Ya puedes cenar en casa como en la primera clase de British Airways

British Airways vende cajas con cuatro platos y champagnes como los de la primera clase para degustar a domicilio

British Airways ofrece la posibilidad de experimentar el lujo gastronómico de su primera clase en casa, por medio de la venta de cajas con platos precocinados con sus ingredientes.

Menu de primera. Foto British Airways

La tendencia de comer comida de avión en los hogares, restaurantes efímeros o en locales de fast food goza de gran popularidad en Asia y Oceanía, y ahora también aterriza en Europa.

British Airways ofrece la posibilidad de experimentar el lujo gastronómico de su primera clase en casa, por medio de la venta de cajas con platos precocinados con sus ingredientes.

Un vino espumoso de regalo

Cada paquete cuesta entre 80 y 100 libras esterlinas (117 a 93,5 euros) y consiste en un despliegue de cuatro platos para dos personas, donde se puede optar entre carnes, pescados y alternativas vegetarianas.

British Airways ofrece la posibilidad de experimentar el lujo gastronómico de su primera clase en casa, por medio de la venta de cajas con platos precocinados con sus ingredientes.
El menú para dos personas cuesta desde 117 a 93 euros. Foto Feast Box

Además, los primeros 500 pedidos recibirán una botella del vino espumoso Hattingley Valley English, que por sí sola ya cuesta unas 30 libras (35 euros).

Las cajas cuestan desde 117 a 93 euros, y consiste en un menú de cuatro platos para dos personas

Esta propuesta es posible gracias a la alianza entre British Airways con la compañía DO & CO, encargada del cátering de los vuelos de la aerolínea; y con Feast Box, especializada en packaging y envío de comidas a domicilio.

Otra ventaja de esta promoción es que cada cliente recibirá un descuento del 10% en la compra de un billete antes del 21 de mayo. Si se trata de realizar un viaje de largo radio, el coste de la comida queda más que amortizado.

British Airways ofrece la posibilidad de experimentar el lujo gastronómico de su primera clase en casa, por medio de la venta de cajas con platos precocinados con sus ingredientes.
Las instrucciones vienen en un menú que imita al de la primera clase. Foto British Airways

Una elaboración previa

A diferencia de muchos menús que se entregan por el sistema de delivery, el envío propuesto por British Airways requiere algunas habilidades en la cocina.

Algunos alimentos están precocinados y envasados al vacío, y hay que dejarlos casi una hora en el horno para que estén a punto.

Pero el kit también viene con especias y condimentos para sazonarlos posteriormente; o en algunos casos, como el salmón, requiere que el comensal corte el pescado en cubos o filetes.

Si alguien no es muy habilidoso con las ollas y sartenes, el paso a paso de la cocción se explica de manera sencilla con una guía que imita al elegante menú que se ofrece en la primera clase.

British Airways ofrece la posibilidad de experimentar el lujo gastronómico de su primera clase en casa, por medio de la venta de cajas con platos precocinados con sus ingredientes.
Menú de salmón, carrillera, quesos y postre. Foto Feast Box

Un ejemplo del menú

Un ejemplo de menú de cuatro platos puede ser el siguiente: de entrante el timbal de salmón ahumado de lago Fyne con aderezo de mostaza y miel; seguido con las carrilleras de res británica cocinadas a fuego lento con gratinado de papa jalapeño, brócoli de tallo tierno y chimichurri.

Los platos requieren unos toques de preparación, como el corte de la carne o condimentarlo con especias

Para descansar el paladar, luego llega una selección de quesos como el galés Caws Golden, el cheddar Snowdonia Black Bomber, el queso azul Harrogate y el de cabra Kidderton.

Y de postre, un budín de pan y mantequilla con chocolate amargo y licor de naranja con salsa de vainilla.

British Airways ofrece la posibilidad de experimentar el lujo gastronómico de su primera clase en casa, por medio de la venta de cajas con platos precocinados con sus ingredientes.
Carrilleras de cerdo. Foto Feast Box

Una pequeña ayuda ante el déficit

Quizás estos menús no sirvan para paliar el déficit de IAG, la matriz de British Airways, que superó los 6.900 millones de euros.

Pero sí permitirá volver a sentir el placer de comer en una de las clases mas exclusivas entre las aerolíneas de Europa.

Comer comida de avión en casa

La iniciativa recuerda a la propuesta de Singapore Airlines, que también ofrece los menús de su primera clase (una de las más lujosas del mundo) para comer en los hogares, aunque su precio es más elevado: 354 euros.

Más económico es el menú de Finnair, con sus famosas albóndigas que se pueden comprar en las tiendas de Helsinski.

Y también está el caso de Air Asia, cuyos menús de clase económica se ofrecen en una locales de comidas rápidas en Indonesia.

a.
Ahora en portada