a BBC Mundo.

«Las aerolíneas hicieron la vista gorda a esta práctica, que usaba un pequeño pero creciente grupo de viajeros inteligentes que tiraban el último tramo del viaje a la basura. Aceptaron la práctica porque llenaban los asientos», añade.

Benét J. Wilson, propietario y editor de Aviation Queen, analiza por su parte cómo funciona el sistema de precios que utilizan las aerolíneas para sus vuelos, como recoge CNN. 

La variable de las ciudades con mucha demanda de plazas

«Las tarifas tienden a ser más altas en general en las ciudades más populares o en las que las aerolíneas no tienen mucha competencia», dice. 

Por el contrario, tienen un precio más bajo los vuelos que no suelen tener muchos pasajeros, así como aquellos «en los que la aerolínea solo está trasladando el avión y tratando de ganar algo de dinero para compensar los costes», declara al mismo medio Jeffrey C. Price, propietario de Leading Edge Strategies y profesor de aviación en la Metropolitan State University de Denver (EEUU).

«Las ciudades en las que no hay una gran demanda pueden tener un precio más alto debido a la limitada cantidad de vuelos que entran y salen. Cuando solo hay uno o dos vuelos al día desde algunos de estos pequeños aeropuertos, las aerolíneas cobrarán lo que el mercado soporte», afirma.

Quieres volar de Madrid a Chicago, así que acudes a varios buscadores de vuelos para encontrar el más barato y encuentras precios a partir de 650 euros.
En estos viajes no es posible facturar equipaje. Foto Jetshoots.com | Flickr

¿Por qué algunas aerolíneas están en contra de los vuelos con ciudad oculta?

El dinero, una vez más, está detrás del conflicto. Los vuelos con ciudad oculta permiten a los pasajeros sortear estas estrategias de las aerolíneas y sus precios elevados en algunos de estos casos. Así, el ahorro para los usuarios desata el enfado de las compañías.

Estas, incluso, han empezado a pasar a la acción en los últimos años. El creador de Skiplagged fue demandado sin éxito por United Airlines en 2014 por competencia desleal y Orbitz también lo ha llevado a los tribunales.

Algunas aerolíneas como United Airlines han demandado a portales como Skiplagged

Skiplagged, lejos de querer pasar por alto el asunto, presume de ello en su web: «Nuestros vuelos son tan baratos que United nos demandó… pero ganamos». 

Y deja clara también cuál es la ventaja que ofrecen al usuario: «Encuentre vuelos que las aerolíneas no quieren que vea. Desenmascaramos las lagunas en los precios de los billetes de avión para ahorrarle dinero».

Quieres volar de Madrid a Chicago, así que acudes a varios buscadores de vuelos para encontrar el más barato y encuentras precios a partir de 650 euros.
No conviene abusar de este método porque puede haber penalizaciones. Foto Tumisu | Pixabay

Contraataque de las aerolíneas

No son los únicos casos. American Airlines, la aerolínea más grande del mundo, envió una advertencia a un «viajero frecuente de nivel élite» que había utilizado esta práctica.

Según The Points Guy, le avisó vía correo electrónico de que debía pagar los vuelos omitidos o, de lo contrario, perdería su cuenta preferente y sus beneficios.

Asimismo, en 2019, Lufthansa demandó a otro pasajero por no utilizar el último vuelo que había comprado. También perdió el caso, pero quedó la advertencia.

«Las aerolíneas no ven con buenos ojos los billetes con ciudad oculta, aunque sería casi imposible perseguir a todos los infractores. En el caso de Lufthansa, sin duda están gastando más en costes legales que la suma que se perdió en ese billete Oslo-Seattle (que no completó el pasajero), pero claramente quieren enviar un mensaje», apunta a BBC Mundo Tracy Stewart, editor de contenido en el sitio de ofertas de viaje Airfarewatchdog.com.

Juicios poco efectivos

De acuerdo con los datos recogidos por CNN, Lufthansa demandó al pasajero por 2.392 dólares (unos 2.040 euros al cambio actual). La facturación de la compañía el año fiscal anterior ascendió a 41.500 millones de dólares (casi 35.400 millones de euros).

Desde el punto de vista de la aerolínea, está perdiendo dinero porque ese trayecto, si se compra sin el truco del vuelo con ciudad oculta, costaría más. Desde la perspectiva del pasajero, puede alegar que se trata de una opción legal y que es una decisión personal utilizar o no aquello por lo que ha pagado.

Un viajero frecuente de Delta Air Lines pone un ejemplo claro para quejarse de las aerolíneas y defender la validez de la técnica: «Entonces, si no como todo mi bistec en [el restaurante] Peter Luger’s, ¿me van a demandar? Es mi billete y mi asiento. Lo compré. Si lo uso o no, no es asunto tuyo», compara, en declaraciones recogidas por CNN.

Quieres volar de Madrid a Chicago, así que acudes a varios buscadores de vuelos para encontrar el más barato y encuentras precios a partir de 650 euros.
Hay que cumplir con todos los trámites para el supuesto destino final. Foto Cardmapr – Unsplash

Cuáles son los riesgos para los pasajeros

Hasta ahora, la práctica no es ilegal y las compañías no han ganado los casos. Sin embargo, eso no significa que no haya riesgos para los pasajeros que decidan comprar sus vuelos con ciudad oculta. 

Skiplagged lo admite: «Esto es perfectamente legal y los ahorros pueden ser significativos, pero hay algunos aspectos que debes tener en cuenta». Estos son algunos riesgos y lo que se debe considerar:

El usuario debe tener en cuenta que no va a poder facturar equipaje: debe viajar con equipaje de mano, ya que las maletas facturadas viajan hasta el destino final.

Si se hace un viaje a ciudad oculta no se puede facturar equipaje. Solo hay que viajar con una maleta en cabina

Existe también un riesgo de que se produzca un cambio de última hora por alguna emergencia (por ejemplo, una tormenta), de forma que el avión se tenga que desviar y realice una escala en otra ciudad.

Alguna compañía ha eliminado los beneficios de vuelos de los programas de fidelización de aquellas personas que realizan esta práctica. Skiplagged también lo advierte: «No asocie una cuenta de viajero frecuente. Si lo hace, la aerolínea podría invalidar las millas que haya acumulado».

¿Y el vuelo de regreso?

Es aconsejable asegurarse de que la compañía no haya incluido una prohibición al respecto en su letra pequeña para evitar sorpresas (como una demanda o que te cancelen el vuelo de vuelta).

Quieres volar de Madrid a Chicago, así que acudes a varios buscadores de vuelos para encontrar el más barato y encuentras precios a partir de 650 euros.
Hay que tener precaución con el viaje de regreso. Foto Alexsei Zaitcev – Unsplash

Lleva la documentación que necesitarías en el destino final. Aunque no tengas planeado ir hasta el destino final, compórtate como si fueses a realizar todo el trayecto, especialmente en el aspecto de la documentación: te pueden pedir el pasaporte o un visado si se requiere en esa ciudad.

Algunas aerolíneas pueden exigirte una prueba de billete de vuelta durante la facturación. Así lo recoge la plataforma, que recomienda incluso —en caso de que suceda esto— comprar un billete de vuelta reembolsable directamente a la aerolínea y anularlo cuanto antes después de embarcar. 

No abuses de los vuelos con ciudad oculta. «No vueles en ciudad oculta en la misma ruta con la misma aerolínea docenas de veces en un corto periodo de tiempo. Podrías molestar a la aerolínea, no lo conviertas en una práctica frecuente», recuerda la web.

Noticia original de Business Insider. Autor: Carlos Galán Feced

a.
Ahora en portada