Boeing prepara la despedida definitiva del B747

El último B747 de la historia será entregado a la compañía de transporte Atlas Air, y pondrá punto final a la fascinante saga de más de 50 años del Jumbo

En poco menos de un año, cuando ese gigantesco avión llegue a manos de la compañía Atlas Air, Boeing cerrará definitivamente la historia del B747, seguramente el avión más querido de la compañía norteamericana y uno de los símbolos del progreso de la industria aeronáutica.

El último B747 de la historia será recibido en octubre de 2022. Foto Atlas Air

En poco menos de un año, cuando ese gigantesco avión llegue a manos de la compañía Atlas Air, Boeing cerrará definitivamente la historia del B747, seguramente el avión más querido de la compañía norteamericana y uno de los símbolos del progreso de la industria aeronáutica.

Boeing dejó de fabricar el B747 para pasajeros en el 2016, y la Reina de los Cielos sobrevivió gracias a la demanda de las compañías de transporte aéreo.

Pero a pesar de su alta capacidad de carga las empresas de logística han sacado números y ven que el uso de un avión de cuatro motores no sale tan a cuenta como modelos más eficaces como los A350 o los B777, u otros más pequeños como los B737 o los A320 y sus derivados.

En poco menos de un año, cuando ese gigantesco avión llegue a manos de la compañía Atlas Air, Boeing cerrará definitivamente la historia del B747, seguramente el avión más querido de la compañía norteamericana y uno de los símbolos del progreso de la industria aeronáutica.
La fábrica de Everett, en EEUU, donde se fabrican los B747. Foto Boeing

Los últimos B747 que debe entregar Boeing

A Boeing le quedan siete B747-8 de carga pendiente de entregas: tres llegarán a manos de UPS este mes, y los otros cuatro restantes serán para Atlas Air. Según Simple Flying, las aeronaves serán recibidas en mayo, julio, septiembre y octubre.

Aún quedan siete B747-8 pendientes de entrega: tres serán para UPS y los otro cuatro para Atlas Air

Cuando llegue ese momento Boeing bajará la persiana de la planta de Everett, en el estado de Washington, una de las factorías más grandes del mundo diseñadas especialmente para construir a este gigante del aire.

Una historia de más de 50 años

Así pondrá punto final a una historia que nació en 1969, cuando entregó el primer B747 a PanAm, e inició un camino que llevó a fabricar más de 1.570 unidades, desde el B747-100 hasta el moderno –8.

En poco menos de un año, cuando ese gigantesco avión llegue a manos de la compañía Atlas Air, Boeing cerrará definitivamente la historia del B747, seguramente el avión más querido de la compañía norteamericana y uno de los símbolos del progreso de la industria aeronáutica.
El B747 revolucionó la manera de volar. Foto Boeing

A pesar de su glamour y el cariño de generaciones de pasajeros, los altos costes de su operatividad y la búsqueda de alternativas sostenibles en la aviación han acorralado a este avión, que además recibió el golpe de gracia con el recorte de vuelos por la pandemia.

Sólo queda un puñado de B747

Actualmente solo un docena de aerolíneas usan al B747 para el transporte de pasajeros, como Lufthansa, Air China, Air India, Asiana o Korean Air. Alguna como Mahan Air, de Irán, todavía vuela con un veterano B747-300 que tiene más de 35 años de edad.

En poco menos de un año, cuando ese gigantesco avión llegue a manos de la compañía Atlas Air, Boeing cerrará definitivamente la historia del B747, seguramente el avión más querido de la compañía norteamericana y uno de los símbolos del progreso de la industria aeronáutica.
Atlas Air es la mayor operadora mundial del B747. Foto Atlas Air

La aerolínea iraní Mahan Air aún vuela con un veterano B747 que tiene más de 35 años de edad

Sin embargo, se espera que su número decaiga en la próxima década, donde varias aerolíneas ya tienen preparados los planes de jubilación.

Cuando reciba al último B747 Atlas Air se consolidará como la mayor operadora del mundo del Jumbo, con un total de 44 unidades.

No se sabe de qué manera, pero Boeing debería rendir un homenaje final cuando ese avión salga de los hangares y se despida definitivamente de sus creadores.

a.
Ahora en portada