Andorra sigue adelante con el sueño de un aeropuerto propio

La Cámara de Comercio andorrana impulsa la construcción de un aeropuerto en medio de los Pirineos que podría recibir aviones de pasillo único como el A320neo o el B737-600

Andorra siempre soñó con un aeropuerto propio. Pero su situación geográfica, en el corazón de los Pirineos, convertían a esta idea en una utopía.

Pero quizás deje de ser una quimera para convertirse en realidad.

La Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Andorra, que hace años impulsa el proyecto para mejorar las comunicaciones del pequeño estado, anunció que concluyeron los estudios de viabilidad técnica de un hipotético aeropuerto.

Este es uno de los tantos pasos antes de llegar a la meta final. A continuación hay que realizar estudios de homologabilidad, marcados por las directrices de entidades como la Organización de Aviación Civil Internacional, los de impacto ambiental y los de viabilidad financiera.

Cómo sería el aeropuerto andorrano

El proyecto contempla construir una pista con edificios para servicios y hangares en la zona de Grau Roig, a unos 25 kilómetros de la capital Andorra la Vieja, y en un valle cercano a las pistas de esquí de Soldeu – El Tarter y al núcleo de Pas de la Casa.

El proyecto contempla construir un aeropuerto a casi 2.000 metros de altura, que pueda recibir aviones de pasillo único como el B737-600 NG o el A320neo

La pista tendría 1.800 metros de largo por 45 de ancho, y podría recibir aviones de pasillo único como el B737-600 NG, el A320neo o el más pequeño A220neo.

Presentación del aeropuerto de Andorra. Foto Cámara de Comercio de Andorra

Conectados con Europa

Estas son aeronaves de 130 a 180 pasajeros, reconocidas por su bajo rendimiento de combustible y su menor índice de emisiones.

Estos aviones tienen una autonomía de hasta 5.500 kilómetros. O sea, que desde Andorra pueden llegar a cualquier país europeo y de África del Norte e incluso hasta Abu Dabi.

Según los cálculos de la Cámara, a unos seis vuelos diarios cada año podrían llegar 366.000 pasajeros a Andorra.

La pista tendría 1800 mts de largo. Foto Cámara de Comercio de Andorra

Inspirados en Saint-Moritz

Los estudios técnicos fueron realizados por las compañías CGX y Navblue (del grupo Airbus), con una larga experiencia en la construcción de aeropuertos en entornos montañosos.

Precisamente, los análisis se basaron en el aeropuerto suizo de Saint-Moritz. En el caso del emplazamiento andorrano, se ubicaría a 1.987 metros de altura.

La elección del lugar, indica un informe de la Cámara de Comercio, se debe a que es un valle protegido de clima pirenaico, con buenas comunicaciones de carretera, y que dará un impulso económico a la zona de Pas de la Casa.

Si los estudios ambientales y de viabilidad se realizan pronto, el aeropuerto podría estar finalizado en el 2026

El costo del proyecto es de 345 millones, de los un 40% corresponden a minimizar los impactos ambientales.

Si los estudios de viabilidad culminan pronto, el aeropuerto podría estar construido entre 2025 y 2026, apuntaron en la presentación del estudio.

El aeropuerto podría recibir aviones como el A320neo. Foto Cámara de Comercio de Andorra

El relativo aislamiento de Andorra

Actualmente, los andorranos que quieren viajar en avión tienen que realizar 200 km hasta el aeropuerto de Barcelona, otros tantos si quieren llegar al de Girona-Costa Brava, o 186 km hasta el de Reus.

Un poco más cerca, a 161 km, está el de Lleida-Alguaire; que se construyó con la idea de recibir vuelos de turistas ansiosos por esquiar. Pero su volumen de operaciones no ha sido el esperado, y se reconvirtió en escuela de vuelo y punto de mantenimiento de aviones.

a.
Ahora en portada