El B747 más veterano del mundo vuelve a volar

Un B747-300 de la aerolínea iraní Mahan Air, con 35 años de experiencia, regresa a las operaciones tras un importante accidente que lo había dejado inactivo por cinco años

Mientras que en la gran mayoría de las aerolíneas operadoras del B747 lo retiran con más o menos honores, en Irán este gigante de los cielos vuelve a volar. Y no se trata de cualquier avión, sino de nada menos que el Jumbo de pasajeros más veterano del mundo.

Un B737-300 de Mahan Air. Foto Kurush Prawar-Flickr

Mientras que en la gran mayoría de las aerolíneas operadoras del B747 lo retiran con más o menos honores, en Irán este gigante de los cielos vuelve a volar. Y no se trata de cualquier avión, sino de nada menos que el Jumbo de pasajeros más veterano del mundo.

Se trata de un B747-300 de Mahan Air, una compañía de Irán que lo ha resucitado para vuelos entre la capital Teherán y el archipiélago de Kish Island, un enclave turístico y zona de libre comercio en el Golfo Pérsico, a 160 km de la costa de Dubái.

El accidente que lo dejó varado cinco años

Lo de ‘resurrección’ no es metafórico. Este avión había sufrido un importante accidente el 15 de octubre de 2015, lo que llevó a estar aparcado desde ese entonces.

El B747-300 había debutado hace 35 años en una aerolínea francesa desaparecida, y está bajo las órdenes de Mahan Air desde el 2007

Según describe Simple Flying, uno de los motores de la aeronave tuvo un fallo en el motor y la explosión dañó a otra turbina y parte del fuselaje.

Mientras que en la gran mayoría de las aerolíneas operadoras del B747 lo retiran con más o menos honores, en Irán este gigante de los cielos vuelve a volar. Y no se trata de cualquier avión, sino de nada menos que el Jumbo de pasajeros más veterano del mundo.
Dos 747-300 en el aeropuerto de Mehrabad. Foto Wikipedia

La pericia de los pilotos logró aterrizar el B747 a los 40 minutos de su partida del aeropuerto de Teherán, y pusieron a salvo a los 19 tripulantes y 422 pasajeros.

Durante el lustro en que el B747-300 estuvo en la UCI los técnicos de Mahan Air lograron reparar el avión y los motores, para lo cual tuvieron que ‘canibalizar’ partes de las turbinas de otro Jumbo similar que la aerolínea había retirado de operaciones.

Las consecuencias del embargo

La razón por la que los B747 tan antiguos sigan en operaciones en Irán se debe a las restricciones económicas que la coalición liderada por EEUU tiene sobre el país de Asia central, lo que le impide a las aerolíneas renovar sus flotas y acceder a repuestos para sus veteranas aeronaves.

En el caso de este avión, comenzó a volar el 24 de abril de 1986, o sea hace 35 años, bajo la francesa UTA, que cuando fue absorbida por Air France, pasó a integrar su flota tras un paso por la compañía Aeromaritime.

Air France lo retiró en 2006, y al año siguiente fue adquirida por Mahan Air, que ahora lo ha despertado de su letargo.

Mientras que en la gran mayoría de las aerolíneas operadoras del B747 lo retiran con más o menos honores, en Irán este gigante de los cielos vuelve a volar. Y no se trata de cualquier avión, sino de nada menos que el Jumbo de pasajeros más veterano del mundo.
Uno de los últimos vuelos del B747-300 antes del accidente. Foto SW Aviation

Un avión poco exitoso

Los B747-300 son una rara avis en la familia de los aviones más grandes de Boeing.

Cuando entró en servicio comercial en 1983 era el mayor avión de pasajeros jamás fabricado.

Se presentó con una configuración para 400 pasajeros en una sola clase, opción que se podría ampliar hasta los 584 viajeros en una versión de corto radio creada para el mercado japonés.

Entre las 1.500 unidades que Boeing fabricó del Jumbo, solo se vendieron 81 del B747-300

Sin embargo, entre las 1.500 unidades que Boeing fabricó de la Reina de los Cielos en su historia, solo se vendieron 81 unidades de este tipo.

Mientras que en la gran mayoría de las aerolíneas operadoras del B747 lo retiran con más o menos honores, en Irán este gigante de los cielos vuelve a volar. Y no se trata de cualquier avión, sino de nada menos que el Jumbo de pasajeros más veterano del mundo.
El primer B747-300 debutó a las órdenes de Swissair. Foto Wikipedia

Demasiado caro, demasiado cercano al B747-400

Este relativo fracaso comercial se debió a que su precio de mercado, de 82 millones de dólares, era un 24% más caro que los 66 millones que costaba su antecesor, el B747-200, que había debutado 16 años antes.

Para colmo, solo cinco años después de que el primer B747-300 despegara bajo la bandera de Swissair, Boeing presentó al flamante B747-400; que podía volar solo con dos pilotos, y que permitía una valiosa reducción de costes. Las aerolíneas interesadas no lo dudaron y prefirieron a este avión.

a.
Ahora en portada