Los aviones supersónicos también presumen de lujo

Spike Aerospace diseña un avión supersónico sin ventanillas, donde la exclusividad de su cabina recuerda a un hotel de cinco estrellas

Spike Aerospace saca una nueva carta para seducir a los futuros clientes de los aviones supersónicos: el lujo a bordo.

El S-512 aspira a unir Nueva York con Londres en 3,5 horas

Spike Aerospace saca una nueva carta para seducir a los futuros clientes de los aviones supersónicos: el lujo a bordo.

Esta compañía pertenece al puñado de empresas aeronáuticas que trabajan contrarreloj para ser las primeras en resucitar los vuelos supersónicos.

Spike Aerospace saca una nueva carta para seducir a los futuros clientes de los aviones supersónicos: el lujo a bordo.
En vez de ventanas habrá paneles de alta definición. Foto Spice Aerospace

Se buscan aviones supersónicos y silenciosos

La clave no es quien puede desarrollar un avión de estas características, tecnología que ya existe desde los años ’60 en que surgió el Concorde y la variante rusa Tupolev-TU144; sino quién logrará desarrollar una aeronave que supere los 1.100 km/h y no produzca la irritante explosión sónica.

Este fenómeno se produce cuando el avión rompe la barrera del sonido. Justamente fueron los problemas de contaminación acústica los que llevaron a que el Concorde tenga prohibido volar sobre tierra firme, por lo que sus operaciones se limitaban a vuelos transoceánicos, como los de Nueva York a Londres.

Spike Aerospace saca una nueva carta para seducir a los futuros clientes de los aviones supersónicos: el lujo a bordo.
Vista del dormitorio principal. Foto Spike Aerospace

Una cabina donde se pueda hablar

“El Concorde era ridículamente ruidoso”, dijo el CEO de la compañía Vik Kachoria a The Telegraph.

El CEO de Spike Aerospace promete que sus aviones tendrán un nivel de ruido de 60 decibeles, tan altos como los de una conversación normal

“La mayoría de las conversaciones entre dos personas tienen entre 65 y 75 decibeles y el nivel de ruido que se encuentra dentro de la mayoría de las cabinas de los aviones es de alrededor de 85 decibeles. No es una aspiradora, pero no está muy lejos”.

El directivo de Spike Aerospace asegura que está cerca de presentar un prototipo con “tecnología ultra silenciosa”, de hasta 75 decibeles; donde además de evitar la explosión sónica también contará con una cabina más tranquila que la de los aviones comerciales.

“Nuestro avión sin ventanas será de unos 60 decibelios, tan bajo que el sonido de una conversación. No se requieren auriculares con cancelación de ruido «.

Spike Aerospace saca una nueva carta para seducir a los futuros clientes de los aviones supersónicos: el lujo a bordo.
Las cabinas se presentan como oficinas en el aire. Foto Spike Aerospace

Paneles en vez de ventanas

¿Dijo avión sin ventanas?

Sí. Según Kachoria, esta será la clave para lograr una cabina silenciosa. En vez de las aberturas la cabina estará revestida con paneles de ultra alta definición que mostrarán imágenes de paisajes así como presentaciones empresariales, como si fuera el tablero de una sala de reuniones.

Para viajes de negocios

Los aviones de Spike Aerospace, que tendrían un precio de 100 millones de dólares (84 millones de euros) están pensados para el público corporativo. Su capacidad es de 12 a 18 personas, y su cabina está decorada con un lujo comparable al de un hotel cinco estrellas.

Spike Aerospace saca una nueva carta para seducir a los futuros clientes de los aviones supersónicos: el lujo a bordo.
Los vuelos de prueba se realizarán en 2022

Entre las configuraciones y comodidades que presentan se encuentran mesas de conferencias, camas dobles, asientos similares a los de la primera clase, cocinas con revestimientos de madera y plazas dobles como la de un sofá.

La hoja de ruta

La compañía prevé realizar los primeros vuelos de prueba del avión S-512 para el 2022, en un modelo capaz de llegar a los 1.975 km/h, velocidad similar a la del Concorde.

La compañía tiene planes para desarrollar un avión supersónico más rápido todavía, que rozará los 4.000 km/h

Un avión de estas características podría viajar desde Nueva York a Londres en 3,3 horas, a Roma en cuatro y a Tokio o Dubái en 6,4 horas.

Spike Aerospace saca una nueva carta para seducir a los futuros clientes de los aviones supersónicos: el lujo a bordo.
Las cabinas están pensadas para los viajes de negocios. Foto Spike Aerospace

Pero en la carrera supersónica la otra meta es ver quien vuela más rápido. Y en los planes de Spike Aerospace está el desarrollo de otro modelo capaz de alcanzar los 3.950 km/h, con lo que un vuelo desde la gran manzana a la capital inglesa sería posible -en teoría- en 90 minutos.

Otros contendientes

Además de esta compañía, otras empresas que trabajan por lograr vuelos supersónicos silenciosos son Lochkeed Martin con el X-59 que desarrolla junto a la NASA; Boom Supersonic con su XB-1, Aerion con el AS2 e incluso Boeing, que cada tanto desempolva sus proyectos.

a.
Ahora en portada

En más de una ocasión Nicole Kidman ha confesado que el rodaje de Los otros fue uno de sus trabajos favoritos. También es una de las más exitosas películas del cine español. A las órdenes de Alejando Amenábar, la historia de Grace y sus hijos con alergia a la luz, aunque ambientada en la campiña inglesa, se rodó realmente en el Palacio de los Hornillos en Las Fraguas (Cantabria).

Un viaje por Cantabria a través del cine

‘Los otros’, ‘La vida que te espera’, ‘Altamira’, ‘Primos’, ‘Airbag’, ‘El invierno de las Anjanas’ o ‘Los cronocrímenes’ tienen algo en común: todas se rodaron en Cantabria. Esta es la ruta por sus localizaciones de cine