El avión eléctrico de Rolls-Royce romperá los récords de velocidad

El avión eléctrico más rápido del mundo será de Rolls-Royce. El fabricante de coches y motores avanza en el diseño del 'Spirit of Innovation', que podrá alcanzar los 480 km/h

Rolls-Royce quiere batir el récord mundial de velocidad en un avión eléctrico, y sigue en camino para realizar su primer vuelo de prueba en pocos meses.

El fabricante de motores concluyó con éxito los ensayos en tierra del ionBird’, una réplica a escala del fuselaje del futuro avión, que cuenta con un motor eléctrico de 373 kW (500 CV).

Esta estructura se alimenta de una batería capaz de abastecer de energía a 250 hogares.

Las baterías del ionBird son capaces de dar energía a 250 hogares. Foto Rolls-Royce
Las baterías del ionBird son capaces de dar energía a 250 hogares. Foto Rolls-Royce

Rozando los 500 km/h

Este motor y la estructura de ionBird se integrarán al avión Spirit of Innovation (Espíritu de innovación), que estará diseñado para alcanzar los 480 kilómetros por hora.

Para principios del 2021 Rolls-Royce espera poner en el aire al Spirit of Innovation, aernonave dotada de un motor eléctrico con el que espera llegar a los 480 km/h

Actualmente el récord mundial de velocidad en un avión eléctrico es de 355,5 kilómetros por hora, establecido por el Extra 330LE, una aeronave diseñada por Siemens en marzo de 2017.

Tras las pruebas que realizará hacia diciembre, la compañía británica espera alcanzar el récord a principios del 2021.

La potencia del motor eléctrico

El Spirit of Innovation contará con tres motores eléctricos axiales de 750 kW de potencia (alrededor de 1.000 caballos de fuerza), que serán necesarios para mover la hélice frontal.

El objetivo de Londres es que en el 2050 haya vuelos sin emisiones contaminantes. Foto Rolls-Royce
El objetivo de Londres es que en el 2050 haya vuelos sin emisiones contaminantes. Foto Rolls-Royce

Para que la hélice pueda girar a su máxima velocidad, en torno a las 2.400 revoluciones por minuto, cuenta con “el paquete de baterías con mayor densidad de potencia jamás ensamblado para la propulsión de aviones”, indicó Rolls-Royce en un comunicado.

Este conjunto presenta más de 6.000 celdas empaquetadas en la batería, con lo que se garantiza un peso mínimo, la máxima seguridad y con una protección térmica completa.

Apoyo de Bremont

En el proyecto participa la diseñadora de relojes y cronómetros de alta precisión Bremont, tradicional patrocinador de competiciones de acrobacias aéreas.

El fabricante de relojes de lujo Bremont colaborará en el diseño de la cabina del Spirit of Innovation

Esta compañía ha colaborado con la fabricación de diversas piezas, y participa en el diseño de la cabina. Todavía no se sabe cómo será el interior, pero sí que tendrá un cronómetro especialmente creado por Bremont para el vuelo inaugural.

Rolls-Royce probó con éxito la estructura del ionBird. Foto Rolls-Royce
Rolls-Royce probó con éxito la estructura del ionBird. Foto Rolls-Royce

Respaldo del gobierno británico

Detrás de este proyecto también está el gobierno británico, que aportó la mitad de los fondos necesarios para impulsar este avión eléctrico.

Desde la administración pública se impulsa el programa ACCEL, que propugna la aceleración de los vuelos con motores eléctricos para alcanzar la meta de vuelos sin emisiones contaminantes, objetivo fijado para el 2050.

Así lo confirmó Nadhim Zahawi, ministro de Industria del Reino Unido: “desde trenes hasta aviones, nuestro transporte del futuro será impulsado por fuentes eléctricas limpias”.

Para el ministro, el proyecto de Rolls-Royce es “un salto hacia el desarrollo de aviones totalmente eléctricos, con lo que algún día esperamos transportar un gran número de pasajeros”.

a.
Ahora en portada