Cuál es el tamaño máximo del equipaje de mano en los aviones

No todas las aerolíneas tienen el mismo tamaño máximo permitido de la maleta de mano. Además los recargos pueden disparar el precio del billete

En las últimas décadas, mientras el negocio de las aerolíneas de bajo coste se expandía como un globo, los pasajeros vieron cómo cada vez había más restricciones de tamaño y medidas de su equipaje.

En las últimas décadas, mientras el negocio de las aerolíneas de bajo coste se expandía como un globo, los pasajeros vieron cómo cada vez había más restricciones de tamaño y medidas de su equipaje.

Es que una de las claves del negocio del bajo coste es minimizar los gastos todo lo posible y, en paralelo, buscar nuevas formas de financiamiento por servicios adicionales; una práctica que también asumieron las aerolíneas tradicionales.

La medida sugerida por IATA

Al momento de comprar un billete hay que tener en cuenta si incluye o no llevar el equipaje de mano, y en este caso, de qué medidas y por cuánto peso total.

IATA sugiere una medida máxima de 55x35x20 cm, que no todas las aerolíneas siguen al pie de la letra

IATA, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, delineó las medidas recomendadas de la maleta de mano en cabina: 55x35x20 cm, incluyendo asas, ruedas y bolsillos interiores.

En las últimas décadas, mientras el negocio de las aerolíneas de bajo coste se expandía como un globo, los pasajeros vieron cómo cada vez había más restricciones de tamaño y medidas de su equipaje.
No todas las aerolíneas tienen las mismas medidas del equipaje permitido. Foto Tony Prats | Pixabay

Pero como la recomendación de IATA “es una simple propuesta, lo cierto es que no hay una medida estándar aceptada por todas las aerolíneas”, indican en la organización de consumidores OCU.

Esta entidad recuerda que no todas las compañías tienen esas medidas como parámetro. En caso de exceso, no quedará más alternativa que facturarla, y seguramente, a un coste inesperado; como puede suceder sobre todo con las aerolíneas low cost.

Las medidas de cada aerolínea

Por ejemplo, British Airways y Easy Jet están entre las más generosas, con 56x45x25 cm (aunque en esta última hay que pagar suplemento en algunas tarifas), seguida por Iberia e Iberia Express, que solo se diferencia por un máximo de 40 cm de lado.

Muchas compañías, como Brussels Airlines, Eurowings, Finnair, Lufthansa, Norwegian, Swiss Air, Turkish Airlines y Wizz Air coinciden en unas medidas máximas de 55x40x23 cm.

En el caso de Ryanair y Vueling, la maleta de mano no puede exceder los 55x40x20 cm; en tanto Air Europa, Air France, Alitalia, KLM y Transavia se reducen a 55x35x25 cm.

En las últimas décadas, mientras el negocio de las aerolíneas de bajo coste se expandía como un globo, los pasajeros vieron cómo cada vez había más restricciones de tamaño y medidas de su equipaje.
Al tomar las medidas hay que sumar las asas, ruedas y bolsillos interiores. Foto Skitterphoto

Cuándo se puede llevar la maleta de mano sin problemas

Muchas compañías, sobre todo las de bajo coste, cobran un recargo por llevar el equipaje en cabina o reservando una tarifa especial.

Ryanair llega a cobrar casi 70 euros por facturar la maleta de mano hacia la bodega

En Easy Jet solo pueden subir con una maleta quienes hayan comprado el asiento Up Front o con el añadido Extra legroom (de 10,49 a 52,49 euros), los que tengan la tarifa Flexi o los titulares de la tarjeta Easy Jet Plus.

Wizz Air también cobra un suplemento, que varía entre los cuatro y 40 euros.

Ryanair permite subir la maleta a la cabina con el billete Flexi plus, o si se paga un suplemento de seis a 22 euros por la tarifa Prioridad, que permite llevar dos piezas de equipaje de mano.

En las últimas décadas, mientras el negocio de las aerolíneas de bajo coste se expandía como un globo, los pasajeros vieron cómo cada vez había más restricciones de tamaño y medidas de su equipaje.
Antes de viajar hay que ver la política de equipaje de la aerolínea. Foto Jeshoots.com | Unsplash

En el caso de Vueling, la maleta está incluida en las tarifas Optima, Family y Time flex, mientras que en la tarifa Basic hay que añadir 25 euros.

Transavia ofrece un servicio de reserva de lugar en el maletero y el embarque prioritario, que va desde los cinco a los 15 euros.

El temido recargo por facturar en bodega

En el caso de que la maleta exceda las medidas de la aerolínea no quedará más remedio que facturarla en el aeropuerto, y su coste es más alto que si se elige esta opción online.

Ryanair llega a cobrar nada menos que 69,99 euros por trasladar la maleta a la bodega, informa OCU.

Easy Jet aplica un pago de 29 a 58 euros en esta situación, y en Transavia es de 45 euros.

El peso también importa

Pero no es suficiente con el tamaño: el peso también es importante. Alitalia, Brussels Airlines, Eurowings, Finnar, Swiss Air, TAP y Turkish Airlines mantienen el peso máximo de ocho kilos, que baja a siete kilos en los casos de Qatar Airways y Emirates.

En las últimas décadas, mientras el negocio de las aerolíneas de bajo coste se expandía como un globo, los pasajeros vieron cómo cada vez había más restricciones de tamaño y medidas de su equipaje.
Facturar el equipaje en bodega puede salir muy caro

Muchas compañías aumentan el peso máximo a 10 o incluso 12 kg (como British Airways), pero en ocasiones incluyen el bolso de mano o el maletín del ordenador portátil en el cómputo total.

Para viajar tranquilos

Para evitar dolores de cabeza, esta organización sugiere adquirir maletas de las medidas propuestas por IATA, 55x35x20 cm; pero también verificar las políticas de la aerolínea y las condiciones del billete.

Cabe tener a mano una báscula portátil para conocer el peso, dejando un margen de 500 gramos para evitar problemas con posibles errores.

a.
Ahora en portada