Una aerolínea ofrece menús a 450€ en aviones que nunca despegan. Y son un éxito

All Nippon Airways propone vivir la experiencia gastronómica de su primera clase en un B777 aparcado en el aeropuerto de Tokio

A pesar de que los menús más caros costaban 453 euros, las plazas se agotaron tan rápidamente que ANA programó 22 nuevas citas gastronómicas para este mes.

La aerolínea All Nippon Airways presentó su “restaurante con alas”: se trata de subir a un Boeing 777 aparcado en el aeropuerto internacional de Haneda, en Tokio, donde 60 personas al mediodía (y otras tantas por la noche) disfrutan de una comida de lujo, la misma que se sirven en los vuelos internacionales.

Todo el mundo está sentado en los grandes asientos de sus clases más exclusivas y disfruta de una comida de tres horas, pero el avión no se mueve ni un milímetro de su lugar.

Un éxito de ventas

A pesar de que los menús más caros costaban 453 euros, las plazas se agotaron tan rápidamente que ANA programó 22 nuevas citas gastronómicas para este mes.

A pesar de que los menús más caros costaban 453 euros, las plazas se agotaron tan rápidamente que ANA programó 22 nuevas citas gastronómicas para este mes.
Dos de los chefs que prepararon los menús de primera clase. Foto All Nippon Airways

A pesar de que los menús más caros costaban 453 euros, las plazas se agotaron rápidamente

Los pasajeros podían optar por ese menú de primera clase, servido en la categoría más exclusiva, u otro a 230 euros, que se ofrecía en la clase business del B777.

Cómo era el menú

Por adelantado, los pasajeros/comensales podían elegir tres opciones: comida tradicional japonesa, carne al estilo occidental o pescado con ese tipo de cocina.

Más concretamente, entre los platos principales se desplegaban el pez espada a la brasa con salsa saikyō miso, la ternera cocinada a fuego lento con tofu; la ternera de raza wagyu con mostaza de vino de Kobe; y el salteado de mariscos y lubina, servidos con sake japonés.

Para beber se ofrecían vinos tradicionales de Japón o champán Krug.

Detalles adicionales

A diferencia de la experiencia gastronómica de Singapore Airlines, que las presentó en sus A380, los participantes de la propuesta de ANA no pudieron quedarse en los cómodos asientos disfrutando del programa de entretenimiento a bordo.

Pero sí cada comensal se llevó un kit de recuerdos de la comida y la aerolínea, y pudieron disfrutar de las comodidades de la sala VIP del aeropuerto de Haneda.

A pesar de que los menús más caros costaban 453 euros, las plazas se agotaron tan rápidamente que ANA programó 22 nuevas citas gastronómicas para este mes.
ANA ofrecerá 22 nuevos turnos para comer en su ‘restaurante con alas’. Foto All Nippon Airways

Ideas para aliviar la crisis

Esta idea del restaurante con alas fue propuesta por los empleados de la aerolínea, precisó la compañía japonesa, y se suma a otras iniciativas que puso en marcha, como los vuelos a ninguna parte, o la venta de cajas con comidas de la clase económica para disfrutar en las casas.

Desde que se lanzó esta última iniciativa se vendieron 264.000 unidades, y cada caja contenía sukiyaki de res o bistec con salsa demi-glace servido con arroz con mantequilla y huevos revueltos cremosos.

Otras iniciativas gastronómicas similares

También Singapore Airlines vende kits de comida de primera clase, con cuatro platos y champagnes de marca Krug con un bolso de amenities, a 354 euros.

Más modesta es la propuesta de British Airways, también con un menú de primera clase con la misma cantidad de platos y un vino espumoso a precios desde los 117 a 93 euros.

a.
Ahora en portada