Air Sinai: la aerolínea fantasma de Oriente Medio deja de existir

Los aviones de Air Sinai volaban de incógnito entre Tel Aviv y El Cairo. Pero con la reanudación de los vuelos regulares entre Israel y Egipto ya no son necesarios

La distensión política entre Egipto e Israel ha llevado, por suerte, a la desaparición de una de las compañías de aviación más extrañas que se hayan visto en las últimas décadas: Air Sinai, llamada con toda justicia ‘la aerolínea fantasma’.

Air Sinai operaba con aviones sin ninguna identificacion. Foto Anna Zvereva | Flickr

La distensión política entre Egipto e Israel ha llevado, por suerte, a la desaparición de una de las compañías de aviación más extrañas que se hayan visto en las últimas décadas: Air Sinai, llamada con toda justicia ‘la aerolínea fantasma’.

Esta compañía operaba con un par de A220 totalmente blancos. No había ningún logotipo ni una banda de colores que permitiera identificarla. La discreción era tan extrema que no tenía web, sus vuelos no se anunciaban por los paneles y los billetes solo se podía comprar por agencias y pagando en efectivo.

Adiós a la Air Sinai, la aerolínea fantasma

Tras 39 años uniendo a Israel con Egipto en las sombras, Air Sinai deja de volar. La razón obedece a que los gobiernos dieron luz verde a la llegada de vuelos comerciales entre ambos países. Y sin necesidad de estar jugando al escondite.

La distensión política entre Egipto e Israel ha llevado, por suerte, a la desaparición de una de las compañías de aviación más extrañas que se hayan visto en las últimas décadas: Air Sinai, llamada con toda justicia ‘la aerolínea fantasma’.
Air Sinai tambien operó con Embraer E170. Foto Wikipedia

Tras casi cuatro décadas el domingo aterrizó el primer vuelo comercial de Egypt Air, que realizará cuatro conexiones semanales entre Tel Aviv y El Cairo

El primer vuelo de la aerolínea Egypt Air aterrizó este domingo en el aeropuerto de Tel Aviv. La compañía estatal realizará cuatro conexiones semanales entre esa ciudad y el Cairo, con billetes que cuestan entre 250 y 270 euros.

Mejor clima político entre Egipto e Israel

Los aviones de Egypt Air son los mismos que usan en sus rutas a otros destinos, sin tener que tapar sus logotipos y colores corporativos.

La distensión política entre Egipto e Israel ha llevado, por suerte, a la desaparición de una de las compañías de aviación más extrañas que se hayan visto en las últimas décadas: Air Sinai, llamada con toda justicia ‘la aerolínea fantasma’.
En un principio los aviones de Air Sinai, como este B737, estaban plenamente identificados.

La llegada de vuelos regulares en décadas se produjo dos semanas después que el primer ministro israelí Naftali Bennett realizara una visita a Egipto para encontrarse con el presidente Abdelfatá al Sisi; el primer encuentro oficial en una década entre los mandatarios de ambos países.

Por qué nació Air Sinai

Air Sinai había nacido en 1982 tras los acuerdos de paz entre Israel y Egipto, y retomaba la ruta Tel Aviv-El Cairo que antes realizaba la aerolínea Nefertiti Airlines.

Pero para evitar problemas con sus vecinos árabes Egipto disimuló su existencia bajo un pesado escudo de discreción.

Los aviones de Air Sinai no tenían identificación, sus vuelos no se anunciaban y no había web para comprar los billetes

Los aviones eran propiedad de Egypt Air, pero técnicamente los alquilaba junto con los tripulantes a esta aerolínea fantasma.

La distensión política entre Egipto e Israel ha llevado, por suerte, a la desaparición de una de las compañías de aviación más extrañas que se hayan visto en las últimas décadas: Air Sinai, llamada con toda justicia ‘la aerolínea fantasma’.
El aeropuerto Ben Gurión da la bienvenida a Egypt Air

No había página web para informar de sus vuelos ni comprar billetes. Un puñado de agencias lo gestionaban y para no dejar rastros solo se podía adquirir pagando con libras egipcias.

Una carrera de obstáculos para poder volar en Air Sinai

En el aeropuerto no había ningún mostrador. Había que dirigirse a los de Egypt Air a cualquier otro destino y allí el pasajero enseñaba, con mucho sigilo, la compra del billete.

 [Para leer más: Seis perlas de Israel que escapan al radar turístico]

Para colmo ningún panel anunciaba las partidas con precisión. Solo indicaba su código de IATA, el 4D, y se pedía a los pasajeros que esperaran en una puerta concreta donde un autobús los llevaba al avión aparcado en un sector alejado del aeropuerto.

Esta compañía operó con aviones B737, luego con Embraer E170 y desde el 2019 con dos A220 que había comprado Egypt Air.

Pero con la llegada de los vuelos regulares, ya no harán falta tantas precauciones y misterios. Air Sinai muere bajo el manto de la discreción, como había sido su existencia por casi cuatro décadas.

a.
Ahora en portada